DESCUBRIMIENTOS MUSICALES DEL UNDER MUNDIAL #32

Recomendaciones Musicales

20 canciones desconocidas que descubrimos de lunes a domingo y que deberías escuchar definitivamente si deseas conocer la música en este planeta.

Overseas, Psych-O-Positive (Estados Unidos)

Esta canción suena a un experimento muy interesante. Como si tratase de una conversación entre dos personas pasadas de tragos, pero con un talento muy narrativo, casi que cuentan todo un viaje sonoro dentro de la base de guitarras, calcando cada viaje sonoro en su evolución. Overseas es la canción que esta agrupación estadounidense de Psych-O-Positive, nos trae para animarnos a destruir nuestras barreras emocionales. Es impresionante, se toca muy bien y relaja a quien la escuche. Es gloria sonora para los solitarios en medio de la nada.

Mimosa Valentina, CIPRIANI (Suiza)

Desde Suiza llega CIPRIANI. Un músico que nos abriga con una canción muy melódica, como si se tratase de un personaje dentro de una película animada. El viaje que nos presenta en Mimosa Valentine es bastante relajado, como si no quisiera animar a bailar dentro de la fecha del amor mundial. Lo que encontramos con esta canción es elegante y directo, quiere sentir amor y no lo evade, tiene todo para desafiar nuestras emociones y animarnos a amar no sólo un día, sino todos los del año.

Raw, Lydia Evangeline (Gran Bretaña)

Llega Raw, de la británica Lydia Evangeline. Lo que la cantante nos regala es una propuesta muy emotiva y bastante fuerte, como si se trata de una conversación íntima sobre la crudeza de las cosas. Es una especie de mensaje fuerte hacia quienes no entienden lo duro de esta vida. Es una canción que amamos instantáneamente gracias a la voz de Lydia, quien ataca cada una de nuestras neuronas y nos permite destruir esa barrera de desamor que nos abriga muchas veces cuando evitamos el amor en una canción poderosa.

Bitch Boy, Feraz (Estados Unidos)

Bitch Boy es de esas canciones que nos suenan a un desafío intenso entre dos personas que se aman y se odian. Feraz llega desde Estados Unidos para regalarnos esta canción, que pensamos que podemos dedicarla para destapar cualquier problema entre nuestra pareja y nosotros, pero con la fuerza de una pareja que quiere explotar con bastante furia lo que desea explicar sobre su relación. La onda R&B le da el toque de sensualidad a todo este viaje, como si se tratara de una pelea en la cama o cara a cara. Tiene todo para expresar golpes emocionales en sonidos potentes.

Breathing Time, