10 RECOMENDACIONES DIARIAS DEL UNDER MUNDIAL PARA EL OÍDO EXIGENTE #128

Estas son 10 razones musicales, en forma de recomendaciones diarias, desde el planeta a tus oídos.

Vinyl Dreams (Demo), Joey Noble (Estados Unidos)

Estados Unidos nos suele entregar joyas sonoras de una manera bastante íntima, casi que nos hacen soñar en desaparecer dentro el vacío de un bosque con la facilidad de un demo. Joey Noble llega a nosotros con Vinyl Dreams, que apela por entrar con la fuerza de la guitarra a nuestra necesidad por un golpe intenso hacia lo denso de nuestros sueños y sensaciones más pesadas para volar con total libertad. Es una canción preciosa, terminantemente necesaria para cualquiera que quiera viajar a un feel intenso.

April, Good at Rockets (Estados Unidos)

April es lo último de Good at Rockets, quienes nos dejan una canción que suena a pura compañía, como si fuese un abrazo bastante fuerte de un grupo de amigos que tienen todo lo indicado para ir por el mundo. La onda garaje rock le da a esta canción un modo de honestidad bastante claro, que nos anima a gozar cada instante de la propuesta. Ir de lleno con esta canción es imitar perfectamente el proceso sonoro al cual nos adoptamos. Es una bomba sonora que llena nuestros bolsillos de felicidad. Encanta para cualquiera que necesite compañía rockera en pocos minutos de canción.

Better of Me, Brady Grey (Estados Unidos)

Better of Me propone un viaje musical bastante denso, como si destapara una botella de emociones que nos tocan muy profundamente. La voz de Brady es una excusa fantástica para creer en músicos como él, que se van con su agudeza sonora a un intenso viaje por adoptar nuevas manera de gozar el folk en una propuesta. Esta tranquilidad se siente bastante bien en la propuesta, emergiendo desde lo mínimo hasta la cima musical. Es una conexión hermosa entre lo íntimo del artista y la personalización de nosotros con esta canción. Gusta mucho por donde la sientas.

The Wat, Congregation (Estados Unidos)

The War se transporta por nuestras cabezas con la calma perfecta de un ataque sonoro que nos va a agarrar de manera especial. La canción de la banda estadounidense Congregation guarda en la batería toda la esencia sonora a la cual se adapta. El valor musical en el que nos encontramos es óptimo para sentir a esta canción como una excusa fantástica para sentir todo lugar donde estemos. Es como entrar a un bar y sentir la naturaleza sombría del lugar y apañarse de pura elegancia del lugar con esta canción de fondo.

Don’t Waste Your Love, BOO SEEKA y Goldin (Australia)

Desde Australia Boo Seeka y Golding nos traen lo que necesitabas para mover tus caderas tiesas y volverlas un motivo de seducción para otra persona. La propuesta de los australianos se completa con una conexión colectiva muy bien trabajada. El valor de las voces de ambos músicos permite que esta edición entre electrónica y sintetizadores sensibles le den a esta canción un desarrollo intenso pero emotivo, como si bailáramos con la nostalgia en la cabeza. Encanta el placer musical en el cual nos encerramos, eso fascina y no deja de completar un intenso viaje sensitivo. Vuelen y dejense llevar, les va a encantar.

HOUSE RULES, 2012 Bid Adieu (Estados Unidos)

La sensualidad describe el viaje con que HOUSE RULES se mete en nuestra cabeza. 2021 Bid Adieu desprende un sonido fantástico, que procede de una sensación que acapara el valor perfecto de experimentar entre lo electrónico y desdichado para dejarnos un resultado fascinante entre dejarse llevar por el trip perfecto de los sonidos y no lamentar nada de lo que tengamos por dentro. Es pura electrónica que enamora por su capacidad para meterse en nuestras ganas de gozar en la discoteca.

Back Again, Jost Music (Alemania)

La música alemana siempre nos sorprende por su absoluta energía para convencer a cualquiera de gozar todo un viaje emotivo y sensitivo en sus canciones, ese es el caso de Back Again, de la banda Jost Music, quienes nos dejan un excelente excusa para bailar y sentir el futuro en su canción. El placer con el que nos encontramos es único y sabe como trabajar con el EDM para dejarnos con una canción precisa para disfrutar de cualquier trip que tenga todo para que transformemos en la noche en algo inolvidable.

No Vacancy, Ruby Gilbert (Australia)

No Vacancy tiene esta influencia clásica del folk y country en sus bases que deja muy en claro la sonoridad delicada y enseriada que desea proponer en nuestra mente. El placer sonoro de Ruby Gilbert es excepcional, porque trabaja con una baraja de alternativas para convencernos de todo y gozar el trabajo de la cantante australiano bajo una propuesta sencilla pero que se vuelve increíble por el drama trabajado de su voz, que corresponde a un trabajo impresionante, que viaja entre la nostalgia de nuestras emociones y su evolución como cantante. Es una exposición espectacular de talento y desafíos sonoros. Nos encanta.

Washed Away, Lunar Isles (Corea del Sur)

Desde la lejana Corea del Sur nos llega Lunar Isles con su última canción Washed Away, una canción que parece retratar el vacío del horizonte y cómo este entra en nuestros ojos con la ligereza correcta de un canto lleno de emoción densa. La intensidad del surf rock se acrecienta con el paso del tiempo y convierte estos sonidos shoegaze en una alternativa gloriosa por avanzar hasta el final y no dejar nada incompleto. Es una propuesta que te calma dentro de cualquier desesperación y ayuda a disfrutar de un trip bastante genial. Fascina meterse en ella y viajar con mucha calma y elegancia en sus sonidos vibrosos.

Jackie Sings a Rebel Song, Sovereign Citizen (Gran Bretaña)

Desde que vemos al Ché Guevara podemos entender que esta canción intenta ser el sonido de alguna guerra, interviniendo en el valor sonoro que el dram de esta situación causa en el cuerpo de quienes lo viven. La canción toma un concepto lírico bastante fuerte, donde las guerrillas y el terror son las principales formas de entender el trabajo con que la revolución se explica en esta propuesta. Jacki Sings a Rebel Song es una excusa perfecta para ir hasta el fondo de las situaciones y tener el peligro exacto en nuestra mente, mientras todo se despedaza a nuestro alrededor. Es nostalgia pesada que no queremos repetir pero necesitamos aprender de ella para explicar nuestra rebeldía.