10 RECOMENDACIONES DIARIAS DEL UNDER MUNDIAL PARA EL OÍDO EXIGENTE #337

Estas son 10 razones musicales, en forma de recomendaciones diarias, desde el planeta a tus oídos.

One Way or Another, Together Pangea

Together Pangea nos regala una oportunidad para recordar nuestro pasado y perdernos entre lo absurdo del presente, encontrando los caminos que pudieron definir nuestro destino a cada instante. One Way or Another nos presenta una composición para liberar cualquier obstáculo que viva contigo y no te deje avanzar por sobrepensarlo tanto. Es una composición directa de placer y destrucción, que te anima a gozar cada instante como si nada parar por hacerte gozar. Si quieres personalidad atrevida y única de un artista, esta es una oportunidad fascinante para sentirla y que sólo importe saltar de emoción porque el tiempo ha pasado y lo hemos vivido a toda revolución. 

Bite The Bullet, 88/89

88/89 nos regala una canción para perdernos en medio de una discoteca con los ojos cerrados. La banda británica tiene la esencia de una banda de rock clásica, pero nos abandona en un universo electrónico, que parece sacado de la era disco. Bite The Bullet es una oportunidad de oro para expresar todas nuestras ganas de gozar hasta la madrugada. Nos encanta que este viaje piense en desatar toda nuestra intimidad sin ningún peligro en lo que encontramos. Nos encanta porque es pura fiesta sin que la pidas. Escuchenla y bailen, por favor. 

C’est Non, Shona

Desde Portugal nos llega Shona, quien nos regala C’est Non, una canción que juega entre idiomas para describir una lucha entre dos personas que quieren seguir con algo que pinta para no funcionar nunca. La mezcla de francés y español le da la frescura y elegancia necesaria, como un llamado para perderse entre lo fuerte de la lírica y su exposición musical hacia nuestros huesos, que responden con mucha sensibilidad la impresionante conexión entre ambos artistas. Nos encanta, no hay más palabras. 

The Kelli Song (Oh, Lucky Me), Lido Beach

Lido Beach nos regala The Kelli Son (Oh, Lucky Me), una canción que se mueve con la intensidad perfecta para que te pierdas entre lo delicado de una composición de rock alternativo, que encuentra su fuerte en la inmensa composición que te anima a seguir después de algo o alguien que ha dejado nuestro presente. El artista compuso esta canción con Kim Shattuck de The Muffs, quien luego dejó este mundo. La emoción se siente y las ganas por nunca abandonar un recuerdo es potente. Si quieres emoción, este es el himno necesario. 

Never Die, John Tomas

John Thomas nos trae una de esas canciones que te aferran al recuerdo de alguien que ya no está entre nosotros. La composición de esta propuesta se libera entre todo lo cuidadosa de mensajear a alguien que lo ha perdido todo o está a punto de perder a alguien. Es una propuesta emocionante, que crece con absoluta sensibilidad entre la delicadeza de lo acústico y el placer perfecto de la voz de John, quien nos anima a sentir hasta el límite de nuestras emociones. 

Lost The World, Fall Town

Gran Bretaña siempre nos trae bandas que te animan a destrozar todo lo que tienes por delante. La saturación en sus sonidos y esas voces graves y desgarradoras, convierten a este país en uno de los que más música emocionante nos llega. Ese es el caso de Fall Town, quien en Lost The World, nos enfrenta ante la realidad e impulsa al trabajo inmenso de furia y deseo por no perderse ante nada de lo que encontremos. Si queríamos gozar sin miedo, esta canción lo convierte todo en aquello sin que nada pierda su estilo.

Piruleta, Andre Cordova ft. C?NDY

Ok, esta canción nos subió la adrenalina y aceleró nuestras hormonas. Es una de las propuestas más directas de coqueteo que hemos escuchado. Ese español no tan perfecto le da el toque de pasión a todo lo que escuchamos, lo que causa que esta propuesta sea fascinante, porque viaja entre el placer del reggaetón y el deseo sexual más intenso que encontrarás. Aquí no se quedan en cuentos que no sirven, van directo al grano, con que esta noche tiene que ser de pasión y que dejemos de lado las máscaras de coqueteo.  

A Second Sky, Was A Wolf

Was A Wolf nos entrega A Second Sky, una canción que nos recuerda al álbum Dynamo de la banda argentina Soda Stereo. El motivo es el inmenso trip psicodélico y electrónico de esta propuesta, que se adentra en causar un ambiente muy intenso de liberación emocional, en base a elementos computarizados, que viajan en esta propuesta como pequeñas medidas ondulatorias en la base profunda de la ejecución, la cual se libra de absoluta decisión para crear un ambiente hermoso y hecho para desatarlo todo. 

Astronaut, Katie Toupin

Katie Toupin nos regala a Astronaut, una canción que se pierde sin ningún temor de lo que puede enfrentar para causar una composición delicada y con la labor rockera perfecta. Lo que encontramos aquí es una medida fascinante de calma y ganas por gritar que somos más libres que nunca. Si querían una composición para gozar que, al fin, nuestra vida tiene un sentido, esta canción te hace volar hasta el universo sin ningún obstáculo en el camino. 

Souvenir de Viena (Tangos), Olivero

Olivero se entrega ante el mundo con la soledad de su guitarra, anteponiendo una clase impresionante, donde podemos sentir cómo su performance abre la puerta a toda una banda en este trabajo, que te anima a perder todo lo que tienes en este proceso musical, el cual te lleva hasta el límite y no te desanima ante nada de lo que encuentres. Es una propuesta fascinante y que no para hasta que te desvivas de placer. El austríaco nos regala flamenco y jazz en una combinación intensa de emoción, que sólo puede hacernos gozar hasta el límite. Si querías decisión para sentir, esta es la canción.