10 RECOMENDACIONES DIARIAS DEL UNDER MUNDIAL PARA EL OÍDO EXIGENTE #2

Recomendaciones Musicales

Estas son 10 razones musicales, en forma de recomendaciones diarias, desde el planeta a tus oídos.

Water, Maddock Park (Estados Unidos)

¿Quieres romperte la cabeza con rock? Water es la razón por la que el rock se hizo desde lo más pesado posible. Maddock Park nos deja muy en claro de que va su onda y como explicarla a nuestro lectores. Su fuerza es impresionante, capaz de causar en ti unos saltos automáticos, con la furia de un adolescente que sólo quiere sudar de toda la energía que despilfarran las guitarras y batería de esta canción. Si tú querías furia sonora, está es tu razón de existir, querido melómano.

I Don’t Wanna Wait No More!, dezabel (Suiza)

dezabel llega desde Suiza con I Don’t Wanna Wait No More!, una canción que explica muy bien este sentimiento de ya no querer estar en la situación de un secreto a voces. Tiene la fuerza del R&B muy en su sangre, que eleva cada sonoridad hacia el espacio lleno de la jazztronica, provocando una propuesta muy sintética a ratos, pero no olvidándose de la naturaleza íntima del helvético. Tiene esa cercanía perfecta, capaz de llevarse todo de lleno, sin más furia que la elegancia del músico.

Sundress, Devin Kennedy (Estados Unidos)

Sundress es la canción que escucharías en un día bastante nublado y de pronto todo se pone bien. Tiene una onda para alegrar cualquier escala de grises. Es de esas canciones que te animan a sonreír automáticamente, como si nos trajera el verano en una sola canción, donde habla del pasado y el presente, como en un recuerdo atado a alguien especial. Si tú buscas una razón para explicar tu necesidad de bedroom pop, para no salir nunca de la felicidad de tu habitación, esta es tu excusa para todo el invierno.

I Have Some Secrets, Your EX (Ucrania)

Llegan cosas hermosas desde Ucrania. En este caso Your EX, que se lleva muy bien entre el indie rock y el funk, dos géneros, que unidos, provocan todo un viaje sonoro, que le importa muy bien cada vena musical que nos expresa. Esta canción es tan fuerte como bailable, está bien compuesta y producida, tiene el sonido adecuado para ser la razón de las fiestas y de cualquier disco que necesita color pesado en cada una de sus viajes sonoros hasta el final.

Broken Youth, Jack Rasmussen (Gran Bretaña)

Broker Youth es una canción hermosa, ¿saben por qué? Por Jack Rasmussen, tiene toda la onda de un trovador en medio de la nada, como Daniel Johnston. Es una explicación muy clara de un música que sólo necesita su guitarra para llegarnos al alma. El británico consigue un sonido bastante claro, que le apuesta todo a lo acústico, sin perderse en nada y apostando siempre sus monedas por un sonido sensible y cercano al oyente, como si le dijera todo su dolor al oído. Es una explicación perfecta del desdén de ser adolescente y deprimirse cada corto tiempo. Escuchen esta joya si están triste y necesitan un compañero.

Whites of Your Eyes, Table Top Joe (Estados Unidos)

White of Your Eyes es lo que Table Top Joe creo hace poco. La propuesta del estadounidense es una excusa perfecta para todo ese rock que tiene alguien contenido en su sangre. Lo que nos llega es una propuesta bastante desarrollada, que va con mucho cuidado hacia nosotros, y no se espera nada para atacar. Es una buena combinación entre el shoegaze y lo alternativo del rock, tiene el drama necesario para crear todo un color sonoro en su ejecución, sin nada que deberle a grandes composiciones sonoras que le apuestan a sonoridades oscuras y pesadas.

I Wanna Dance with Somebody, Rickchata (Gran Bretaña)

Entre tanto rock también teníamos que poner la otra cara de la moneda: bachata. Lo que trae Rickchata es una canción bastante tranformada de I Wanna Dance With Somebody. Lo que escuchamos es una propuesta arreglada hacia esas personas que quieren que la intimidad ahora suene a sensualidad. Es una linda -y extraña- transformación, la cual nos deja muy sorprendidos, porque termina siendo buena y muy extraña para todos ellos que esperaban un propuesta más latina. De hecho, es una combinación de lo anglo y lo latino de forma bien compuesta.

Empty Road, Glass Spells (Estados Unidos)

Empty Road le apuesta todo a la fuerza de los sintetizadores. Lo que encontramos en esta canción es un viaje sonoro hacia las profunidades de la ciudad o el futuro inexplicable. Es una excelente propuesta para explicar como la psicodelia puede tomarse una canción y llevar a los sintetizadores a un espacio de ambientación muy pesado y transportarnos, de forma certera, a un universo sonoro que sabe separarse de la realidad muy fácilmente. Escuchen esta canción de Glass Spells, que se anima a crear un mundo dentro de uno muy aburrido.

Halo, Amiena (Estados Unidos)

Halo es lo que Amiena lleva a nosotros para explicar todo ese dolor sonoro que puede explicar el pop pesado. Esta canción tiene una sonoridad bastante dramática, como si fuera un guiño hacia el bedroom, pero con la intensidad de una gran propuesta pop, que lleva el beat un interesante lugar de movimiento, con una energía muy segura y capaz de explicar toda la locura que las tonalidades claroscuras, causadas por la música, han provocado en la cabeza de quien escucha esta canción. Si quieren misterio y miedo, esta canción los puede meter a ese mundo.

La Policía, Bachaco (Estados Unidos)

Bachaco nos trae la razón para bailar contra la ley con La Policía, una canción que se anima mucho a meterse con los ritmos urbanos, para explicar toda esa alegría de esquivar a la ley, por la gente metida y curiosa. Tiene este ritmo coqueto de la gente que conoce la calle y conoce como manejarla. La propuesta se mueve en un intenso rock, que sabe tocar algunos elementos de cumbia dentro de toda su ejecución, lo que anima a la propuesta a tener un espíritu muy bailable y valiente, que deja muy en claro que la policía siempre se dejará comprar por algunas personas y la gente metida nunca dejará de existir.

keep this up, This Coast Bias (Estados Unidos)

TERMINAMOS la lista de hoy con keep this up, una canción de This Coast Bias, que parece sacada de los ochentas. Esta propuesta tiene el toque de una canción salida desde lo lejano de la era del disco. La intensidad energética con que la propuesta evoluciona es muy interesante. Es como un viaje de baile dentro del pasado, que nos anima a bailar con la furia intensa del presente. Si tú quieres una canción que eleve tus hormonas hasta el límite, creemos que esta propuesta del estadounidense es una excelente excusa para provocar un ataque de alegría y energía en tus piernas. Queremos más música así: que nos alegren la fiesta en pocos segundos.