10 RECOMENDACIONES DIARIAS DEL UNDER MUNDIAL PARA EL OÍDO EXIGENTE #334

Estas son 10 razones musicales, en forma de recomendaciones diarias, desde el planeta a tus oídos.

Hardly Use My Hands, Nick Pagan

Nick Pagan llega con Hardly Use My Hands, una propuesta que usa este nivel apropiado de estilo indie para encontrarse con la nostalgia y liderar una canción que viaja entre lo extraño, íntimo y novedoso. Nos gusta que use tapes viejos y la memoria del presente para enfrentarse a una propuesta fresca y muy libre, como si fuera un adolescente que sólo quiere expresarse. Nick Pagan nos deja una obra para entrar en un trip muy tranquilo, como un llamado hacia disfrutar del presente sin tantas trabas. 

RUDA, Díbora Matos

RUDA es una sorpresa fascinante. La boricua Díbora Matos tiene una de esas voces que puede adaptarse a cualquier instante de paz y atrevimiento, al mismo tiempo. La potencia de esta canción tiene todo lo que necesitas para desatar un paseo inmenso de furia y ganas por desvivirse entre la inmensa seguridad de la cantante puertorriqueña. Su voz es un motivo especial para quedar envueltos en esta canción, que te hace sentir vivo con la sensualidad perfecta del R&B rodeando cada segundo de esta estructura sonora, que termina convirtiéndose en una joya artística para gozar cuando el sol pega nuestro cuerpo. 

Love Song, José Junior

Love Song es un reencuentro hacia lo delicado de dos persona que intentan verse por delante de esta canción, la cual tiene la ligereza para enfrentarse ante la potencia de lo distorsionado y las delicadas fuerzas instrumentales que deja esta composición, que avanza con mucho cuidado, a tal nivel que podemos sentirla como una caricia que no para ante nada y se atreve a gozar con el poder concreto de paz y deseo que necesitas para recibirla en tu vida. 

Trashcans, Messing

Trashcans es lo último de Messing, quien nos ofrece un camino muy intenso de rock garaje, el cual se expresa con una naturaleza envidiable, llegando a someter nuestra tranquilidad en su impresionantes ganas porque disfrutemos cada instante con esta composición. Messing nos abre las puertas de su mundo para que gocemos la esencia de estar vivos en plena adolescencia, recibir todo lo bueno y malo de la vida y seguir como si nada pasara. 

Summertime, Electric Sweethearts

Summertime llega desde Suecia gracias a Electric Sweethearts, quienes nos regalan una de esas canciones que se aprecian desde lo delicado de la voz hasta la inmensa frescura distorsionada de sus instrumentos, que nos aferran a una atmósfera muy bien trabajada para que sientas la buena vibra a cada momento. Esta es una canción para desnudarte ante el mundo o el verano y gozar que estás vivo con el alardeo del rock que los suecos dejan en este himno.

The Trillion Year Itch, Chromaplastique

The Trillion Year Itch nos dejan una canción absolutamente loca y experimental, como un paseo por nuestro subconsciente. La potencia en cada detalle electrónico nos abren la puerta a entender esta canción con absoluta pasión, sin nada que nos detenga y con el deseo intacto por desafiar a cada instante nuestra razón. Es una propuesta ligera y con el alma interesada en destruir la rutina, dejándose llevar por la inmensa novedad de la experimentación, que encontramos a cada instante en esta propuesta.

Somebody, Chillingworth

Somebody tiene una personalidad muy bien hecha, porque viaja entre lo mainstream del pop y la estética personalizada del synthpop, lo cual abre un inmenso mundo para perderse entre la seguridad alternativa de esta propuesta, que no tiene ningún miedo por deshacerse de lo que tiene. Chillingworth es pura emoción para sentir que todo está bien y podemos inspirarnos en un día sin color con la velocidad y pasión sonora de esta banda, que te hace volar aunque nunca hayas conocido un avión. Si quieren gozar, bailar y soñar, esta canción es una recomendación más que merecida. 

Solo en un Bar, Elied

Elied abre la recta final de esta lista, con un aspecto sonoro que te envuelve entre la intimidad de una noche, como si te dispusieras a sentir con absoluta congoja el placer de estar sentado en un bar y tu cabeza está perdida en recuerdos sobre alguien que ya no está o que apuntas a que esté pronto en ti. Es una canción que se eleva entre la tristeza y un nuevo amanecer, como para perderse entre lo delicado de un adiós y un nuevo inicio de todo aquello que nos hace sentir desde cero algo por una nueva persona. 

Solo (Popular), Diego D’alba

Solo nos recuerda a Julio Jaramillo, porque se mueve entre un delicado potente de mezclar el pasillo con la libertad de un acordeón, que te mueve entre la intimidad de este artsita colombiano y el placer de nuestro tiempo y sentir la paz de nuestro cuerpo ante todo lo que nos rodea por sobre los brazos de otra persona que nunca querremos que se vaya. Diego D’alba hizo arte puro, para perderse entre el recuerdo y la esperanza del amor más potente que puedes encontrar. 

Mi Tierra, Diego D’alba

Mi Tierra es un viaje a través del continente, como un abrazo entre todo lo pesado del ayer y las aventuras del futuro. Esta canción del colombiano Diego D’alba es un paseo para iniciar una aventura ante todos los obstáculos del destino, introduciendo detalles andinos en una mezcla de rock y la potencia latina más bailable que puedes escuchar para gozar de tu tierrita linda. Si quieres una propuesta para cualquier roadtrip en Sudamérica, esta canción es la clave para gozarlo todo. Busquen y encuentren su camino con esta canción, porque para eso está hecha.