10 RECOMENDACIONES DIARIAS DEL UNDER MUNDIAL PARA EL OÍDO EXIGENTE #90

Recomendaciones Musicales

Estas son 10 razones musicales, en forma de recomendaciones diarias, desde el planeta a tus oídos.

Big Girl Shoes, Only Bricks (Estados Unidos)

Big Girl Shoes es una canción bastante coqueta, que se abandera del pop para expresar su estilo, que tiene un cuidado sonoro tanto como estético. La composición de Only Bricks es suficiente para convencer a cualquier persona de disfrutar su vida sin el miedo a qué dirán. Es una descripción bastante ligera para las personas que tienen su estilo bastante compuesto. Lo que logramos encontrar en esta canción es un proceso bastante bien trabajado en cada sonido, el cual jamás para de sorprender porque tiene el toque perfecto de dulzura y furia de alguien que lleva su personalidad hasta la cima de lo original. Eso se siente.

Journey, Steve Ryan (Estados Unidos)

Nos volvemos a ver la cara con Steve Ryan, quien nos trae una canción con esta aura de calma, como si encontráramos en él una especie de paz bastante clara. Journey es una canción para caminar o correr en praderas enormes, porque tiene la felicidad encarnada en cada segundo de su ejecución. Es la gloria sonoro de la que muchos hablar cuando etiquetan a algo de chillwave. Tiene una ejecución tranquila y capaz de seducir a cualquiera de lo que sea. Es un toque sonoro correcto para cualquiera que necesite remojar su calma y hacerla real. Escuchen a Steve, que siempre trae sorpresas por todo lado que lo vean.

Love, The Pierce Project (Estados Unidos)

The Pierce Project es un viejo conocido en estas listas, que lo acogen porque tiene esta sensibilidad que pocas canciones pueden expresar en pocos minutos. Love es una canción muy bien trabajada, porque tiene el valor concreto de una canción maravillada, que tiene la calidad de alguien que ama todo lo que canta. La influencia beatleriana se siente en el proceso y no molesta en ningún momento. Es una excusa muy linda para meterse en esta canción con todo el corazón. Vuela con la emoción en el cuerpo y se siente en todo lado.

Sharp, Livingmore (Estados Unidos)

Sharp es lo último de Livnigmore, que atrae un sonido muy presente pero a la vez tiene cierta intención del pasado, como ochentera, por esa percusión en la base. Esto no está nada mal, de hecho, le da un color muy singular al sonido, porque tiene la elegancia de un proceso sonoro bien trabajado, que expresa una sensación trabajada a niveles especiales, donde sólo importa disfrutar la canción hasta que la bailes con toda la energía que te queda. Es puro rock alternativo que expresa toda la emoción de alguien que vive y se juega la vida por expresarlo sin ninguna vergüenza en sus pasos.

Blood Box, All Flags Are Grey (Gran Bretaña)

Blood Box se atreve a darnos un sonido bastante trabajado, que se anima al golpe sonoro con la furia del miedo y un terror escondido bajo el misterio de este proyecto británico. All Flags Are Grey tiene una idea musical muy rota, en el mejor sentido de las palabras, porque nos anima a perder el control sin miedo en el proceso. Es la magia de la música y el arte en todo el orden de las palabras. Es elegancia sonora sin el miedo de nada cuando ve el terror en sus narices.

Redfern Station, Jet City Sports Club (Australia)

Las bandas australianas siempre nos sorprenden por la felicidad veraniega que proponen en su composición. El caso de Jet City Sports Club no se separa de esto, pues nos deja una canción que expresa un folk bien desarrollado bajo la bandera del pop. Redfern Station es la canción expresa para animarse por volar y destruir toda la bomba sonora, que apela a construir un sonido lleno de la gama alta, con el rock sorpresivo del 1:32, que nos deja en claro que la emoción nunca para y la felicidad tampoco. Encontrarse con esta canción es encontrarte con la emoción interna de tu vida.

Where I Wanna Be, Dazy Chain (Estados Unidos)

Where I Wanna Be tiene la clase que cualquier bailarín necesita para sacar los pasos prohibidos. Lo que nos deja el estadounidense Dazy Chain es una canción con las excusas suficientes para expresar un sonido para nada corriente, sino que vuela con la clase de un colectivo que baila y no deja de disfrutar. Es gloria sonora para todos ellos que nos creen en que una canción sea felicidad automática en segundos. Esta la es y te desafiamos a escucharla a alto volumen.

BODY TALKS, GT_Ofice ft. ZHIKO (Estados Unidos)

Body Talks le hace honor a su título, que expresa muy bien esta idea que dos cuerpos hablan mientras bailarn, sin el uso de palabras. Esa idea está bien compuesta en el trabajo del EDM, que tiene el valor de esforzarse para dejarnos una propuesta fantástica, llena del deseo sonoro de una canción que va con todo hacia el final de lo que encuentra. La composición participa con el placer de mover el cuerpo hasta dejarlo seco de tanto sabor electrónico. Es una joya sonora y logra todo su cometido: que hablemos con nuestro cuerpo.

All The Time, Forest May (Estados Unidos)

All The Time es una obra inmersiva, de esas canciones que se meten en un recuerdo bastante íntimo con el miedo de una composición que agradece cada segundo sin la necesidad de apelar a la victimización. Tiene el poder de que la voz se adhiera bastante bien al trabajo de la composición, pues elaborar todo un mapa sonoro, en el que lo único importante es dejar este mensaje de nostalgia bajo una composición preciosa entre detalles suaves de instrumentos y la voz como protagonista de esta historia poderosa para las almas nostálgicas.

Don’t Hit Rewind, Steve Ryan (Estados Unidos)

Steve Ryan nos trae Don’t Hit Rewind, la canción con que terminamos este viernes de listas. El estadounidense ya nos tiene acostumbrados a demostrar todo tipo de géneros en su propia composición, un detalles que le queda bien en casi todo. Esta vez mezcla la diversión del funk con la elegancia sensual y misteriosa del R&B, en medio de una composición clarísima y bien trabajada. Es un motor perfecto de música, que se anima a volar con la espera absoluta de música hasta el golpe sonoro correcto de música. Vuela alto y sabe bien, ya lo saben. Es un dulce musical que te hace volar hacia los cielos.