10 RECOMENDACIONES DIARIAS DEL UNDER MUNDIAL PARA EL OÍDO EXIGENTE #432

Estas son 10 razones musicales, en forma de recomendaciones diarias, desde el planeta a tus oídos.

The Wanderer, The Trews

La penúltima lista del día se abre paso con el rock perfecto de una banda que reconoce muy bien el trabajo de los riffs para jugar con nuestro cerebro y convertirlo en un mensaje intenso de furia ante nuestro cuerpo. La pasión y paciencia para llevarte a una atmósfera intensa y calurosa de esta banda canadiense es inmensa. The Trews nos hace volar en medio de todo, sin temor hacia nada, con el papel intenso de furia que necesitamos para gozar y no parar nunca. Es puro rock para moshear como si no hubiese un mañana, así que piérdete de furia en The Wanderer. 

Bugs, The Vindys

Bugs es una propuesta sensual y muy bien ubicada en lo que necesita. The Vindys nos propone un viaje muy pasional, hecho para perderte en la intimidad perfecta de la noche, con una voz que nos lleva de cero a cien con la sensación indietronica, que mezcla el poder de los elementos electrónicos hacia un nivel de intensidad muy pesado, que se describe en la fortaleza rock de esta canción estadounidense, que suena a futuro y pasión que no comprendemos porque es un caos total, pero nos encanta sentirlo porque demuestra la absoluta naturaleza que tiene en su profundidad. Es la noche en cualquier ciudad que te absorbe, así que disfruta esta joya sonora. 

Nights Like These, Alexander Hanscom

Alexander Hanscom nos entrega una canción para perdernos entre los pequeños detalles de la noche, con una intención muy fuerte por quedarnos a oscuras y sentir que el mundo cae a nuestro favor, con pasión perfecta por gozar sin ninguna pausa que somos libres para desnudar nuestra pasión ante las noches. Esta canción es pura sinceridad de cuerpos que se quieren encontrar, dándole un sentido muy grande a Night Like These, desde su título hasta el final. 

Hole In My Heart, Martha Wainwright

Hole In My Heart nos da la sensación perfecta del inicio de algo nuevo, después de haber recibido un golpe emocional muy fuerte. Martha Wainwright llega desde Canadá para dejarnos esta oportunidad sonora para empezar de nuevo y recibir toda la energía de nuevos lugares y momentos que nos harán volar de pasión ante todo. La propuesta sube su color visualmente, a tal nivel que nos emocionamos con Martha en compañía, porque la empatía que sentimos es agradable, casi que perfecta para salir del hueco emocional en el que estábamos y volver a la cima en instantes. 

Vacation, EZ Boys

Vacation es lo que es: una oportunidad muy fresca para gozar frente al mar. EZ Boys llegan con esta canción, que tiene un toque elegante de paz y separación de nuestro problemas, con un drop muy interesante, en el que se mezclan varias voces y la potencia popera de esta banda, que nos anima a saltar con demasiada sinceridad a través de todo, así que si tu intención es saltar sin temor alguno, esta propuesta te llena de pausas y ganas por volar en medio de la diversión. Si quieres gozar, goza ya con EZ Boys. 

Best You Ever Had, Craig John Davidson

Best You Ever Had es una canción muy bien trabajada, si hablamos de drama en su composición. Craig John Davidson nos abre las puertas de una canción muy bien ubicada en el silencio de nuestras dudas propias, creando un panorama sonoro muy cercano a nuestros pensamientos, con la voz del cantante como un analgésico directo a la vena. Esta canción nos encanta porque nos deja ver su sensibilidad en todos los planos posibles, sin abandonar el espacio clásico de su trabajo sonoro, algo que veremos con más presencia en otras canciones. 

Duke of the Bello, The Trouble Notes

Saltar, perder el control y sentirse libres entre la mezcla de lo clásico y la elegancia del blues, son las características para gozar lo nuevo de The Trouble Notes, que le hace honor a su nombre y nos mete en un caos de sonidos muy intenso, donde la atmósfera musical tiene el toque adecuado para que podamos gozar sin ningún temor y nos asomamos entre la disputa de las cuerdas y la pasión de la batería, que se encuentra en absoluta calma a través de todo, como un abrazo perfecto entre tranquilidad y ganas de gritarle al mundo que somos libres como nunca. Duke of the Bello es todo eso que necesitamos para estar en consonancia con la desesperación del mundo y saltar de emoción con esta banda estadounidense, que no necesita voces para decirte tanto en cuatro minutos. 

Something’s Got Me Weird, Room Thirteen 

Something’s Got Me Weird es una de esas canciones que te ofrecen toda una narrativa, en la que puedes sentirte protagonista de la historia que descubres. Room Thirteen nos ofrece un resultado fascinante para intentar comprendernos, con un halo de misterio en su música, como si fuera un acertijo viviente, que nos hace pensar sobre todo lo que pasa dentro de nuestra mente. Los detalles sintéticos en distorsión y la calma para ejecutarlos es ideal para crear dudas, como una canción que te lleva a la introspección automática y no te saca de ella, así que piérdete con ganas en estas dudas, que vale la pena. 

Tobias, STEALTH CAT

Tobias es lo último de STEALTH CAT, de quien sabemos su gusto por el math rock y una tonalidad que quiere avanzar entre el caos de instrumentos pero el talento para crear ambiente lujosos, hechos a la medida entre clase y destrucción, que luego veremos en la nota del rock progresivo que nos regala en su música, la cual conecta muy bien en el formato de banda, porque abre un espacio de caos muy empático, en el que podemos sentir que somos parte sin temor alguno. Si quieres una canción para gozar de día a noche, sin caer en desesperación, esta propuesta puede ser parte de tu soundtrack. 

Million lives, Megan and Shane

Million Lives nos ofrece la existencia de Megan and Shane, un dúo estadounidense que llega a esta canción como si estuviésemos escuchando un viaje emocional muy intenso, hecho con la capacidad correcta para destrozarlo todo y no perder la medida de lo que podamos encontrar. Nos gusta que el mandolín y la armónica se junten de una manera especial, como si cada instrumento representara a cada uno, despojando la calma a todo nivel, sin pausa alguna, como una conversación que busca siempre el máximo nivel de expresión, pero hecho música.