10 RECOMENDACIONES DIARIAS DEL UNDER MUNDIAL PARA EL OÍDO EXIGENTE #11

Recomendaciones Musicales

Estas son 10 razones musicales, en forma de recomendaciones diarias, desde el planeta a tus oídos.

Fits Like A Glove, Ohibo Paronti (Gran Bretaña)

Fits Like A Glove es como esas canciones que te pueden acompañar en un domingo por la ruta. Lo que encontramos en esta canción es un viaje sonoro bastante bien aplicado, que sabe conjugar la sensibilidad del pop con la energía creciente y sin parar del rock. Esto se mezcla en una propuesta alternativa que parece llevarnos a un lugar muy paradisíaco. Tiene un toque Bowie, un toque Foxygen. Nos anima mucho a sonreír con toda la boca, como si no tuviésemos nada que perder con la buena vibra de esta propuesta.

Hot Gyal Remix, Sensei Musica, Beenie Man, Japanese, Armzhouse y Just Ideas (Canadá, Jamaica y Panamá)

Para el o la que quiera entender esta canción, debemos decirles que es una fiesta completa. Es una unión tenaz de varias personas que crear una propuesta que mueva las caderas de cualquier. Esta conexión entre jamaiquinos, canadienses y un panameño le dan el toque adecuado de la salsa y el orden que necesita una canción para ser la excusa bailable del invierno. Lo que encontramos es un sonido bien hecho, con un beat que se lleva todo el orden y no para. Es una agrupación de gente que supo como demostrar que la personalidad está adentro de nosotros y cómo la cocinamos con la clase de muchos géneros a la vez. Hot Gyal para ustedes, disfruten este reggae-rap.

Breakaway, The Replicants (Estados Unidos)

Si querías tranquilidad en medio de la tormenta, Breakaway es lo que necesitabas para excusar todo tu fin de semana y permanecer en un viaje interno, con base en la meditación de los sonidos de esta canción. The Replicants traen desde Estados Unidos una canción que parece sacada de una película de vaqueros o de Red Dead Redemption 2. Tiene el drama suficiente para armarnos de valor y luchar contra la tormenta, darle un golpe a la mala suerte y saltar como gente loca mientras perdemos el control con el clímax de esta canción. La propuesta es emoción pura, de las más honestas que nos puede regalar el pop rock.

Time to try Your Best, Vinyl Arch Rodeo (Israel)

Time to Try Your Best se parece mucho a los sonidos de un entrenamiento para la gran batalla del día siguiente. Tiene una previa fascinante, que ya parece abrirnos las puertas de lo que será la próxima fase sonora de la canción, que es una explosión musical bastante segura, que no se guarda nada y siempre pinta para golpear con mucho orden y densidad en las guitarras y la voz del cantante, que se vuelve muy catchy según avanza la propuesta, que se vuelve ligera según avanza, y tiene todo el placer de adaptarse a nuestras necesidades por bailes más planos. Es una perfecta propuesta para desafiar cualquier arrebatamiento de mala vibra.

Living in Dystopia, Crux (Gran Bretaña)

¿Querías algo pesado? Toma esta canción. La propuesta de Crux, desde Gran Bretaña, nos trae una excusa fantástica de todo lo que han sido estos últimos años en el mundo. Es un grito fantástico hacia el poder en las manos equivocadas y el desastre injusto en los más pobres. Es un grito sonoro bien hecho, que apela muy bien a la fuerza sonora que propone dentro de la propuesta visual, que se enfoca en los contrastes y el puro capitalismo. Todo eso se tiene muy bien enfocado en la furia de Living in Dystopia, que hace mucho honor a su nombre, el cual busca al final algo de esperanza en medio de tanta mierda.

I Wish, Sly Wes (Estados Unidos)

Llega I Wish a nosotros, una canción que sabe aplicar muy bien esos principios del funk electrónico, el cual se combina con el placer culposo de bailar hasta abajo con el reggaetón que propone dentro de toda la base sonora. Si bien no es una propuesta que se lleva de igual manera con la intención latina del género, si lleva la misma sensualidad en su estructura, como si fuera una onda bailable, similar a las caderas volátiles y que se prenden con canciones como estas. ¿Quieres bailar? Hazlo con esta canción de Sly Wes, va a pasar.

Fly, Jona Kandaly (Italia)

Fly es una canción que nos puede llevar, automáticamente, a un paraíso sonora muy nostálgico. Es como un mensaje desde el espacio hacia nuestra cabeza. Lo que encontramos con esta canción es una organización sonora bien planteada, que le hace honor a la tranquilidad y velocidad con que la propuesta se organiza. Lo que encontramos es un viaje sonoro bien trabajado, que puede ir de menos a más en sólo segundos, como si fuera un auto de carreras que te quiere enseñar el viaje en medio de la diáspora de emociones que dispara en cada segundo. Es lo que buscas si quieres vivir al límite tres minutos y ocho segundos. Esto es una obra de la italiana Jona Kandaly.

I’ll See You Again, Tearaways (Estados Unidos)

Llega I’ll See You Again, una canción creada por la agrupación estadounidense Tearaways. Lo que nos trae la banda norteamericana es una excusa para seguir creyendo en bandas adolescentes y alternativas. La buena vibra que dispara esta propuesta es tan magnífica que te devuelve a los años del instituto, en que tus hormonas explotaban mucho por ver a alguien de nuevo. Si bien su intención se lleva mucho con una despedida, tiene este toque de éxito en su composición, que le da el aspecto de una gran vibra en cada segundo de ejecución. Es una propuesta muy remarcable para esas almas lejanas que pronto se verán de nuevo para aprovechar el físico compartido.

I Reminisce You, Pennan Brae (Canadá)

I Reminisce You es una canción muy acoplada al pasado. La propuesta de Pennan Brae puede ser una propuesta basada en el crimen como en la búsqueda inalcanzable de algo que jamás podremos encontrar. La sonoridad de esta propuesta está llena de una intensidad increíble, como si volara sin ninguna pausa. Es una propuesta para los arriesgados, que buscan donde casi no hay nada. Es adrenalina pura en forma de garaje rock, que jamás para de alzar cabeza y explotar, como si cada nuevo minuto fuera una marcha de velocidad aplicada.

Closure, Jake Gusto ft. Paloma Sebastian (Estados Unidos)

Terminamos esta lista con Jake Gusto, desde Estados Unidos, que se une a Paloma Sebastian, para describir toda esta desilusión de cuando el amor se acaba y no sabes muy bien que hacer. El dúo norteamericano crea un interesante proceso sonoro, que le vale muy bien esta intención de diálogo entre una pareja que no sabe muy bien que hacer después de una gran pelea. Es como un mensaje por telepatía de ambos para que todo mejore. El indie pop que nos proponen es la excusa perfecta para seguir creyendo en el desdén que deja el desamor y todo el proceso de superación que puede costar alejarse de alguien que estaba muy cerca a ti todos los días. Si quieres música para acompañar ese momento, Closure. es tu canción.