10 RECOMENDACIONES DIARIAS DEL UNDER MUNDIAL PARA EL OÍDO EXIGENTE #371

Estas son 10 razones musicales, en forma de recomendaciones diarias, desde el planeta a tus oídos.

Potestaquisitor, Archie Blue

Este inicio melancólico de Archie Blue en Potestaquisitor nos hace pensar que estamos dentro de un sueño, el cual toma un papel muy intenso alrededor de su ejecución, que se hace libre de cualquier peligro y nos hace pensar en la gloria absoluta de lo psicodélico, que en esta canción podemos sentir como un deseo viviente, que toma todas nuestras dudas interiores y las convierte en oro musical, como si el dream pop se fuera deshaciendo en furia lo-fi, lo que hace a esta canción una joya sonora hasta el final. Es una canción de 10.

Hey (Listen To Me), Veritah

Hey (Listen To Me) nos trae a Canadá desde Veritah, con una canción que te hace saltar ni bien la escuchas. La potencia de esta propuesta tiene el nivel perfecto para gozar cada instante, sin que nada nos quite la velocidad y su intención a la hora de escuchar esta obra de arte, que tiene el nivel perfecto para ser gozado sin pausas. Si ustedes querían una canción intensa y hecha para destrozar todo a su alrededor, con sólo su cuerpo, esta canción es oro rockero para hacerlo. 

I Live in California, Scoobert Doobert

I Live in California nos regala la presencia de Scoobert Doobert, quien llega desde Estados Unidos con una canción para perderse en la profundidad de una canción acelerada y bien ejecutada, con el trabajo intenso y ensimismado de placer, que sabe muy bien cómo llegar al límite de su ejecución, el cual se desvive en la intimidad de Scoobert, que te hace volar entre la cercanía y la soledad de un artista que te lleva a su espacio personal para que sientas toda la calma de esta propuesta surf rock hasta el límite de tus emociones. 

Bitter Kiss, Lost on the Metro

Bitter Kiss tiene un inicio que ya nos muestra la inmensidad emocional con que estará proponiendo su poder sensacional a través de toda la canción. Lost on the Metro es una de esas canciones que te revuelven la cabeza y te animan a desatar todo lo que tienes encerrado dentro de tu cuerpo y necesitas despojarlo para que sientas que eres libre. La propuesta estadounidense toma hechos complejos, desde el hecho de la vida y su decisión de quitársela hasta la necesidad por cuidarnos más de lo debido en esta soledad declarada que a veces podemos sentir en el vacío emocional que podamos encontrarnos. Es una gran canción para momentos complicados. 

Don’t Give Up The Ghost, Everdeen

Everdeen es una artista que compuso esta canción para momentos en que podemos escapar de todo y no temer nada de lo que encontremos en nuestro camino. Don’t Give Up The Ghost tiene el nivel correcto para que sintamos esta canción como una medida correcta para sentir que nuestro mundo se nos cae y debemos escapar de todo para conocer nuevos instantes que nos hagan sentir con absoluta furia. La necesidad de perderse en esta canción es todo lo que necesitamos para ser libres a cada instante. 

The Phone, T

T nos trae a The Phone desde Alemania. La intensidad de este proyecto se ve en la inmensidad emocional de los riffs de guitarra, que los destruyen todo para que podamos sentir la mezcla entre elementos telefónicos hasta la intensidad máxima de lo que nos ofrece esta canción. La potencia musical de esta banda tiene el toque correcto para que podamos sentir sin pausas a cada nivel, creando una composición hecha y derecha, sin que algo pueda pararnos. Es una canción inmensa y hecha para soñar sin temores a nada. Es pura ciencia para gozar y no parar. 

Demonia, Marc Seroda ft. Mina Montiel

Si ustedes querían trap para sus noches donde necesitan más seguridad y placer en su propio cuerpo, Demonia es una canción que te alza la autoestima en segundos. Marc Seroda y Mina Montiel se juntan en esta canción, que evoca la seguridad perfecta para seguir con nuestra vida y no repetir pasados que ya no funcionan. La potencia de esta canción tiene el nivel apropiado para que podamos sentir cada instante como una medida correcta para perdernos con absoluta furia ante el mundo, llevando cada molécula sonora hasta el final. Nos encanta porque es pasión en pocos segundos y nos levanta cabeza para seguir buscando nuevos universos y no quedarse atrapado en historias que ya no funcionan, pero nos han convertido en quienes somos ahora. 

Let’s do Happy, Victoria & Co

Let’s do Happy nos anima a sentir con absoluta libertad un día de verano, porque eso es a lo que suena esta canción, que nos alegra cualquier instante. La cantidad de buena vibra de esta canción tiene el nivel correcto para que nos podamos mover con esta canción con absoluta libertad, sin que nada nos pare y con la compañía de sentirnos en comunión con más gente que quiere gozar al máximo. Victoria & Co nos abre este mundo animado de inicio a fin, hasta que sudemos sin pausas. 

Wake me up for the party – Artificial Intelligence, InteliDey

InteliDey nos trae una composición que nos anima a bailar sin ninguna pausa, con el trabajo intenso e inquieto por mostrarnos una vuelta EDM a cada momento con el que nos encontramos en esta canción. La potencia musical de esta propuesta se lleva el nivel apropiado de fuerza y velocidad emocional que necesita la fiesta para convencernos de sentirla como nuestra. Esta canción te lleva a un universo directo y hecho para que goces sin pausas y no sientas miedo de nada de lo que sientes, hasta que te prepares con la furia exacta de todo lo que encuentras. 

Buffalo Girls, The Wavos

Buffalo Girls es lo último de The Wavos y también de esta lista, que se pinta con la emoción de esta banda estadounidense, que tiene el trabajo exacto para que la sientas como una composición animada y bien trabajada con la intención correcta entre pop rock y la velocidad absoluta de todo aquello que puede hacerte sentir bien en medio de un día de verano en el que sólo quieres bailar sin que nada te pare. La potencia de esta canción se nota en su inmensidad para que goces y nada te pare. Es ciencia hecha canción, de aquella que intenta entender tus emociones a la hora de bailar y saltar con una canción tan elegante como esta.