10 RECOMENDACIONES DIARIAS DEL UNDER MUNDIAL PARA EL OÍDO EXIGENTE #133

Estas son 10 razones musicales, en forma de recomendaciones diarias, desde el planeta a tus oídos.

Leaving You for Another, Kistofer Greczula (Suecia)

La última lista de este día la abre el sueco Kristofer Greczula, quien nos deja una canción que viaja con la sensibilidad correcta de un cantautor que sabe por donde quiere llevar lo precioso de su música y los sentimientos que entrega. Leaving You for Another es una canción que fascina a cualquiera, porque tiene el placer exacto de esa calma beatleriana en su composición, como una caricia que parece quedarse por largo tiempo en nuestra cabeza. Encanta y enamora, ¿qué más podemos pedir? Es una propuesta exquisita.

Major Tom, Titi Woo (Israel)

Titi Woo nos deja Major Tom para que viajemos por el universo en compañía. La propuesta visual del artista israelí no cambia y se mete con más fuerza en lo que deseamos encontrar con el cantante, quien pasa de una canción con la indie al pelo a algo más fuerte y pesado con el rock, que se alinea perfectamente con las guitarras y su pesado poder que presenta. Es una canción que fascina instantáneamente y no se deja de nada. Cubre bien la dureza sonora de lo que pide y no se desanima ante nada. Encanta mucho por donde la veas y no se olvida de ningún feeling. Escúchenla para sentirse vivos en el universo.

Falling, Dream On (Gran Bretaña)

Puro rock para deshacer nuestros músculos en el devenir del mundo. Esta canción de Dream On tiene una naturalidad exquisita, porque supone un proceso que fascina a cualquier amante de la música que desea ir con todo hacia el final. La impresión de la guitarra durante la canción es una excusa fantástica de lo que puede crear el rock si es bien ejecutado y tiene el talento adecuado para que volemos con la dureza adecuada a cada instante. Nos seduce y hace volar, cosas que necesitan todos para sentir la música tanto como en Falling.

Por los dos, L3ON y Dani Bander (México)

Por los Dos nos llega desde México con un desarrollo pop bastante directo hacia luchar por algo en compañía de alguien que era parte tuya. L3ON y Dani Bander nos presentan una canción que trabaja con el placer perfecto de lucha por el amor que no se logra encontrar. Los mexicanos interpretan esta canción con la inserción de instrumentos de percusión indígenas y prehispánicos, que saben muy bien como introducirse en el placer popero de los centroamericanos, que dejan en nosotros una excusa perfecta para pelear por alguien a quien amas y convencerlo de que lo hagan juntos. Amor y lucha, una excelente combinación.

Play the Game, Farid Audee (Estados Unidos)

El beat de Play the Game nos convence de dejarnos llevar con el placer denso de la voz de la cantante con toda esa personalidad y elegancia con que esta canción lleva su seguridad hasta nuestros oídos. Farid Audee y Marlena Rose nos dejan una excusa impresionante para gozar el dulce de este pop que tiene la valentía perfecta de desnudarnos por su impresionante golpe de son y paciencia para desprendernos del miedo. Encanta por donde la veas y sientas, escúchenla si necesitan expulsar todas sus emociones en una excusa sonora como esta.

Lost at Sea, Counting Chances (Estados Unidos)

Lost At Sea llega desde Estados Unidos con Counting Chances, una banda que propone un sonido intenso para viajar dentro del mar y la intensión de dejarse llevar con las olas. La propuesta estadounidense tiene el placer para disfrutar de la calma del mar tanto como expresar esta locura por la marea alta, que se expresa bastante bien en el intenso ir y venir de lo que puede significar la gran onda de esta canción que se mezcla en la ligereza del country con el folk y la suavidad perfecta de ir hasta el fondo con toda la vibra posible de la naturaleza.

Wonder Girl, Alex Hahn (Estados Unidos)

Una canción de naturaleza para sentirse parte del día es lo que Alex Hahn nos viene a dejar. Esta propuesta es como un escape hacia la libertad y los lugares que dejamos de conocer. Wonder Girl es una propuesta sumamente íntima, que se apega perfectamente a nuestra razón y decisión por ir hasta el final de los hechos. Es pura pasión sonora para dejarse llevar y jamás terminar de sentir. Lo que buscas encuentras y te fascina. No va más, siempre llega con la emoción perfecta.

Sometimes, Philly Billy y Trippz Michaud (Noruega y Estados Unidos)

Sometimes es una canción para esconderse en tu cuarto todo un fin de semana y entrar en un momento intenso de pensar para que estamos en el tiempo y las situaciones específicas de la gente. Philly Billy y Trippz Michaud combinan a Noruega y Estados Unidos en una propuesta fascinante, que vuela con la excusa perfecta del hip-hop y la sensación intensa por irse hasta el límite con la sensualidad del R&B y todo lo que puede ofrecer un beat perfecto y bien acompañado. Es pura excelencia sensorial para sentir hasta la profundidad de nuestro cuerpo.

Mirror Ball Lounge, 小林楓 – Kaede KBYS (Japón)

Somos amantes de la música japonesa, en este caso de Kaede Kbys, quien nos deja una canción para sentir con el placer perfecto toda nuestra vida y la espectacular voz de la cantante asiática. Mirror Ball Lounge es una excelente excusa para viajar con muchísima tranquilidad por nuestro cuerpo y sentir la pasión exacta en cada fibra corporal que nos puede tocar la agudeza de esta canción, que es pura fragancia emotiva para gozar todo lo que hay por dentro de ella.

Democracy and freedom, Royal Incest (Alemania)

Royal Incest termina esta gran lista de miércoles. La manera en que despedimos este día es con el hard rock que esta banda alemana presenta a Democracy and Freedom, una canción intensa y desafiante para todos los que quieren destruir lo que hay en su frente. Las guitarras se convierten, poco a poco, en la excusa excepcional para despejar nuestro dolor de nuestra cabeza y expresarlo en las notas de esta canción, que elabora todo un trabajo para perder el control y apreciar ese viaje musical en nuestro cuerpo. Es lo que buscamos para destrozar nuestro deseo corporal y elevar nuestro gusto por el rock, que libera todo el golpe sensorial de saltos y drama en esta propuesta alemana. Que no se muera el rock ni la destrucción, menos lo que hace Royal Incest.