10 RECOMENDACIONES DIARIAS DEL UNDER MUNDIAL PARA EL OÍDO EXIGENTE #466

Estas son 10 razones musicales, en forma de recomendaciones diarias, desde el planeta a tus oídos.

Turquoise, Pink films

Iniciamos este sábado con Pink films en Turquoise, que se ubica como una canción hecha para ser gozada en el panorama perfecto de libertad y ganas por ampliar cualquier peligro cerca de nuestro cuerpo. La velocidad de esta canción para que sintamos cada instante como el último de todos, es una bomba que necesitamos para gozar hasta el límite. Su viaje lo-fi le da un toque de futurismo e intimidad muy grave, lo cual nos anima a perdernos con mucha paz acerca de todo. 

Not Me, David Green y Outdream

Not Me llega como una combinación norteamericana muy activa y con la energía a un nivel alto de liberación. David Green y Outdream nos deja conocer un viaje intenso y bien elaborado, que nos anima a gozar con todo el placer posible que tengas dentro tuyo. Lo que hay aquí es un paseo interesante para sentir el pop como una alternativa para perdernos en la profundidad de las miradas y no temer nada de lo que encontremos en el camino. Este viaje nos encanta, es lo que necesitábamos. 

Sweet Talk, Jeremy Keianté

Sweet Talk llega con Jeremy Keianté, en una composición libre de cualquier miedo, la cual logra conseguir una propuesta completa y hecha a la medida de todo ello que nos puede hacer felices en pocos segundos. La oferta sonora de esta composición tiene el nivel apropiado para nos sintamos en medio de un viaje sonoro muy fresco y decidido a romperlo todo con facilidad y la delicadeza de un pop punk que crece con timidez por sobre nuestro cuerpo, que siempre pide más las ganas intensas por gozar cada segundo de reproducción de esta propuesta. 

Jupiter, Stephen Roddy

Jupiter llega con Stephen Roddy en su composición, logrando un trabajo intenso y hecho a la medida de lo que los rockeros piden para destruir todo lo que los rodee. La intensidad de esta banda tiene el nivel para desatar cualquier torbellino emocional que guardes, sin dejar ningún cabo suelto y logrando un sonido bien elaborado, que suena a infierno puro para tu cuerpo, que renace mil veces con la obra de este artista irlandés.

Monster, LOWMEN

Monster es una de esas canciones que nos reservan un puesto de copiloto por el viaje de nuestra vida. La velocidad de LOWMEN dentro de esta canción es adorable, porque parece una caricia cercana en medio del estrés más intenso que puedes sentir en cualquier día. Lo que encontramos con esta banda británica es un paseo muy desarrollado para cualquier persona que necesite nostalgia pura en su mente, bajo un toque de indie en sus venas, logrando un paseo sonoro intenso y bien elaborado, que te toca por dentro y te hace volar de grandes sensaciones mientras pides más y más. 

Wealth Gap, Average Life Complaints

Wealth Gap propone uno de esos sonidos que parecen salidos de nuestra cárcel mental, porque tiene la tranquilidad para crear una atmósfera que luego explotará de locura y nos dejará ver el valor intenso de esta composición con todo el placer que necesitamos para gozar cada instante como el final. Average Life Complaints nos trae una composición intensa y acumulada, con el placer intenso por lograr todo lo que consigamos. Nos gusta porque es un trabajo perfecto para ir de cero a cien, sin que nada nos pare o asuste. Es locura en forma de post-punk. 

The Last Song, Anna Arco

The Last Song nos trae a Anna Arco, en una composición libre de cualquier mal trip. Lo que la artista sueca nos trae es un sueño hecho canción, pero de aquello que nos enseñan las certezas de nuestras dudas. Lo que encontramos aquí es un paseo perfecto para gozar cada momento como el definitivo de cualquier problema. Nos encanta porque es un paseo perfecto para gozar cada instante como el definitivo de nuestra existencia y pintarlo con mucha furia dentro de esta composición, que nos hace volar de placer a cada momento. 

Lights Out, Christof van der Ven, Jolé y Wyldest

Lights Out es lo último de esta colaboración europea entre Christof van der Ven, Jolé y Wyldest. Lo que encontramos aquí es una obra para entender el poder del folk si es transformado con detalles electrónicos, que tienen el toque perfecto para pasar de cero a cien en pocos momentos, sosteniendo la calma y su buena vibra a cada instante, sin que nada logre detenernos al momento de sentir cada partícula sonora de esta canción. Es una obra directa y muy acumulada de pasión, así que gózala como un paseo intenso y hecho a la medida de lo posible por romper todo miedo con la vulnerabilidad de esta canción. 

Wonderful, Good Days

Wonderful no puede ser más claro con sus intenciones. El poder musical que nos ofrece esta canción es todo lo que necesitamos para viajar en medio de la simpleza y el poder acumulado de pasión, como un paseo emotivo de furia y satisfacción, que no se detiene en ningún momento en ver atrás y sentir que todo lo que hemos labrado es perfecto para haber llegado a la felicidad del ahora, así que sientete libre con esta canción no perder nunca la sonrisa de tu rostro. 

We Were Never Friends, Mia Morris

We Were Never Friends es lo último de Mia Morris, quien nos deja rock puro para dejar muy en claro que las confusiones no existieron nunca. Lo que la artista estadounidense nos deja es un golpe seco hacia nuestro rostro, sin guardarse nada de lo que tiene en su composición, logrando un trabajo perfecto para todos quienes desean destruirlo todo sin temor a perder el toque. Esta canción es el placer perfecto para romper las mentiras y basarse en una verdad que manejamos con la perfección absoluta en nuestras decisiones. Es energía enlatada en el rock de Morris, nada mejor que esto para mostrar toda nuestra furia.