10 RECOMENDACIONES DIARIAS DEL UNDER MUNDIAL PARA EL OÍDO EXIGENTE #38

Recomendaciones Musicales

Estas son 10 razones musicales, en forma de recomendaciones diarias, desde el planeta a tus oídos.

Deserve Me, Feraz (Estados Unidos)

Empezamos con las listas de hoy. La forma en que lo hacemos es escuchando lo último de la banda estadounidense Feraz, llamado Deserve Me, una canción que puede explicarse como el elixir de la sensualidad bajo el llanto del R&B. Es una canción que te pega con golpes lentos pero pesados, con una voz que se distorsiona de manera adecuada en medio de todo. La canción es increíble para terminar lo que no funciona y mezclar toda la seguridad en una sola persona. Es un viaje sonoro bastante emotivo, que nos pone la piel caliente y dura al mismo tiempo.

Alkaline, Rivals (Estados Unidos)

Imagina viajar al espacio cerrando tus ojos y sin mover nada más que tu piernas. Esta propuesta de Rivals, desde Estados Unidos, es la excusa que necesitabas para creerte este cuento extraño de irte hacia la cima de tus emociones. Es el pop rock que necesitas para sorprenderte de lo que escuchas. Alkaline tiene una serie de facetas sonoras increíbles, que le dan un toque catchy al sonido, pero también esta fuerza del rock que te desnuda sin tocarte. Sólo con los sonidos ya están en medio espacios de furia y sudor. Es energía pura en forma de canción, que no puedes dejar pasar.

The Dreamer, Violeta Genciana (Perú)

Nos llegan noticas de nuestra hermana nación del Perú, con Violeta Genciana, que nos demuestra con el indie rock puede dar más que un tema tradicional de guitarras distorsionadas y una voz emotiva sin dirección. Lo que encontramos es una propuesta muy fuerte, que evoluciona entre géneros, tomando cierto detalle country para generar todo un roadtrip dentro de la canción, que se junta a la letra, que expresa esta lucha ante nuevas decisiones que nos achicopalan, pero al mismo tiempo nos llenan de fuerza para batallarlos. Esta canción es un viaje de descubrimiento propio, en el que te regalan la energía, en forma de música, para combatir cualquier cosa.

Maryanne, Sam Arjes (Estados Unidos)

Maryanne llega gracias a Sam Arjes, desde Estados Unidos, con una oferta sonora que se expresa entre la búsqueda de un punch desde los riffs melosos e íntimos de la guitarra, hasta una propuesta lo demasiado sensible y cercana en la voz y percusión. La canción tiene un elemento de interés, que es la voz y como esta toma mucho partido en la evolución de la propuesta, de tal modo que se vuelve un timón para seguirle la energía a la propuesta, que está hecha para un buen rato, para armarte un porro y seguir en un día caliente y animado.

New Isolation, Arson Whales (Estados Unidos)

Arson Whales hizo esta canción con una intención inconsciente. Parece que el viaje al que nos enfrentamos es el de volver al pasado y apuntar con la fuerza suficiente a todo el golpe sonoro en nuestra cabeza. La voz de esta cantante es un detalle impresionante, de esas voces que expresaban la fuerza del punk-rock al mismo tiempo, entre drama envolvente y poder del hard rock que te desafiaba con muchísima seguridad. Escuchamos New Isolation, una canción para romperlo todo y no arrepentirse de nada en el intento.

Lanterna, Ravih (Brasil)

Si quieres sentir a Brasil en tu cabeza, Ravih es un buen inicio para comprender el movimiento contemporáneo de la música de este país hermano, que experimenta un proceso muy dramático en su ejecución. El portugués tiene este detalle intenso de extremar cada emoción, lo que encontramos aquí es una sopa de momentos variados, que se bifurcan entre emoción, drama y esperanza. Esta mezcla confunde pero consigue que entendamos tanto en poco tiempo. Es un proceso musical comprometido con lo visual, que narra un viaje expresivo bastante real con sus coterráneos. Lanterna para ustedes.

Punching Bag, Ryder Pierce (Estados Unidos)

Ryder tiene la voz que muchos piden y pocos tienes. Esa voz es el motor para hacer de una canción, una pieza fundamental en cualquier playslit de descubrimientos de música alternativa. Lo bueno de Pierce es que sabe ejecutarla muy bien en Punching Bag, implementándola en varios espacios, desde la suavidad sonora hasta la explosión energética. Lo que encontramos es una propuesta que sabe muy bien como ir de cero a cien, sin perder la dirección y con la seguridad de una propuesta que se lleva perfectamente bien con la instrumentación. ¿Querían música hermosa? Tengan esta propuesta.

Tanto Tiempo, Scrimshire ft. Penya (Gran Bretaña)

Si quieren un trip para volar sin dejar el suelo, Scrimshire trae Tanto Tiempo, junto a Penya, en un remix con Village Cuts. La propuesta se mete dentro de una historia entre el Latin House y una jazztronica bastante caribeña, como si fuera una canción de playa pero de montaña a la vez. Tiene esta intención bailable que pocas canciones logran interferir en tu memoria. La canción de la banda británica es PERFECTA para un rave, de esos que sirven de retiro espiritual al mismo tiempo que de diversión para el cuerpo y la cabeza. Es una gran canción y que nadie lo niegue, nos hace mover las caderas sin pedirlo.

Wait For Us, Alex Titta (Estados Unidos)

Wait For Us es una caricia musical, de esas que te llevan a los más directo de tus instintos emocionales. El bedroom pop que propone Alex Titta es un tono expresivo para meterse en nuestra cabeza sin ningún problema. La canción del estadounidense toma con mucho empeño este detalle sonoro que expresa bien la sensación de un cuerpo que sabe como resolver la estructura sonora a la que se acopla. La canción vuela alto y no para nada, se toma todo y su sensibilidad enamora automáticamente.

Palm Reader, Dreamers ft. Big Boi y UPSAHL (Estados Unidos)

Acabamos esta lista con una canción de Dreamers, se llama Palm Reader y es una colaboración con Big Boi y UPSAHL. Lo que encontramos es una sorpresa bastante llamativa, que nos llama a mezclarnos en una narrativa sonora muy diferente en sólo tres minutos de canción. La profundidad y pesadez se mezclan a una agudeza sonora en la voz de UPSAHL, que crea una contradicción sonora fascinante, que se mezcla perfectamente con esta onda sintética y bien comprometida a unirse con el rap y también algo pop. Es toda una mezcla, que funciona de forma increíble, sin parar nada pero con muchísima paciencia para atacar cuando debe.