10 RECOMENDACIONES DIARIAS DEL UNDER MUNDIAL PARA EL OÍDO EXIGENTE #51

Recomendaciones Musicales

Estas son 10 razones musicales, en forma de recomendaciones diarias, desde el planeta a tus oídos.

Daydreamer, Apollo Rising (Canadá)

Esta es una de esas canciones que te ambientan donde la canción te quiere ubicar. Los sonidos iniciales en forma de sueño, te convierten el viaje sonoro en un destino dirigido hacia una sensación onírica que luego cambiará a un pop rock bastante trabajado, durante etapas lentas y emotivas a explosiones constantes entre guitarra y sintetizadores como conectores. Lo que podemos concluir es que es una propuesta tradicional de rock pop, pero con los pantalones bien puestos en la ejecución, pues dejan una impronta muy suya, donde la voz caracteriza este viaje a su mundo y su búsqueda de sensaciones en nosotros.

Dunes and Breakwaters, Sand Reckoner (Estados Unidos)

Sand Reckoner quiere ser una canción sencilla en cuanto a composición, pero dolorosa en el plano emotivo. Dunes and Breakwaters es la canción que nos llega desde Estados Unidos, una propuesta que evoluciona con muchísimo cuidado, pues la instrumentación se basa en una guitarra acústica, la voz del cantante y un piano. Elementos que configuran a esta propuesta como una caricia musical para quienes querían una canción suave y sencilla para pasar nuestros momentos solitarios sin la culpa de extrañar a alguien.

Forever Sunday, Camelo (Dinamarca)

La composición de Forever Sunday tiene un trabajo bastante original desde el principio, cuando quiere experimentar por un sonido más electrónico que lo normal. La propuesta lleva este de indie rock bajo una premisa sintética bastante catchy, que te anima a bailar con el mood siempre muy alto. La canción del danés Camelo es una excusa fantástica para que soltemos toda nuestra sensualidad y nos dejemos llevar en los sonidos futuristas que este artista europeo nos pone en el calor de nuestra piel fría.

The Ringing of the Bells, Matti Charlton (Remix por Echo Twelve) (Canadá)

Seguimos con la línea de música bailable hasta que el cuerpo se caliente lo suficiente para explotar. Esta vez traemos un remix de Echo Twelve a la canción del canadiense Matti Charlton, The Ringing of the Bells. Lo que encontramos es una composición que se transforma entre lo bajo de los sonidos, armando una propuesta lenta pero segura de cuando quiere llegar al clímax sonoro. La composición tiene la oportunidad de levantar toda la furia sonora dentro de lo que quiere, con pulsaciones precisas de salto y exposición de la electrónica como moneda de cambio por nuestra satisfacción emocional. Es una gran canción para echarlo todo y romper lo que venga. Disfruten y salten.

Forever, Foxpalmer (Gran Bretaña)

Forever es una propuesta que se materializa muchísimo con el estilo de la británica Foxpalmer. Tiene una idea rock dentro de esa base pesada que maneja su voz, equilibrando una composición muy llamativa, por su feeling de drama emotivo y la energía contradictoria de las guitarras que, según avanza la canción, le darán un color de velocidad airada a la propuesta, confabulando en una configuración sonora trabajada en dos moods distintos, que incitan a esta tranquilidad preocupada y a la desesperación musical, que le quedan muy bien y le da la personalidad adecuada para escucharla hasta el final.

Pauses in Lines, Bits of Alan (Estados Unidos)

Bits of Alan trae a Pauses in Lines, una propuesta que emerge gracias a un detalle en concreto: su voz. Esta parte de la composición es extraño, porque no es la mejor voz que hemos escuchado pero se acopla muy bien a esta onda indie de la composición musical, dándole un estilo único a la canción, porque la voz es original y tiene su tono adecuado para crear ambientes especiales. Es rock pero calmado, de esos que evolucionan con el tiempo y se disponen todo por causar felicidad oculta dentro de su base sonora, que es constante e intenta cuadrar su personalidad mientras suelta energía.

Hue, Bits of Alan (Estados Unidos)

Esta otra canción de Bits of Alan, Hue, es una composición más personal, más movida y con menos instrumentación. La propuesta tiene el balance perfecto para golpear con muchísima suavidad a quien escuche la canción. Es una composición trabajada entre lo alternativo, el folk y lo acústico, detalles y géneros que ya le dan esta personalidad de calma e intimidad a lo que escuchamos y más con la voz del cantante, que eleva cualquier mala vibra a la nada y nos deja una propuesta digerible en cualquier momento tranquilo que tengamos en esta semana o en el día.

Deeper Blue, CHIVVY (Suecia)

Desde Suecia llega CHIVVY, con Deeper Blue, una canción que emerge entre las tinieblas del dream pop, con una composición que se lleva la atención por este misterio insertado en la voz de la cantante europea, que crea un ambiente claroscuro basta trémulo, el que la música le da un toque impresionante de conexión con ella. Es una propuesta que se dispone a componer un ambiente bastante pasajero y profundo, como si estuviésemos perdido en algo, y lo fantástico de esta propuesta es que nos abandona ahí por lo que dura la canción y nos anima a estar de lleno en esta ambiente extraño. Gran canción por su inmersión.

Burn it Down, Space of a Day (Estados Unidos)

Necesitábamos rock y Burn It Down es la excusa para tenerlo. La conexión entre funk y rock siempre resultará en algo maravilloso, ya lo podemos ver en esta canción de la banda estadounidense Space of a Day, una agrupación que sabe llevarnos al pasado y meternos bien en el presente, mezclando la diversión con la pesadez del género, creando una canción impresionante, que nos hace bailar tal como sudar por los saltos que causa. Es de esas composiciones que son elegancia y destrucción en pocos minutos, lo que causa el funk con el rock: una joya sonora inevitable.

End of the War, MYLO BYBEE (Estados Unidos)

Terminamos esta lista con la pesadez grosera de End of the War, que nos anima a la destrucción masiva de todo lo que imaginamos, mientras la voz de MYLO BYBEE nos acompaña con muchísimo tacto. La propuesta que escuchamos es una combinación entre el epílogo del desastre y los recuerdos traumáticos de la destrucción por la guerra, que se identifican muy bien en la instrumentación de esta canción, que a veces rompe con mucho esfuerzo este dolor de la guerra y no para nada en su ejecución. La propuesta hace bien en demostrar este proceso sonoro en lo que escuchamos. Se siente y se teme al mismo tiempo. Gran canción para explicar la destrucción masiva.