10 RECOMENDACIONES DIARIAS DEL UNDER MUNDIAL PARA EL OÍDO EXIGENTE #84

Recomendaciones Musicales

Estas son 10 razones musicales, en forma de recomendaciones diarias, desde el planeta a tus oídos.

Truth, Steve Ryan (Estados Unidos)

Inauguramos esta lista con Truth, de Steve Ryan, quien nos deja una propuesta llena de la sensación correcta del retro soul, en una composición bastante fresca y sensible, que se atreve a tocarnos con la suavidad de un músico que reconoce hasta donde llegar con su música y la suavidad del género que apela en cada segundo ejecutado. Es una canción profunda y pesada, capaz de tocar lo más denso de nuestras emociones con la facilidad similar a la de una caricia lenta y sudorosa.

Reach (Funk Version), Steve Ryan (Estados Unidos)

Volvemos al funk en la memoria musical de Ryan, quien regresa a una de las facetas que más nos gusta del estadounidense, porque nos deja ver esa especie de sensualidad atrevida que tiene la voz del músico junto al suave rasgueo de guitarra, que apelan a un sonido ejecutado con la calma correcta de un músico que sabe como evolucionar con sus propios sonidos. La perfección calma a esta propuesta en un viaje concreto de tranquilidad y una sensual fascinación por lo correcto y trabajado bajo la bandera del funk y la exposición de gritos densos ante toda la furia de esta propuesta.

Pride With Humility, Steve Ryan (Estados Unidos)

Y nos despedimos, eventualmente, de Steve Ryan con una de sus últimas facetas: el adult contemporary. La composición llega con la sencillez de una propuesta que avanza con la elegancia correcta de un músico que sabe como llegar hasta el límite de sus características. Pride With Humility es una canción suave y bastante digerible, casi con el halo de esperanza necesario para dejarnos en claro que todo lo importante se describe en la facilidad de ser personas que sirvan de algo en el mundo con el orgullo y humildad como banderas de vida para relacionarnos con quienes están junto a nosotros.

The Tempest, 4nzek (Estados Unidos)

La onda electrónica y esta intención por llevarnos a una dimensión bastante sensible y relajante son las premisas de 4nzek en The Tempest, quien nos deja una propuesta bastante bien trabajada, porque lleva el valor de un sonido que emerge detrás de toda la furia sonora, que apela a una sinceridad acalorada con el ambiente que lo rodea. Es calor insano que sincera cualquier proceso sonoro, con la explosión sonora indicada que el chillstep puede generar en un cuerpo que sólo desea estar en paz mientras disfruta de un buen momento fuera de este mundo.

Remember, J. Foxx (Suecia)

Remember Me es una mezcla fascinante entre lo electrónico y el rock psicodélico. Esta mezcla sólo puede explicar un sonido cautivador, que te enreda con todo el placer sonoro de un grito concreto y que trabaja con la furia correcta de una composición que explota hasta destruirlo todo. J. Foxx llega desde Suecia para comprender todo el proceso sonoro que se junta a nuestro cuerpo, elevando la sensación absoluta de un proyecto que busca destrozar nuestras sensaciones y lo logra con creces. Es pura emoción dentro del rock más apabullante que puedes encontrar en una composición con la combinación entre dureza y sonidos alternativos que le dan frescura a la densidad escuchada.

Life, Alessandro Montelli (Canadá)

Life es lo último de Alessandro Montelli, quien llega desde Canadá con una de esas propuesta que te animan el alma para levantarte de cualquier día de mala vibra y golpear la densidad de ella para saltar con la tranquilidad correcta de un sonido lleno de la armonía correcta para evolucionar entre frescura, densidad y maldad. Es una canción completa, que viaja con muchas sensaciones diferentes, como si la escucháramos en varias dimensiones. Una más extraña que la otra. Es pura electrónica y pop para gozar en cualquier día tormentoso.

Feed, Speed of Light (Estados Unidos)

Feed es una canción muy divertida, que tiene el concepto maravilloso de una propuesta con el simbolismo correcto para apreciar los sonidos fascinantes del garage rock con el estilo clásico del arte roto e impulsivo. El videoclip es maravilloso, porque tiene esta ligereza de la honestidad visual con el golpe intenso de los instrumentos, que parecen destruirse según avanza la canción. Es pura decadencia que necesitamos para romperlo todos. Es furia, carajo.

Ajo, Unwed Sailor (Estados Unidos)

Ajo llega desde Estados Unidos gracias a Unwed Sailor, quien nos deja una propuesta bien trabajada no sólo con lo sonoro sino con lo visual, tema que se atreve a descifrar una especie de misterio destructivo, que anima a cualquier a golpear los pasos a los cuales está sumergido. Es una canción muy enigmática, como si fuera un viaje lúcido dentro de una pesadilla terrorífica. Esta sensibilidad en los instrumentos le da la capacidad de miedo psicológico a la canción, que eleva nuestros nervios al máximo. Es pura bomba para gozar sin pausas.

Shark Song, Public Figures (Estados Unidos)

Por favor, desnúdense de tantos saltos con esta canción. Si tú no mosheas con esta canción debes pensar muy bien que haces con tu vida. Lo que encontramos en esta composición es la excusa correcta para destrozar todo lo que tenemos a nuestro alrededor. El noise rock que propone es la piedra angular para participar con la lujuria correcta en esta canción, que te incita a romperlo todo sin ningún cuidado. Esta sensación es encantadora porque es lo que necesitan expulsar su energía urgentemente.

Me quedo sin aliento, The Klub (Estados Unidos)

Terminamos nuestras listas con The Klub, en Me Quedo Sin Aliento, una canción que aspira a golpear toda nuestra sensualidad en cada sonido y punch que encontramos en esta canción. Lo que esta propuesta estadounidense nos deja es la excusa necesaria para dedicar nuestros deseos por el cuerpo de otra persona y a la vez dejar volar nuestras sensaciones porque esta amor por alguien nos está volviendo locos y necesitamos dejarlo aunque nos de tanto. La voz es impresionante para la propuesta indie de The Klub, como si entráramos en un sonido futurista, con las ganas correctas de volar con mucha clase y amor por lo que escuchamos hasta el final. Es una joya indie, qué le vamos a hacer. Nos encanta.