10 RECOMENDACIONES DIARIAS DEL UNDER MUNDIAL PARA EL OÍDO EXIGENTE #325

Estas son 10 razones musicales, en forma de recomendaciones diarias, desde el planeta a tus oídos.

Bay Of Angels, Mark Sergi

Iniciamos esta lista con Mark Sergi, quien llega con una canción para reproducirla en las noches, con el placer del misterio a nuestros pies. Meterse en la vida de Bay Of Angels es como atravesar la oscuridad con un guía peligroso como compañía. La voz que encontramos aquí es un motivo intenso para sentir el miedo a un nivel máximo, el cual se toma el new-wave para expresar un viaje intensificado al máximo, sin nada que lo pare hasta seducir tus dudas con suma intensidad. Nos encanta esta canción porque es una ciudad en caos en forma de canción que nunca termina de expresar todo el miedo que encierra si no la escuchamos hasta el final. 

Get Dancing, Longcoats

Get Dancing es lo último de Longcoats, que llegan desde Gran Bretaña para regalarnos una canción muy suave y fresca, hecha para adornar el verano en el que la escuchas. El placer musical de esta propuesta está liderado por una serie muy directa de riffs de guitarra que te animan a sonreír sin ningún problema ante la vida. Es una propuesta directa y hecha para estar en paz con el mundo y que sólo te importe bailar en medio de los problemas que tengas en tu vida. Es alegría pura, de esas en donde la adolescencia reúne todo el sabor de esta composición. 

Wabi-Sabi, Manic Year

Wabi-Sabi no sólo es una canción, sino que es una obra de arte que debe ser entendida como una narrativa intensa y bien trabajada en todos los sentidos. El sabor de esta composición se divide en la impresionante presentación visual, que nos permite conocer la potencia de esta composición rock, la cual se juntó a lo emo para que viajemos en medio de su mood hacia un universo donde somos libres de ser al máximo de nuestra personalidad. Es una propuesta muy intensa y que juega con la labor poderosa de tu mente por ser únicos en el universo. Nos encanta porque es tan original que es otro mundo en medio de sonidos. 

Rattle My Cage, Telamor

Telamor nos presenta una composición relajada para quienes necesitan expresar su locura sin temor a las opiniones externas. Rattle My Cage tiene el nivel perfecto para aferrarte a una composición sincopada, donde la voz reúne el placer correcto para dejarte ir hasta la locura con las medidas exactas de clímax sonoro que esta canción entrega en su ejecución. La banda estadounidense nos anima a sentir sin temor, con la labor completa por sentir toda esta libertad de conocer el mundo y no despedirse de nada mientras sobrevivimos en él.

Parecemos, NUMASBALA

Colombia nos regala a NUMASBALA, en Parecemos, una propuesta que surge entre el poder de dos personas que rompen una separación intensa. Nos encanta que la propuesta libera una coreografía directa de amor y conexión con la naturaleza, como si todo naciera de manera completa y cotidiana, como el amor espontáneo de dos personas que desean conectarse al máximo. Esta propuesta es un llamado a ser parte de la madre tierra y cómo nos parecemos a los detalles del viento, las hojas de los árboles o cada molécula que nos rodea para estar al máximo. Si quieren amor y caricias en forma de rock pop, esta es una alternativa certera. 

Baila (Remix), ambroxse y Lyana

Francia y Estados Unidos se juntan en una canción que te invita a soltar toda tu sensualidad en el poder popero de esta conexión de artistas, quienes nos dejan una actividad concreta para prender cualquier discoteca en Latinoamérica o en las profundidades under de Francia. Es una composición hecha para dejarnos llevar por el poder intenso de la furia ajena del reggaetón, que tiene el toque exacto para que tu sensualidad sea la prueba correcta de placer en medio de todo lo que hay entre dos personas que se desean físicamente con todo el deseo del mundo. 

Darkside, Casual Vice

Darkside es como perderse en una ciudad del futuro que sólo puede convencerte de que pierdas el control de tus piernas y te dejes llevar por el impresionante french pop que encontramos en esta composición, el cual le da un toque perfecto de elegancia a cada molécula sonora, la cual topa este riff casi que surfrockero a la guitarra, interponiendo un viaje musical lleno de deseo para que esta canción sea una excusa correcta de liberación física de inicio a fin. Casual Vices son los responsables de esta perla. 

Déjá Vu, I.M YONI y Sarah Maison

Hoy la música francesa se ha tomado estas listas, en la que podemos reconocer un ambiente intenso de sensualidad y misterio por conocer la ciudad en la que estamos. También es una oportunidad para dejarse llevar por la impresionante sensualidad de estas artistas, que expresan perfectamente la música que tienen en su cuerpo en medida que este misterio musical no deja de parar a cada instante. Es una canción potente y hecha para golpear cualquier lentitud corporal, atarearla de sensaciones y que bailemos sin freno en medio de la noche. 

Diametric Retrogade, Lotus Thrones

Diametric Retrogade llega a nuestra composición como un viaje rockero muy intenso, ambientado en medio del desastre y el post caos. Lotus Thrones tiene el poder para crear esta atmósfera pesada, que te mete en un ambiente intenso por entender los golpes de realidad en medio de la guerra y nuestro caos interno. Es una composición libre de todo, que te impulsa a corromperlo todo sin que pares cada instante que sientes. Nos gusta que es una oferta sonora para golpearlo todo, sin que nada te pare para gozar cada momento. Es rock puro para golpearte ante el mundo. 

Get Out (I’m Ready), Zach Tabori

Zach Tabori trae inocencia y decisión en su última canción, Get Out (I’m Ready), que nos propone un viaje musical hecho para soltar cualquier problema que nos aqueja. Es una composición con la libertad de guitarras, lo cual consigue que cada instante sea un experimento sensacionalista para que nuestro cuerpo libere toda su fuerza sonora sin ninguna pausa. El estadounidense nos atrae por su extrañeza a la hora componer, porque es una oferta que roza lo infantil y la manera más bella de animarnos a saltar con toda la inocencia que tengamos por dentro.