10 RECOMENDACIONES DIARIAS DEL UNDER MUNDIAL PARA EL OÍDO EXIGENTE #46

Recomendaciones Musicales

Estas son 10 razones musicales, en forma de recomendaciones diarias, desde el planeta a tus oídos.

Vegan Burgers, Kurtis Hoppie (Estados Unidos)

Kurtis Hoppie trae una de esas canciones que revelan cualquier sensación atorada que tengas muy prohibida en tu cuerpo. La libertad que regala esta canción es fascinante, porque tiene la dicha de ser una composición trabajada por un músico que conoce su voz y dónde es bueno. La capacidad de sus sonidos tiene la composición perfecta para atacar con toda la furia posible dentro de nuestros cuerpos. La composición llega con mucha capacidad de decisión para quienes la escuchan, creando un universo sonoro bastante adaptable para quienes desean soltar toda la energía que el caos de su cuerpo quiere dejar en los demás.

One Cup, Suspect Ed (Estados Unidos)

Suspect Ed trae a One Cup, una canción que divide su existencia en el rap y una pequeña influencia pop dentro de su composición. La idea de no pensar en Eminem, es imposible. La composición tiene el tono perfecto para animar cualquier destello sonoro, logrando una capacidad de logro musical muy bien llevado, dónde el género grita muy bien su valor de existencia, acumulando una serie de detalles, como el beat acorde y la velocidad comprometida de los músicos. Gran canción para adornar cualquier noche nublada y con ganas de batallar ante ella.

We Got The Go, SubLuminal (Estados Unidos)

SubLuminal llega con una canción pop bajo su manga. We Got The Go es una propuesta que se anima a incluir una conexión entre el country y el pop para darnos una canción alegre y dramática a la vez. La composición lleva un terreno muy cosechable, porque tiene elementos dentro de su composición, que alegran cualquier viaje sonoro al que se están metiendo. La canción tiene el valor dichoso de llevar todo hacia la cima musical, disipando cualquier duda en medio de quién busca escuchar esta propuesta. Se anima bien y perpetúa la buena onda de inicio a fin, terminando de manera un poco oscura pero bastante honesta para todo lo que escuchamos con anterioridad.

Dying to Lie, Dust Monk (Gran Bretaña)

Dying To Lie es de esas canciones que se juntan muy bien hacia las cabezas que piden propuestas en conjunto que suenen a unión, amistad y conexión con el oyente. La propuesta fascina por este viaje suave y comprometido de las voces, por sonar a una libertad acompañada entre varias personas. Su simpleza lo que hace real, equilibrando un perfecto timing entre la buena vibra y esta idea musical de resistir unidos y sin ninguna palabra de por medio. Porque hay que disfrutar hasta el final todo lo que nos regalan.

Whatever Doesn’t Kill You Can Still Leave You Crippled, The Mark Inside (Canadá)

Whatever Doesn’t Kill You Can Still Leave You Crippled llega como una canción de rock alternativo que busca que nos desnudemos por toda la energía adolescente que encontramos en ellas. La composición es lo suficientemente sucia y rockera para que nos llegue al cuerpo y nos seduzca para darle todo nuestro sudor al golpe intenso de lo que escuchamos. La propuesta tiene el valor de golpear a cualquiera sin nada que lamentar. Toca el techo y destruye cualquier destino de aburrimiento. Expresa el valor del rock under y la capacidad que este puede tener para alegrar el cuerpo de cualquier enajenado. Si de composiciones comprometidas y con sabor a destrucción hablamos, esta es una excelente excusa para creer en ellas.

Date en San Juan, Xyz Collective (Puerto Rico)

Necesitábamos ese sabor latino en esta lista. Date San Juan es lo que les regalamos para aprender de esta seducción romántica en las tierras calientes del continente. La propuesta tiene el color y calor de un viaje intenso, que se lleva con mucha elegancia en lo que se compone. La canción de Xyz Collective tiene el placer de una propuesta que se lleva bien con todo, insinuando un destello bastante decidido de música apegada a nosotros, como si nos enamoramos mientras escuchamos la dulce voz de esta cantante, que busca que viajemos a San Juan y entendamos todo el amor que ahí nace.

Ain’t To Love, Hunter Falls (Bélgica)

Hunter Falls trae Ain’t Love, una propuesta que te lleva de cero a cien, sin nada que deber al terminar de escucharla. Verán, es una canción que no busca el punch desde el primer segundo, lo que analiza es este deseo concreto de componer todo un trío elegante para quienes desean meterse en la propuesta desde el primer segundo. La composición se alegra lo suficiente para que la buena vibra se sienta dentro de toda esta sensibilidad del músico para componer está canción, que es lo suficientemente catchy para animarnos a golpear cualquier mala vibra en medio de la nada.

Soujorn, Jitensha (Canadá)

Jitensha trae una canción que parece sacada de alguna profundidad emocional que se vuelve física. La propuesta se llama Soujorn, que tiene este placer misterioso de una composición que sabe hasta dónde ir. La canción lleva mucha clase y calidad, comportándose de manera sublime para todos ellos que desean irse lejos con la composición que encuentran en esta canción. Si te metes en los sonidos de esta propuesta, seguro te quedas hasta el final, porque tiene este movimiento monumental de música para cuerpos que quieren gozar hasta terminar mojado. Es lo que buscas si la sensualidad oscura es lo tuyo.

Another, La Coco (Australia)

La Coco llega con Hawkins, para la composición de Another, una canción que anima a moverse con la sensualidad de un beat bastante atractivo. La propuesta tiene un desarrollo impresionante, como si fuera un proceso musical comprometido con envolvernos en distintas fases sonoras, cada cuánto avanza. La composición es perfecta para todos ellos que buscan una obra de arte dentro de sonidos que se conjugan perfectamente. Lo que encontramos es exquisito. Único para quienes desean romper todo con gritos y deseos brutales de lujuria sonora. Escuchen esta canción, no se van a arrepentir.

Honey Lung, Said The Whale (Canadá)

Terminamos esta lista con Honey Lung, una composición que se mueve con muchísima seguridad dentro de sus sonidos. Pensamos en The Offspring muchas veces, porque tiene esta misma curva de emociones entre el rock denso que encontramos, logrando una sublime capacidad musical, porque toca el techo de nuestras emociones más fuertes y la intimidad sonora en momentos del minutos dos o finales del primer minuto, que nos descubren de manera sutil, de acuerdo a todo el valor emocional que esta canción consigue en nosotros. La unión entre momentos agudos y voces/instrumentos con notas graves, le dan el balance correcto para volar muy alto y conseguir las expectativas necesarias para ser una canción fascinante y la última de hoy.