10 RECOMENDACIONES DIARIAS DEL UNDER MUNDIAL PARA EL OÍDO EXIGENTE #182

Estas son 10 razones musicales, en forma de recomendaciones diarias, desde el planeta a tus oídos.

Congratulaions, Maya Malkin

Empezamos estas listas con Maya Malkin, quien nos abre las puertas a su música ligera y delicada, que va creciendo en revoluciones según avanza la propuesta, dejándonos una cara cada vez más brutal en cuanto a su música, pasando del pop más ligero a una especie de rock que quiere explotar, pero es salvado por el amor de Maya en su voz. La canción tiene un desarrollo intenso, que te prepara para emocionarte y que nada más importe cuando esto llega a pasar. Es puro pop para activarte y que todo funcione.

Conspiracy, O’ Conspiracy, Dez Dare

Dez Dare nos trae una composición fuerte, pesada y llena del dolor intenso de todo lo que pueden significar guitarras pesadas y muy agudas, que entran como una aguja letal a nuestra cabeza. La intención de este cantante es sumirnos en una locura física bastante trascendente, donde sentimos miedo por cualquier lado y nada más puede importar. Es una oportunidad para romperlo todo bajo la bandera del punk y las conspiraciones. Es pura energía para doblegarlo todo por temor a la destrucción. Punk en su naturaleza.

Personality Girlfriend, Desperate Journalist

Encontrarse con Personality Girlfriend es activar una serie de recuerdos cuando estamos pensando en la idea de una persona que existe, amamos o tenemos cerca mucho tiempo. El viaje musical trasciende como un proceso apagado, que tiene una razón de ser así, pues este sentido te mete en una línea en la que sólo buscará que te actives de cualquier modo para que destruyas todo lo que tienes por dentro. Es una canción muy densa, que entra a la profundidad de tus ideas y te aloca de una manera elegante, calmada y con el trabajo directo de preparar el ambiente de cero a cien. Es pasión y nada se lo quita. Post-punk para los desmemoriados.

Bailando Mambo, Gianluca Gallo

Gianluca Gallo es un proyecto dirigido a mover nuestras caderas en el modo perfecto de que estas tengas vida independiente a nuestro cuerpo. Lo que encontramos es un desafío intenso entre dos personas que se incitan a bailar y conquistarse en el proceso. Es una propuesta bien latina y directa. Que te activa para gozar con el otro cuerpo. Es un placer escondido de mambo y electrónica, que sabe como crear sensualidad en segundos. Nosotros les recomendamos que, si quieren música para alegrarles el día y para que suden esa pasión que llevan dentro, se metan de lleno en esta canción.

Middle of the Road, Philippe Bronchtein

Middle of the Road es una de esas canciones que te hacen replantear rápidamente tu situación ante el mundo. Si bien la onda de su concepto viaja por una soledad inevitable, tiene este sentido de esperanza en medio de sus ejecución, con la voz de un cantante que nos lleva a soñar a profundidad, teniendo la capacidad de emocionarnos al límite y sin que eso importe mucho, porque hay muchísimas cosas que sentir en esta canción. Si nosotros queremos un motivo para sentir con pasión la felicidad de estar en medio de la vida, con respuestas en todo lado, esta canción es lo que necesitas.

A Blessing And A Curse, Dawn-Song

Esa manera delicada de empezar es lo que nos convence para decantarnos por Dawn-Song, que tiene la capacidad de mezclar una idea bastante acústica en el principio con una serie de distorsiones eléctricas en la guitarra, que describen muy bien lo que encontramos en esta propuesta. A Blessing And A Curse es pura paz para cualquiera, teniendo una idea calmada para ejecutarse, sin temerle a nada. Es pura emoción y lo que buscamos para dejarnos ir en la voz viajera de Dawn-Song.

Salt, Old Sea Brigade

Salt tiene un detalle bastante cinematográfico, como si fuera el final de una gran historia, quizás pensamos esto por su portada, que nos recuerda al inicio de pantalla de The Last Of Us I. Esa emoción por ser el sonido de una película profunda, avanza con mucho cuidado, dejándonos un resultado que fascina a cualquiera y no se deja ir por cualquier mala vibra. Es pura paz, que le vale mucho a ese bajo incrustado de manera especial en su ejecución, con una voz que tiene detalles oníricos para sentirse perfectamente en nuestra piel. Es puro placer folk para dormir y entrar en el sopor.

The Reason, 1996Montana ft. Kellin Quinn

1996Montana nos trae una colaboración con Kellin Quinn, que viaja entre un halo de misterio, oscuridad y energía contenida. La bandera que representa esta canción es el indie pop, pero tiene este detalle de rebeldía en su concepto artístico, que presenta una razón para escuchar esta canción de un modo bastante directo y activado. Es pura libertad para dejarse ir sin miedo de lo que pueda causar este cantante, que reconoce muy bien que su voz es el timón de su barco sonoro y emociona a cualquiera con su evolución. Sabe bien y nos emociona. Es el encanto perfecto para sentirse libres.

Paid Off, Edgar, Madge y Julietta

Si querían indie rock, esta canción es la excusa para meterse en el mundo de estos tres artistas, que nos presentan una canción bastante directa para todos ellos que desean sentir hasta el último la fuerza de la psicodelia. Es una canción libre de todo, que lleva el placer perfecto hacia un nivel interesante, que refleja un camino muy directo de paz y trances para reconocer nuestro interior. Es una canción llena de experimentaciones sensoriales, capaces de enamorar a quien desee una experiencia densa, por dentro de cualquier mente. Es psicodelia pura para entender el género sin problemas. Paid Off para ustedes.

Every Feather, Kell Chambers

Terminamos esta lista con Kell Chambers, quien nos deja en la cabeza una propuesta que viaja con la paz adecuada, fundamentada en la calma clásica del folk, que presenta muy bien la idea sonora de esta cantante en nuestras sensaciones. Es una propuesta directa y llena de halos de misterio, con el trabajo útil de sentir la voz de la cantante como una guía entre la calma y el posterior destrozo que el rock propone en el viaje musical de Every Feather. Es una propuesta larga y potente, con la capacidad única de romperlo todo sin error, pero haciendo esto con el sigilo perfecto que su ejecución sonora nos regala.