DESCUBRIMIENTOS MUSICALES DEL UNDER MUNDIAL #35

Recomendaciones Musicales

20 canciones desconocidas que descubrimos de lunes a domingo y que deberías escuchar definitivamente si deseas conocer la música en este planeta.

Te Pienso, Manchado_s (Chile)

Te Pienso es lo último de nuestros hermanos chilenos de Manchado_s. La propuesta de la gente del cono sur, llega con la sensibilidad de un folk bastante claro, aferrándose a la voz del cantante para emocionarnos en un instante. Como si fuera un trovador contemporáneo. La canción también tiene estos elementos de rock, que le afilan el concepto para que viaje entre pop y rock, alineando los sonidos con una doble voz, aguda y grave, que simulan una conversación entre dos personas que se extrañan y se cantan esta canción. Es una excelente manera de decirle a alguien que ‘la extrañas’.

Leaving You Behind, David Garvin (Estados Unidos)

David Garvin trae, desde Estados Unidos, una canción que se siente con mucho misterio y tonos de nostalgia en el inicio de su reproducción. Leaving You Behing es de esas canciones que alteran nuestras emociones, para desafiar cualquier bajón. Tiene una estructura sonora que deja muy en claro el movimiento emocional que quiere provocar en nosotros. Viaje con la sencillez de un producto muy bien elaborado, como si se tratara de un amigo que trata de convencernos de que todo estará bien en el futuro. Está canción es un compañero para los momentos bajo y difíciles.

Paragon, Paul Stretch (Estados Unidos)

Llega Paragon desde Estados Unidos. Esta canción de Paul Stretch tiene una ejecución parecida a una conexión entre Mac DeMarco y Daniel Jonhston. Su sensibilidad en la ejecución, le da el toque potente de ser una canción para elucubrar todo un camino bien desarrollado, en el que su voz se alinea con la intimidad que generan las guitarras en cada segundo de evolución de la canción. Con esta propuesta tenemos una excusa para levantar cabeza y no volver a la depresión en un largo tiempo, eso está asegurado.

Streets of New Love, Terrible Sons (Nueva Zelanda)

Streets of New Love llega desde la lejana Nueva Zelanda. Aunque estas tierras están a miles de kilómetros de nosotros, escuchar la canción Terrible Sons nos da la impresión de que los cantantes nos susurraran cada nota y segundo en nuestra oreja. La intimidad con que esta propuesta desarrolla su composición es una razón exquisita para sentir con total libertad todo este viaje de emociones y el sin sabor del amor. Hay una razón explícita para creer que esta canción es el amor hecho notas musicales, sólo debes escucharla para reconocerlo.

Go Wrong, Hauskey (Australia)

Si tú quieres diversión y nada más queda alrededor de tus recomendaciones musicales, Go Wrong es la excusa para volverte loco en instantes. Aunque la propuesta de Hauskey no incita a rompernos la cabeza con otros en un mosh, si tiene esta alegría para describir la buena vibra en medio de todo lo malo. Su sonoridad sabe viajar con bastante dinamismo, casi que elevando el viaje de lo que canta a un panorama de ensueño, que simula un fantástico estado de meditación para poder analizar todo lo que pasa a nuestro alrededor.

Scenery, Valleyheart (Estados Unidos)

Scenery es lo último del estadounidense Valleyheart. Lo que podemos encontrar en esta canción es un viaje bastante profundo hacia la intimidad del artista norteamericano. Quien se presenta en esta canción como el protagonista de su propia obra, creando un juego de imágenes entre la narrativa que toda esta vida construye alrededor de los actos que cometemos. Todo esto está acompañado de un viaje musical muy concreto, en el que se vale mucho de la voz principal para generar un ambiente de soledad con el músico, consiguiendo que toda esta emoción temprana perdure hasta el final, sin desmeritar ninguna emoción.

