10 RECOMENDACIONES DIARIAS DEL UNDER MUNDIAL PARA EL OÍDO EXIGENTE #167

Estas son 10 razones musicales, en forma de recomendaciones diarias, desde el planeta a tus oídos.

So Hyper, Grace McKagan

Empezamos con una canción que le hace un guiño intenso al punk. Lo que encontramos en esta última canción de Grace McKagan es una razón para corromperlo todo y dejarse llevar por la distorsión alocada de las guitarras, que prenden cualquier miedo en nuestras cabezas detrás de lo que escuchamos. Meterse en So Hyper es atreverse a corromperlo todo y no temer en el camino. Es puro dolor para dejarse llevar hasta el cansancio. Nos encanta porque es el placer perfecto para dejarse llevar en el intenso remolino de guitarras y voces que seducen al instante por su intensa búsqueda de alocarnos.

Let You Go, SHUN ft. SHOOSHI

Let You Go llega a nosotros de una manera especial, como una canción que se mete con la elegancia de la noche en nuestra memoria. Lo que nos deja SHUN junto a SHOOSHI es una explicación maravillosa por dejarse ir hasta el límite. Irse de lleno con esta propuesta hasta el último resultado es un trabajo que se sabe elucubrar alrededor de lo que escuchamos. Esta sensación por sentir una canción electropop, llena de un viaje intenso de sensualidad, nos anima a disfrutar de la discoteca hasta que entremos en nuestros límites más lejanos. Es pura fiesta para sudar hasta el cansancio.

Costa Rica (Remix), Loud Forest

¿Quieres bailar? ¿Quieres playa, sol y arena? Entonces escucha este remix de Costa Rica, que llega a movernos las caderas instantáneamente. La composición de Loud Forest nos deja una razón especial para dejarse llevar bajo la llave de un indie pop bastante bien trabajado bajo la bandera de lo electrónico, que nos deja en claro que siempre es necesario mezclar el baile, la intensidad y el drama. Es una canción que te lleva a un mundo intenso de sensaciones, con la capacidad adecuada para dejarse llevar y que nada más importe. Es libertad electrónica y debe sentirse así de inicio a fin.

Boomer Humor, Vincent Liou

La sonoridad de Boomer Humor nos trae una canción divertida, en la que la ironía describe muy bien la intensidad de los sonidos, aunque también trae una queja constante, sobre a donde pertenecemos luego de tanta tecnología dentro de un día. Nos encanta como mezcla esta diversión con el placer sonoro de encontrar nuestro lugar en este mundo, a través de todo esto. Nos gusta porque es el placer adecuado para dejarse llevar con una sonrisa por el drama perfecto de nuestra soledad en el presente y en el futuro.

Thank You (For Wrecking My Life), The Divys

Encontrarse con The Divys es meterse en un sonido bastante pesado en referencia a lo garaje, que nos trae la sensación de romperlo todo con el placer de meternos en una ensalada de sintetizadores que nos vuelan lo sesos por su magnífica exposición a nuestras necesidades para bailar y no temer nada en el proceso. Es una canción interesante, que nos anima a descifrar la intensidad del pop bajo una bandera intensa de lo que el rock puede generar si se mezcla bien con lo electrónico. Es emoción para sudar y desnudarse por todo el calor generado. Vuélvanse locos escuchando esta canción, que para eso está.

Hello, Hollow Coves

Hollow Coves nos trae una canción para acurrucarse toda una tarde con el amor de nuestras vidas. La paz que transmite esta banda en Hello es todo eso que necesitas para dejarte llevar por el rasgueo delicado de una guitarra que parece una caricia sonora, la cual cubre la necesidad correcta de lo que significa el folk para cualquiera. Es una propuesta ligera y que se hace amar. Es intensa y atípica, porque tiene una voz impresionante, capaz de llevar cualquier mala vibra al basurero y que sonriamos cuando la escuchamos. Si quieres amor, esta canción lo tiene para que goces.

Chasing Vampires, Carter Brady

Entramos en el mundo de Carter Brady con Chasing Vampires, una canción que se vale mucho del valor de las guitarras, que crean riffs perfectos para agregar un mundo bien ejecutado en todo el sentido de la palabra. Lo que nos fascina de esta composición es el viaje musical que suprime cualquier aburrimiento posible. Tiene la ejecución adecuada para mezclar una guitarra bastante rota y el placer perfecto de una voz que viaja entre sonidos melancólicos, con el drama pesado perfecto. Está para gozar en soledad, mientras el mundo se cae a tus pies. Recomendada para bailar o saltar en paso lento.

Defeated, Manuscript

Lo que encontramos en Manuscript es una señal importante de lo que el punk puede generar en estos últimos años: una fuerza de guitarra incomparables y la pesadez más garaje que verás de la batería. La canción en la que entramos es un deseo inamovible que se aferra bastante bien al sonido preciso de la música aquí. Desata el deseo perfecto por dejarse llevar y asume un trabajo con el placer perfecto para cualquiera. Es punk para gozar con el corazón abierto y que no te importe nada más que romperte la cabeza con sonidos como este.

Everyone Else, Kylie Rothfield

Encontrarnos con Kylie para esta canción es adentrarse en un sonido particular, lleno de detalles intensos, que saben muy bien como trabajar e intentar un deseo particular por desatar cualquier deseo sonoro. Es el pop que necesitabas para sentir con absoluta libertad esta serie de sonidos eléctricos, que se meten muy de lleno en nuestra cabeza, porque tienen el placer de sonar a un recuerdo móvil, que aprecia bastante bien lo que atesora. Tiene la previa perfecta entre paz y locura, creando una burbuja sonora particular, llena del balance correcto entre deseo y desazón. Entren a este mundo que no se arrepentirán.

Don’t Count On Me, Manuscript

Manuscript nos trae una canción más íntima y que entra en nuestro cuerpo con la calma correcta de lo que desea transmitir en nuestras cabezas. Don’t Count On Me tiene la cualidad correcta para meternos dentro de la lluvia y que lamentemos cada sonido como una nueva oportunidad para desear estar dentro de esta tempestad sonora. Lo que nos encanta es esta sensación de pesadez, que suena a tristeza, pero también a una lucha pesada, que no deja de expresar el deseo intenso por romperlo todo, con la gravedad en nuestra contra. Es punk para disfrutar en el viaje, hacia un destino desconocido.