10 RECOMENDACIONES DIARIAS DEL UNDER MUNDIAL PARA EL OÍDO EXIGENTE #306

Estas son 10 razones musicales, en forma de recomendaciones diarias, desde el planeta a tus oídos.

Waiting, Dan. B Patrick

Waiting le da el primer toque a esta canción, que crece entre lo delicado que puede encontrarse para canciones tan íntimas como estas. Dan. B Patrick nos regala un momento para respirar entre tanto caos, tener paciencia y seguir. Su voz es un recurso para amilanar a cualquiera, porque tiene el toque para emocionarte mientras reflexionas en silencio. El irlandés nos regala una oportunidad fascinante para encontrarte con respuestas que esperan por ser encontradas, como un abrazo intelectual que pronto llegará a ti. 

Out Sick, Pop Wallace

Pop Wallace nos regala su última canción: Out Sick, una oportunidad directa para entrar en una atmósfera potente y fuera de foco, que tiene el nivel para elevar tus ideas a una potencia intensa y diferente a la inicial dentro de esta canción. Lo que encontramos es un recurso variado para dejarte llevar sin calma dentro de la fuerza del R&B casi electro de esta canción, que te ayuda a que bailes y nada más que buenas vibras te falten. 

Oh, TEOSE

Oh es el puro indie melancólico, como una propuesta que enseña y nunca termina de que te sientas parte de ella. TEOSE es un recuerdo constante que crece entre la tristeza por recordar y la labor bien trabajada de un sentimiento que crece y no se detiene ante nada. Lo que encontramos es una composición hecha para gozar de nuestra memoria mientras vemos el pasado. Luego esta canción tomará un papel más fuerte y potente, con el garaje rock en sus venas, impulsando nuestras ganas por sentir al límite. 

Weather like this, Rooftalk

Rootfalk entra en esta canción como una oportunidad fascinante para dejarte llevar entre lo delicado de esta composición, que mezcla el rock con una voz que parece sacada de composiciones dream pop, porque tiene la idea llamativa de entrar en la ejecución como un llamado intenso por gozar cada instante y que nada te detenga hasta que sientas toda la fuerza y liberación del género en esta composicón, que se mezcla entre la fuerza y delicadeza del rock pop. 

Dirty Hot, The Reality TV

Dirty Hot es una de esas canciones que te llevan de viaje a otro país u otro tiempo. The Reality TV tiene la potencia para que crezcas entre lo delicado de una canción muy segura de sí mismo, con el placer impresionante para que te dejes llevar por la intensidad fuerte y acumulada del movimiento sintético en cada segundo de esta propuesta, que tiene la fuerza sonora en ese bajo, que te rompe la cabeza por su rapidez y profundidad, acorde al poder de la voz en esta propuesta, que lo rompe todo si de realidades comunes hablamos. 

Sleep Well, Luna Oku

Luna Oku llega desde Suiza con Sleep Well, una canción para entrar en el sopor de manera sencilla y casi que poética. Lo que nos regala esta artista es un trabajo muy intenso para imaginar nuevas atmósferas sonoras, sin que nada nos detenga y con todo a nuestro favor para creer en instantes mágicos que no pueden perderse de ninguna manera. Nos encanta que este viaje sonoro sea una oportunidad para gozar cada instante, sin que nada nos pare a la hora de escucharlo. Es puro placer gozar entre lo delicado, incentivando un deseo perfecto por soñar despiertos, mientras el mundo avanza y a nosotros no nos importa más que inventar nuestra propia realidad. Es una canción perfecta para imaginar y perderte dentro de tu propia cabeza. 

Everybody Hates Me, Where is Kevin?

En la recta final de esta lista encontramos a Where is Kevin?, una banda sueca que, por su sangre, sólo recorre la fuerza del rock y la potencia del grunge. Lo que Everybody Hates Me tiene en su poder una composición que te vuela de la realidad y te anima a sentir todo este drama de riffs y voces graves, para que te emociones dentro de todo el odio del mundo a tus pies. Es una propuesta intensa y que te anima a seguir en medio de tantos haters, como nadar a contracorriente sin que nada te detenga. 

Fucking Stop, Iri Antler

Iri Antler nos regala Fucking Stop, desde Alemania. Lo que encontramos aquí es un regreso particular hacia la fuerza intensa del rock, que se queda con mucho trabajo en nuestro trabajo por sentir el poder sincopado de esta canción, que pausa, se levanta y ataca para que sientas toda la energía en su viaje sonoro. Nos encanta porque es puro rock para gozar en medio de un viaje interno o por la ruta, como si fuera un encuentro con lo delicado del futuro y las respuestas que todavía no tenemos sobre él. 

Go for it, Shoshan Dunamis

Go for it mezcla dos cosas que deben estar juntas SIEMPRE, la voz de Shoshan Dunamis y la fuerza de lo sintético, que dejan como resultado esta canción, que crece como si fuera un paseo intenso para que pierdas el control con el trabajo intenso y bien elaborado para que no te detengas nunca por el placer preciso que nos regala esta propuesta. Esta canción nos encanta porque es pura emoción para que no pierdas el norte en medio de todo, como un abrazo hacia la potencia directa de EDM, que te impulsa a saltar sin temores hacia el mundo. Es la energía que necesitábamos para volver a las fiestas y gozar de que somos más que libres. 

Vague pure Affection, Konstantin Schimanowski

Terminamos con una canción que llega desde la lejana Rusia, de Konstantin Schimanowski, quien nos ofrece a Vague pure Affection, una propuesta que crece con la timidez y la intimidad del lo-fi, mezclando una suerte de sinsabores que no paran nunca de expresarse entre lo delicado de su propuesta, la cual expresa todo el trabajo que necesitamos para dejarnos llevar por el placer imperfecto de nuestras emociones. Es una propuesta intensa, que te lleva a tiempos difíciles de tu vida, como un llamado a la reflexión en medio del desastre. Esto es Rusia, esto es Konstantin. Nos fascina su crudeza.