10 RECOMENDACIONES DIARIAS DEL UNDER MUNDIAL PARA EL OÍDO EXIGENTE #137

Estas son 10 razones musicales, en forma de recomendaciones diarias, desde el planeta a tus oídos.

Wasteland, Tim Kile (Estados Unidos)

Iniciamos esta lista con Tim Kile, quien llega con una de esas canciones que liberan toda la mala vibra que guardabas dentro, con una propuesta llena de toda la pasión del indie-rock que necesitabas. Wasteland es una propuesta fascinante, que vuela con todas las emociones que pueden alegrar el ocaso de cualquier día que vivas. Nos encanta como el soporte de esta canción es una mezcla entre sonidos del presente, que abogan por una especie de ligereza y también la influencia de rock clásico, donde las guitarras están muy saturadas y destrozan todo sin temor. Es una propuesta que fascina y no termina de sorprender su buena onda sobre todo.

Undone, Lemon Wizard (Estados Unidos)

Es una canción de amigos y se debe entender así porque es lo que es. Lemon Wizard pertenece a ese grupo de canciones que emula un deseo importante por crear la previa perfecta para el drop. Esta canción lo tiene todo para que gocemos un recuerdo por mucho tiempo. El sabor sonoro con el que nos encontramos es singular y apetece por el gran valor con el que se mete en nuestra cabeza. Es puro rock para disfrutar en compañía de tus amigos y que se arme la gozadera por saltar con la sonrisa de conexión con quienes más amas.

East & West, Finnimore (Australia)

Finnimore es una canción que te engañara cuando ella quiera. La intención crece poco a poco, con drops que parecen seducir tus músculos y activarlos para explotar. La canción de la australiana es un motivo adecuado para dejarte llevar por las ondas de su voz y toda esa previa enorme para que te dejes de la energía de esta canción, que te abraza y no te suelta mientras la escuchas. Es como un embrujo que nunca para de gozar su ejecución. Anima el mundo donde estamos y se aferra muy bien al trabajo conseguido.

Mundo Real, Pacho Buscadoro and Villalba ft. Felipe del Valle (Chile)

Desde nuestra hermana nación de Chile llega Pacho Buscadoro and Villalba junto a Felipe del Valle, en una canción que se junta a la unión entre el rock y la suavidad del indie pop, en una propuesta que se junta en la lucha por un mundo que se posa en tus espaldas y posa con demasiado peso. La propuesta de los chilenos se aferra perfectamente a la evolución entre furia y calma, mezclando detalles eléctricos con la agudeza de lo acústico y los coros. Aplana la realidad y te la presenta como algo que debe pasar YA. Sabe bien y te anima a sacrificar lo que sea para vivir en este mundo real.

It Feels Right, Cricket Captains (Rusia)

A destrozar esos huesos, que llegó Cricket Captains desde Rusia con It Feels Right. La canción de los rusos es la excusa para dejarte llevar de lleno con la fuerza pesada del rock y cómo esta te seduce y lleva a un universo doloroso, donde sólo quieres saltar y perderlo todo con la impresionante ejecución de los rusos, que llenan de un ritmo potente, que conoce muy bien por donde ir y no teme nada de lo que desea expresar. Es pura fuerza emocional para sentirlo todo y destrozarlo desde el modo intenso de juntar sintetizadores en forma de adelantar todo el dolor musical a cada instrumento. Es pura fuerza para gozar que nuestra energía jamás muere.

Missing Window, Pine Hound (Estados Unidos)

Pine Hound es pura calma y soledad, como si nos separáramos del mundo con la única compañía de nuestras mascotas. Missing Window es una propuesta que se llena del placer perfecto para irse de lleno con el valor musical y adecuado de lo que necesitamos para gozar cada uno de nuestros instante de soledad. La canción del estadounidense crea una atmósfera impresionante de reflexión, donde la voz femenina de esta composición le da esa idea diálogo con la naturaleza a esta separación del mundo que nos da este arte. Es una canción hermosa y potente, para escucharla cuando más compañía necesitas. Nos encantó demasiado.

Eye For An Eye, Woodlands band (Lituania)

Eye For An Eye es la primera canción que nos llega desde la lejana Lituania. Lo que encontramos es obra de Woodlands Band y se describe como una canción que se mezcla entre la fuerza rock y electrónica, junto a la sensualidad desatada del peligro, que se presenta perfectamente en esta canción como una excusa perfecta para sentir tu cuerpo con la maldad adecuada para mezclarlo con otro y que eso no deje de importar. La canción es un retazo perfecto de lo que puede significar el unirse con lo peligroso y que eso nos encante. La justicia del título se merece un aplauso, porque se siente esa búsqueda de venganza en el poder de la propuesta.

There’s Nothing To Look Forward To, Paul Weinfield (Estados Unidos)

Paul Weinfield atraviesa un proceso musical en el que la soledad y reflexión describe perfectamente lo que desea demostrar en el proceso sonoro. Lo que nos deja el estadounidense en There’s Nothing To Look Forward es un trabajo hermoso para sentir la profundidad de una sola guitarra para la composición ligera y adecuada de lo que esta canción de Paul puede lograr en nuestra sensibilidad. La canción se aferra a la mezcla perfecta entre detalles simples pero bien trabajados para que los sintamos con el trabajo perfecto entre el placer musical y el deseo intenso por dejarse llevar con el valor perfecto entre calma y deseo. Nos encanta porque logra que apreciemos nuestra propia compañía mientras vemos hacia adelante e intentamos encontrar respuestas.

Now We Start To See The Beauty, Silver Firs (Suiza)

Silver Firs llega desde Suiza para presentarnos a Now We Start To See The Beauty, una canción que tiene esta intención inicial de seducirnos en segundos con el misterio que presenta su música, que parece un soundtrack de los ochentas. La composición trabaja con el desenlace perpetuo del bajo y una instrumentación tenaz, que abre respuestas según avanza. Es una de esas canciones que te dicen y te vuelven a decir que no descubrirás todo mientras la escuchas. Es el misterio vivo y encanta porque para entenderlo tienes que vivirlo hasta el final. Pura belleza misteriosa que encanta a mil.

Dudas, Yojance (Estados Unidos)

Terminamos con reggaetón lento, para gozar cualquier despedida y el regreso a nuestra seguridad. La canción del estadounidense Yojance, llamada Dudas, es una canción ligera, que se desvive por expresar el desencanto que deja la separación con una persona que no nos respondió muchas cosas después del adiós. La composición alegra perfectamente el proceso musical al cual se aferra y pertenece al grupo de canciones que decide muy bien que es lo que necesita para que nosotros vivamos con preguntas toda la vida y ese desencanto nos describa. Aunque esta canción siempre pide que la esperanza no muera detrás de alguien a quien amamos con todo el corazón y por quien lucharíamos hasta el final. El amor es complicado, ¿no?