10 RECOMENDACIONES DIARIAS DEL UNDER MUNDIAL PARA EL OÍDO EXIGENTE #26

Recomendaciones Musicales

Estas son 10 razones musicales, en forma de recomendaciones diarias, desde el planeta a tus oídos.

my valentine, Ashley YQ (Países Bajos)

Empezamos las listas de hoy con my valentine, una canción que lleva a cualquier oyente a un mundo bastante sintético, como un baile melódico que se va de lleno entre la nostalgia y esta atención aguda a lo espacial. Tiene sonidos muy bien elaborados y ejecutados, con la capacidad adecuada de llevar todo al máximo nivel de sensación de frescura. Es una canción que puede explicar todo el enamoramiento y su belleza día a día. Se siente el amor y se siente la sinceridad del sentimiento. Ashley YQ es la responsable de esta hermosa canción.

Losse Lips, Sink Ships, DD Darillo (Gran Bretaña)

La capacidad con que esta canción empieza es impresionante, no se guarda ningún arrebato de energía, va con toda la adrenalina posible desde el inicio, dejándonos claro cual es la furia sonora que encontraremos en la evolución de toda la canción. Es de estas propuestas que aligeran el viaje de nuestra escucha en un ritmo bastante catchy. Es una canción espectacular, que nos tiene muy atentos a cada segundo de experimentación, que siempre se aferra a botar todo por la ventana, con rock en sus venas y nada que debernos. DD Darillo nos mueve el piso con Losse Lips, Sink Ships.

Ode To Joy, Masato & Friends ft. C3 (Japón)

Ode To Joy llega desde el lejano Japón, dentro de una obra maravillosa, que le apuesta toda su energía a que nosotros sudemos toda la mala vibra en nuestra cabeza. La composición es una mezcla de talento mundial, donde muchísimos músicos y bailarines se unen para conseguir una canción que mueve toda la alegría en cada segundo de reproducción. Esta canción es eso que necesitas para agradecer la idea de la conexión humana y todo lo que nos causa vivir en un ritmo complejo con otros seres que sienten igual que nosotros. Es una propuesta que nos anima en cada segundo y logra que le regalemos una sonrisa a la vida y la idea de nunca estar solos. QUÉ HERMOSA CANCIÓN.

Swimming, Sprints (Irlanda)

¿Quieres destruirlo todo? Bueno, Sprints es tu excusa para desatar el caos interior con toda la adrenalina que tienes contenida. Swimming es una canción fascinante, que llega desde Dublin, con esta característica increíble del garaje rock y el punk. La ejecución de la propuesta tiene toda la furia de una canción que sabe a donde llegar. Es imposible no destruirlo todo con lo que escuchamos. Es necesario poner play a esta canción y subir el volumen al máximo. Es de esas experiencias que te animan a desnudarte mientras pierdes el control, de esas canciones que incitan a liberarte de todo encierro. Es punk y es una propuesta FASCINANTE.

This is the End, King Park (Canadá)

Desde Canadá nos llega King Park, con su canción This is the End. Lo primero que reconocemos de esta canción es su intención de emotividad y crudeza guardada en la composición superficial de rock que nos entrega. Es una canción que se anima a musicalizar el fin de algo, de un amor, de una persona o del mundo. Tiene una característica esencial para darle el ánimo del indie rock más hermoso que puede haber, y es el de mezclar ambas voces, lo que incita a que entendamos la canción como una conversación interna entre nosotros o una charla con la persona que se fue. Es una canción para animar todo final y nunca perder la atención de nada de lo que pasa.

Fine, Emmet MacLellan (Canadá)

Con Fine esta lista se conecta de mucha vida y felicidad en esta lista. La capacidad que el folk tiene en esta canción para crear un viaje sencillo y fresco, es especial para todos ellos que quieren estar bien con la vida y con uno mismo. Es una canción que la canadiense Emmet MacLellan trae para que mejoremos nuestro día, dentro de una composición muy empática con la sensibilidad de alguien que está decaído. Tiene esa vida musical para meterse dentro del caos y darnos el ánimo adecuado para sonreirle a todo lo malo que nos pasa y a veces no podemos controlar, pero si superar.

The Deep End, Moving Paintings (Estados Unidos)

En efecto, esta canción es como ir a las profundidades y sacar voces desde ese lugar. Lo que encontramos es una canción que interpreta muy bien la sensación de dos personas que parecen hablar desde su interior hasta afuera, como una impresión de exteriorizar lo que sienten. El dúo compone un viaje desde el pop hasta el impredecible rock y todo el poder que encontramos en el proceso. Es una canción que evoluciona con muchas sorpresas, muchas de ellas en la intensidad que nos dejan al final, que no se parece nada al inicio, un hecho que nos anima a sentir con todo el cuerpo durante todo el epílogo de la propuesta y sin nada que deber a nadie. The Deep End de Moving Paintings para ustedes.

Two Eyes, Cody James (Estados Unidos)

Bueno, ustedes que siempre buscan groove, esta puede ser una de sus canciones para volver todo su cuerpo un centro de sensualidad con todos los instrumentos de esta canción. Lo que encontramos es un proceso sonoro muy interesante, que se aferra mucho al funk para ser una canción agradable, que va entre lo despacio y energético del garage rock, dándole ese toque de suciedad pero también elegancia con todo el funk en su composición. Tiene el baile necesario para animar a bailarlo todo. Two Eyes para ustedes, desde Estados Unidos, gracias a Cody James.

Ashes, Jon Richie y Gabby Allong (Estados Unidos)

Ashes llega desde las voces de Jon Richie y Gabby Allong, un dúo que nos deja con la boca abierta para todas esas personas que buscan propuestas que animen una sensación delicada de dos personas que hablan para conectar su feeling. La propuesta tiene este beat escondido en su base musical, que le da un intensidad agradable, capaz de movernos el piso con toda la emoción de ambas voces, consiguiendo una propuesta fascinante, que sabe como viajar siempre hacia arriba. Es lo que quieres para escuchar con tu pareja y tener intensidad al máximo.

I Am, Mindsong (Suecia)

I Am llega desde Suecia con la voz de Mindsong, y es la canción con que terminamos esta lista. La excusa para escuchar esta canción es el de meterte dentro de una historia intensa de alguien que lo expresa con mucha emoción con su voz. Además, hay una composición sonora que experimenta bien con los teclados, creando todo un proceso sonoro, lleno de esta particularidad de ondas sonoras muy aplicadas hacia toda esta conversión de hacer música para llevarnos a una dimensión compleja y alejada de nuestra realidad. Esta canción es un viaje, de esos que te pegan y no sabes muy bien como salir de ellos. Es emoción pura desde la mano de este músico sueco.