10 RECOMENDACIONES DIARIAS DEL UNDER MUNDIAL PARA EL OÍDO EXIGENTE #339

Estas son 10 razones musicales, en forma de recomendaciones diarias, desde el planeta a tus oídos.

When Your Woman Leaves, Tom Donald

Tom Donald llega a nuestra memoria como un cantante con una de esas voces que te ubican en la nostalgia de aquello que ya fue y no puede ser como antes. Es una propuesta que se aferra al hecho de la memoria y nos anima a soñar cada vez más fuerte, sin que nada nos detenga por sentirla como una experiencia nuestra todo lo que Tom canta en When Your Woman Leaves. Si querías una propuesta para volar entre recuerdos que no vuelven, esta es tu oportunidad. 

Don’t Turn Off The Lights, Joses, Kathy Brown y TAZ

Esta conexión en inglés entre continentes hace de Don’t Turn Off The Lights una obra de arte, de aquellas que se mueven en el paraíso del funk y el house, que tiene el nivel para llevarnos a las fiestas del pasado, donde sólo importaba gozar que nuestro cuerpo se deshaga de pasión ante lo que encuentra. Es una composición llena de placer para mover los músculos de tu cuerpo, con la clase inmensa de placer por donde la sientas. Si querías un himno para tu noche de fiesta, esta triple colaboración es la respuesta. 

Firefly, Ethan Gold

Ethan Gold llega con Firefly, una propuesta que nace entre el género emo y viaja con absoluta melancolía en toda la ejecución sonora que nos entrega. La canción se convierte en un resultado interesante de deseo y ganas por comprender qué es lo que nos sucede. Nos anima a volar con muchísima elegancia en medio de lo que nos hace sentir más vivos y no para hasta que nos sintamos parte de la atmósfera sonora de este cantante, que te hace soñar en blanco y negro a cada instante que lo sientes más y más parte tuya. 

Kintsugi, Sug Daniels

Dios mío, qué hermosa canción hemos encontrado. Es como un recuerdo vívido de tus vacaciones frente al mar, sin que nada te desate de la abominación perfecta de la voz de Sug, quien tiene una de esas oportunidades sonoras que te hacen reír mientras lloras. Kintsugi es una oferta para entrar en la oferta apropiada en un día de verano, es pura calma para cualquier cuerpo que desea paz después de un día de estrés que ya no nos sirve más. El ukulele es la herramienta más bella y útil de esta canción junto a la voz de Daniels. 

Happy Ever After, Born on a Sunday

Necesitábamos garaje rock y Born on a Sunday nos hizo el caso necesario. Happy Ever After tiene el nivel para corromperlo todo y que nada nos falte para derrumbar lo que encontramos. Es una composición hecha para destrozarlo todo después de un momento que nos exigía sentir con absoluto placer. Esta propuesta tiene el nivel para destapar cualquier desenfreno que tengas encerrado en tu interior. Nos gusta porque es intensidad humana que siempre busca levantarse ante la duda y darle con todo a lo que reproduce. 

En Bas, Bouss y Svbzee

Desde Francia siempre nos han llegado composiciones que se mezclan entre la energía del beat y la elegancia de la lírica. Ese es el caso de En Bas, una composición que tiene el nivel para demostrar que el baile está en las calles y que sólo puede importar que disfrutes con quienes más quieres. Es puro atrevimiento para enfrentarse ante las dudas del mundo y dar con toda la energía a este golpe musical que expresa ser libre en un mundo que te exige muchísimo a cada instante. Nos gustó, que no se diga más.

Eason, Davis John Patton

Esta canción de Davis John Patton nos recordó a todo ese movimiento intenso entre la despedida y el recuerdo que queda de un instante pleno en nuestra memoria. Nos encanta que esta composición nazca entre lo delicado de su voz, proveyendo una inmensa sensación de familiaridad con el vacío que encontramos en la composición, la cual crece con la libertad de alguien que sólo puede sentirse libre de todo el amor que encuentra en el camino. Eason es una excelente oportunidad para sentirse libre y que nada nos detenga por sentir al máximo, ni siquiera la memoria que se encierra en nuestro cuerpo. 

Burn It All Down, Malachite Riot

Para quienes seguían necesitando garage rock, esta propuesta tiene el nivel apropiado para moverse entre lo fuerte de su composición, que se divide en una inmensa fuerza de guitarra y placer, como un movimiento atascado entre lo fuerte de un golpe que nos pega con más fuerza a cada momento. Es una composición para gritar y que nada nos pare, como un instante de furia que no se detiene ante nada que lo reciba. Si querías poder, expresar todo el dolor sonoro en esta canción que te desafía es posible. 

Last (single edit), Robert Weston

Robert Weston nos engaña en esta canción, que inicia como una caricia lenta y atorada en la melancolía, pero luego toma un camino interesante, en el que sólo queremos sentir la libertad absoluta de saltar porque el destino nos sonríe. Es una propuesta que expresa toda la felicidad que encierras después de llegar al final de tu camino. Nos gusta porque es un himno que funciona para identificar que hemos crecido en este mundo y que sólo puede importar que aprendamos de una vez. Nos encanta porque es una emoción pura desde Países Bajos para este mundo que lo necesitaba. 

(Money, Money, Money) No Heart, Joel Schueler

Joel Schueler llega a nosotros como una oportunidad fascinante de clase y deseo, en el que podemos identificar un espacio intenso de pasión por el dinero y su lucha intensa entre deseo y emociones. La propuesta británica de Joel Schueler es una oportunidad para perderse entre la moralidad y el blanco y negro de las ideas confusas que nos hacen sentir con mucha furia. Esto es pasión rock para sobrevivir a una noche que nos sobrepasa de manera absoluta. No se detiene y vive con la libertad de una composición que te rompe la moral y te ayuda a vivir con más calma en medio del caos.