10 RECOMENDACIONES DIARIAS DEL UNDER MUNDIAL PARA EL OÍDO EXIGENTE #35

Recomendaciones Musicales

Estas son 10 razones musicales, en forma de recomendaciones diarias, desde el planeta a tus oídos.

GROUPIE, THE OG JONNY G y TWENTI (Estados Unidos)

THE OG JONNY G ya es un viejo conocido en nuestras lista, ahora él llega con TWENTI para dejarnos Groupie, una canción que surge entre profundidades sonoras, para luego atacar con un beat bastante pegajoso y pesado, que se junta a un detalle de guitarra que le da esta sensación de sensualidad adecuada, capaz de afrontar cualquier golpe sonoro en el desarrollo de la canción. Es una propuesta que evoluciona en medio de sonidos que se exteriorizan a más sin esperar ningún silencio, va con todo y no apela a la tranquilidad. Esta canción habla sobre groupies, desastres a causa de ello y todo ese caos entre fans e ídolos.

Longboarding In My Slippers to the Convience Store, Ian McFarland (Estados Unidos)

Ian McFarland trae una canción que nos hace pensar que la influencia de Los Beatles jamás desaparecerá de nuestro presente. Lo que nos trae esta canción no es un desarrollo total de esa influencia, pero si tiene ciertos detalles, como la composición alegre y sincopada, que se junta a un rock alternativo bastante simpático, que te anima a que, con los coros, te alegres dentro de cualquier caos posible. Longboarding In My Slippers to the Convienve Store es una canción llena de la vibra suficiente para alegrar todo día oscuro y sin ganas de seguir.

‘Til The End, DuPont Brass (Estados Unidos)

Amigos y amigas, regresa nuestra banda favorita: DuPont Brass. Siempre es un honor de tener a esta banda en nuestras listas. Hoy nos llega ‘Til The End, una propuesta que se anima a mezclar el hip-hop con el R&B -en ese orden de importancia-, para darle toda la fuerza a la propuesta, que impronta un viaje sonoro con bastante detalle, que siempre deja toda su fuerza en la energía que entrega hacia nosotros esta banda. Es una canción sencilla pero capaz de seducirnos en segundos, como todo lo que hace este proyecto, que repetimos: es sensacional.

Friends or Foes, The Kronskies (Austria)

Friends or Foes llega desde Austria, con The Kronskies, una banda que le mete todo el rock posible a esta canción, que se enfrenta a un desarrollo sonoro bastante pesado, que tiene todo el toque musical de una banda alternativa, que reconoce donde ubicar un silencio para expresa todo lo que la propuesta ha estado creando en nosotros. Tiene un puente musical bastante claro, que le da una fuerza bastante grave al desarrollo, logrando una declaración sonora muy directa y sin nada que temer. El orden compositivo es real y capaz de romper cualquier barrera sonora. Sabe como llegar a sus límites y no se cansa de hacerlo nunca.

Drippin, DuPont Brass (Estados Unidos)

Tal vez esta sea la última canción que nos llega de DuPont Brass, por lo cual la extrañaremos. Drippin se mete en nuestra cabeza como una canción con la elegancia adecuada para sonar a una despedida única. Lo que la agrupación estadounidense nos ha dejado a lo largo de esta lista es un estudio perfecto de como el sonido orquestal puede aferrarse muy bien a nuevos géneros, y como lo contemporáneo puede aplicarse muy bien con lo tradicional. El sonido en forma de coro y unión es perfecto para apegarse a este tipo de sonidos, que llevan mucha onda en cada segundo, sin nada que dejar debiendo. Es música total para momentos de más energía. Es gloria musical en forma de despedida. Es la mejor banda que hemos reseñado.

Precious, Amy Blaschke (Estados Unidos)

Precious, de Amy Blaschke le hace todo el honor posible a su título, aunque de una forma contradictoria. La propuesta de la estadounidense es una canción que evoluciona entre el desastre de dos personas que parecen atados a una rutina y el pasaje que han decidido se ha vuelto difícil de seguir. La canción tiene un toque muy elegante, como si escucháramos el pasado dentro de un presente tormentoso. Es de esas canciones que sirven como enciclopedia para entender el desastre y lo que nos hemos dejado en el camino. La voz de Amy es impresionante para narrar historias tan dramáticas como estas, que se te quedan dentro por su capacidad de decir la verdad sobre lo que pasa.

Addicted, Becoming Young (Estados Unidos)

Addicted es lo nuevo de Becoming Young, que se aferra muy bien a un sonidos directo y llego de implementaciones electrónicas y rockeras sin olvidarse de la tranquilidad del folk en su base sonora. Es una canción interesante para reconocer la distintas fases sonoras de una canción y como se tornan cada vez más fuertes según su evolución. La propuesta es genial y toca el corazón de cualquier solitario, sin nada que perder en el camino de vuelta. Es intimidad única de un músico que llego para quedarse en nosotros.

Veneno, Sinego (México)

Veneno es de esas canciones que funcionan para explicar el desastre de una vida y todo su drama en medio de un soundtrack precioso. Pero también puede explicar el caos dentro de una discoteca y como podemos usar esta canción para sudar hasta el amanecer. Sinego llega desde México con una propuesta muy sensual pero también temeraria, es de esas propuesta que te desnudan sin tocarte, como una voz tan desafiante y rítimica que, junto a la propuesta sonora y su clímax, crean todo un viaje intenso entre energía y pasión que genera esta propuesta.

All The Best Intentions, Couchsleepers (Estados Unidos)

All The Best Intentions llega gracias a la banda estadounidense Couchsleepers, que nos entrega una propuesta con sonidos muy calmados, como si funcionaran para un viaje hacia el campo o el bosque. Es un sonido exacto para el escape de dos persona en medio de la nada. Esta propuesta tiene un toque fascinante, que lleva mucha energía dual, entre la despedida y el disfrutar. La propuesta tiene la energía adolescente que una canción alternativa necesita para ser inolvidable. Es lo que queríamos y ahora lo sabemos, no queda más que admitirlo, esta canción nos da vida.

The Dancer, Starving for my gravy (Noruega)

Terminamos esta lista con The Dance, de Starving for my gravy, una canción que dispara con muchísima calma a quienes esperan una propuesta directa y que avance desde el vacío hasta la cima, con explosiones sonoras bastante personales. La propuesta de la banda noruega es impresionante, porque reconoce todas las fases sonoras a las que pertenece, desde la calma de un folk sencillo y acústico, hasta los clímax compositivos, que elevan todo el sonido a una fortaleza musical, capaz de mezclar percusión y la voz del cantante, que expresan una canción fascinante, capaz de ponernos la piel de gallina y los ojos llorosos. Esta propuesta es pura emoción humana. Todo lo que necesitábamos.