10 RECOMENDACIONES DIARIAS DEL UNDER MUNDIAL PARA EL OÍDO EXIGENTE #397

Estas son 10 razones musicales, en forma de recomendaciones diarias, desde el planeta a tus oídos.

Sun Come Up, Sonny Dayes

Sun Come Up llega para abrir esta lista, lo hace con una de esas voces que nos encierran en nuestros pensamientos y nos hacen sonreír automáticamente. Sonny Dayes es quien se ocupa de componer esta canción, que parece sonar a un canto angelical en medio de la nada o en una piscina donde estamos flotando de paz, viendo al cielo en búsqueda de respuestas. Es una propuesta emocional, que te anima a pensar más allá de lo debido y eso, definitivamente, encanta y se siente. 

Hope, Gianni Rauti

Hope tiene esa sensibilidad colgada en las cuerdas de su guitarra, la cual lleva al oyente a un viaje muy cercano al músico Gianni Rauti, un italiano que te mueve en medio de lo neoclásico y la potencia absoluta de una propuesta muy teatral, porque se basa en lo sencillo para entrar y desarrollarse, como una canción que no necesita de voces para hablarte directo al corazón, convencerte de llevarte a su mundo y sentirte en paz por siempre. 

Do It With Love, Starry Skies

Starry Skies llega con Do With Love, desde Gran Bretaña, en una propuesta de rock que no se guarda nada para enfrentar la serie de fases sonoras que debemos encontrar en este viaje sonoro, el cual se apega a una composición delicada y llena de la pasión correcta para perderte en medio de todo. La potencia sonora de esta canción se mueve con absoluta libertad, como si fuera un deseo apropiado de pasión y deseo por enamorarse, sentir aquello y perder la noción de la realidad por la impresión potente de esta canción hasta el límite. 

Danse avec moi, Dorian Ruiz

Dorian Ruiz trae, desde Francia, un motivo para perderse entre sintetizadores y baterías programadas, hechas para mezclar nuestra pasión corporal con la inmensa emoción del pop, las cuales se convierte en características fulminantes en Danse avec moi, una canción que sólo puede animarte a bailar y gozar con mucha adrenalina este viaje musical, que Dorian llena con pura sensualidad hasta el límite, así que si deseas perderte entre saltos y sudor, esta obra es oro para tus músculos. 

Time is Everything We Have and Don’t, Hereafter

Hereafter llega a esta parte final de la lista con varias canciones, la primera que conocemos en Time is Everything We Have and Don’t,  una canción que nos deja ver la esencia rockera de esta banda, que no viene a guardarse nada, sino dejar en claro que su potencia musical crece sin ninguna atadura, llevando al oyente a un campo de experimentación fuerte y hecho a la medida de la destrucción que necesitas a cada momento que te pierdes en el screamo de esta canción. Pero atentos, viene más música de esta banda. 

Ours, Louise Aubrie

Ours llega desde Gran Bretaña con Louise Aubrie, quien nos lleva a una composición delicada pero hecha a la corrección de una obra misteriosa, que tiene la velocidad perfecta para no dejarte dudar en ningún instante de lo que crees en esta composición. Si necesitas una canción rápida y sin temor, esta propuesta crece con la adrenalina correcta para que te pierdas en medio del desorden emocional que puedas acarrear en tu vida. 

Seeing Through the Fog, Hereafter

Seeing Through the Fog es otra cara de Hereafter, que nos deja anotar una sensación de ensoñación muy clara, con una sensibilidad más clara y astuta, la cual llega a nuestros oídos como una medida perfecta para sentir la intimidad adecuada entre los elementos electrónicos en la base sonora de esta propuesta, que tiene el nivel perfecto para que te pierdas sin ninguna pausa de por medio, así que gózala y no pierdas el nivel nunca, porque parece ser la compañía que necesitas en los momentos más complejos. 

Nothing Stays the Same, Hereafter

Nothing Stays the Same parece ser una combinación perfecta de lo que puede dejar en claro Hereafter en las dos canciones pasadas en esta lista. La mezcla entre rock y dream pop hacen de esta obra una confusión extraña, que te anima a descubrirla con la emoción al máximo, llegando a una conclusión mega rockera, que te derrumba todo y te hace sentir que eres libre ante el poder precipitado de furia y pasión que Hereafter puede generar con su obra hard rock. 

The Runaround, Hereafter

The Runaround ya no experimenta tanto, sino que va directo a lo que mejor sabe hacer esta banda, lo que sería apunta por el hard rock como la medida perfecta para derrumbar cualquier temor alrededor. La potencia musical de esta banda se ve en la claridad por romper tus expectativas y crear siempre algo más alto y potente, con la fuerza significativa para emocionarte hasta que no tengas energía, debido a la impresionante explosión de adrenalina que puede tener una obra de Hereafter. 

In the End, We’ll All Become Stories, Hereafter

Terminamos con una canción que desea despedirse sin lamentos, como en paz con el mundo, hecha para perderse en medio de todo aquello que hemos sentido y ahora dejamos ir. In the End, We’ll All Become Stories es una obra que se asocia a la nostalgia del futuro y a todo eso por lo cual luchamos pero no es tan trascendente porque no lo podremos vivir. La idea de llegar al final y convertirnos en historias es tan triste como inspiradora, que aunque no haya voz en las obras de Hereafter, se siente como un mensaje se mete en nuestra cabeza y nos hace sentir seguros de aquello siente esta canción hasta el límite.