STAY IN, LLusion ft. LoveLeo (Estados Unidos)

STAY IN nos recuerda un poco a Jack Stauber. Quizá por su videoclip, que sabe combinar muy bien esta onda alternativa y vintage a lo que quiere conseguir. Llusion sabe como crear una canción que lleve buen vibra para todo lado. Esta es una colaboración con Loveleo, quienes también le meten muchos guiños sobre el contexto de la pandemia a la canción. Todo esto es un viaje honesto de lo que se quiere lograr con la gran vibra que emana esta canción. Si la escuchas, prepárate para entrar en un estado de meditación obligado.

Problems, Dylan Rockoff & Bre Kennedy (Estados Unidos)

Problems es lo último de Dylan Rockoff & Bre Kennedy. Ambos músicos traen una canción que rompe cualquier límite de sentimentalidad entre varias personas. Es como un recuerdo vívido hecho canción. La evolución de esta canción tiene esta intención onírica, de volvernos locos con sólo escucharla. Tiene la nostalgia en el tope de la cima, como si escuchar esta propuesta fuera viajar hacia el pasado y empezar a recolectar detalles sonoros en cada segundo de escucha. Es una conversación intensa, que no le debe nada a nadie.

Freak Grounds, Gad MUSIC (Estados Unidos)

Para escuchar Freak Grounds, de Gad Music, es necesario acompañarlo con el videoclip. Si juntas ambos elementos tendrás una obra maestra, que narra todo el viaje de alguien en es específico, dentro de un lugar desconocido. Toda esta canción suena a como si viajáramos por el limbo en busca de alguna respuesta difícil de conseguir. Su sonoridad en forma de sueño y muerte, tiene el toque para meternos en la profundidad de lo que escuchamos, dejando de lado cualquier aspecto sonoro complejo y aliándose bien a la sencillez de la búsqueda humana, con rasgueos necesarios para llevarnos a replantear nuestra vida.

So Lucky, Grace McKagan (Estados Unidos)

So Lucy es lo último de Grace McKagan. Lo que encontramos en esta canción es un viaje honesto de como volver al pasado con la música y vivir el presente con la calidad visual. La combinación de ambos elementos le dan un estilo bastante claro a esta cantante norteamericana, que sabe bien por donde transitar para crear una canción de rock lo suficientemente pesada como para provocar que nos desnudemos por toda esta onda sensorial que nos entrega. Sabe como convencer a quien escucha, de volverse loco en su zona de confort.

Art Collective, Rosk (México)

Rosk llega desde nuestra hermano país de México. La propuesta es interpretada por Art Collective. Esta canción emerge entre el poder pesado de riffs de guitarra muy agudos, como si se trataran de llamados, en forma de eco, del limbo. Tiene una intención bastante claro de apelar a los sintetizadores, abanderando con bastante dinamismo este viaje del synthpop dentro de losd detalles rock de la canción. Es una excusa bastante clara para crear un mundo cyberpunk en tu cabeza, mientras caminas por la calle y dentro de una fiesta clandestina.

Celebration, Skinner Project (Brasil)

Celebration llega de la mano de los brasileños Skinner Project, quienes impulsan una excelente oferta sonora en esta canción, como si fuera un viaje disperso hacia el rock de los ochentas, con una fuerza sonora bastante clara, que se asocia al hard rock para impulsar cualquier nota en la composición. Sabe como dejar su influencia en claro, como un destello perfecto de lo que desea lograr con su estilo propio. Es una gran propuesta, hecha para esas personas que extrañan el pasado y lo ven bien logrado en el presente.

Addiction, Glett (Gran Bretaña)

Addiction es lo último de los británicos de Glett. La canción que encontramos es un viaje bastante pesado entre lo que destaca su música. Es una fiel referencia a la desesperación dentro de una adicción potente. El R&B en las venas musicales de esta propuesta tiene el toque necesario para juntarse al rock y desprender cualquier desafío sonoro en su ejecución. Sabe como expresar una historia pesada en pocas palabras y que lo entendamos con el trabajo perfecto de sus sonidos oscuros y llenos de desafío.

Dancing While the World is on Fire, Anie Delgado (Estados Unidos)

Anie Delgado llega desde Estados Unidos con el pop bajo el codo. Esta canción que nos trae es una excusa necesaria para dejar toda la mala vibra y llevar sonrisas a cada lado que vayamos. La buena onda con que esta canción expresa el viaje en el que se encuentra, es particular y directo. Dancing While the World is on Fire tiene una onda muy alegre y llena de gloria, como si tratara de una propuesta sin nada de temer. Logra que cada elemento sonoro impulse un viaje sagaz y sin miedo, como si salvara cada nota con la fuerza sonora de la cantante nortemaricana.

Younger, Jasper Wilderness (Estados Unidos)

Younger es lo último de Jasper Wilderness. El estadounidense trae una canción que toca nuestras fibras más profundas. Tiene esta fuerza singular del rock nostálgico, que se aferra mucho a lo alternativo para expresar todo un viaje narrativo en la canción, en el tono de un expreso adolescente. Es de esas canciones de nos animan a sonreír aunque todo esté muy mal, o agradecer que cualquier cosa existe y somos lo suficientemente jóvenes como para disfrutarlo. Es juventud hecha canción. La energía y el placer se sienten enormemente.

Where’d My Mind Go, Sorry It’s Over (Estados Unidos)

Where’d My Mind Go es lo último de los estadounidenses de Sorry It’s Over. La propuesta que nos traen es una potente simulación de energía rock. La onda garaje con que se presenta esta canción es hermosa, como si fuera un viaje bastante directo hacia lo que quiere lograr. El solo de guitarra es la cima de esta canción, como si fuera un gran motivo de furia hacia lo que quiere que nosotros sintamos, que es furia y bastante distancia de nuestra mente. Lo que escuchamos es gloria sonora, en forma de rock, una de las cosas más sentidas que escucharás en esta lista.

Postcard from a Quarantined Miner in Flin Flon, Bluebloods (Canadá)

Bluebloods nos trae una canción muy en la onda lo-fi, que se aferra bastante a la idea del recuerdo de la cuarentena y las formas de comunicación desde tan lejos. La tranquilidad con esta banda canadiense nos deja en claro lo que quiere expresar son sus sonidos, es exquisita. Postcard from a Quarantined Miner in Flin Flon es una gran canción, hecha para esas personas que sienten esta soledad romántica y desesperante en cada día de la cuarentena. Narra una historia tan real y de una forma tan correcta, que olvidarse de esta ejecución es difícil, casi imposible. Es un retrato exacto de los seres humanos en estos últimos años.

Late Last Night, Kowloon (Estados Unidos)

Late Last Night tiene un espacio sonoro muy llamativo, como si nos llamara desde lo más lejano del mar y golpeara en la cara con varios recuerdos de un día que pasó hace mucho pero sentimos bastante. Esta canción tiene ese toque de nostalgia y amor muy claro en sus sonidos, que se elevan con la tranquilidad de su cantante, el cual eleva cualquier parte de la canción a un panorama claro entre lo-fi y bedroom. Es de esas canciones con la elegancia perfecta de una propuesta que nunca para de meterse más y más en la profundidad de un sentimiento propio.

2gether, Frisbee (Estados Unidos)

2gether es lo último de Frisbee. La banda estadounidense tiene todo el potencial para animar cualquier rave. La fuerza con que esta canción impulsa cada espacio de su propuesta, es singular y muy claro. Basados en el future house, esta canción parece llevarnos al paraíso musical sin mucho trabajo. Se aferra bastante bien al derroche de energía y al impulso perfecto de gravedad sonora, que sabe bien como despistar el aburrimiento y enfocarse con mucha gloria en la explosión de energía a cada instante.

CYCLE, Kris Fragata (Estados Unidos)

CYCLE es lo último de Kris Fragata. La banda estadounidense trae toda una experiencia sonora dentro de lo que quiere ofrecernos. Es algo complicado de explicar. Es como un experimento que no para de mover cada fibra sonora en su corriente musical. El post-punk logra experimentar un gran viaje en esta canción, al cual se aferra la electrónica experimental, con una fuerza que simula cualquier destellos de elementos tecnológicos, sin ninguna duda de lo que deben hacer. Logra entrar en un mundo creado por ellos mismos y dejarnos en claro que volveremos muy cambiados o completamente locos después de salir de esta canción.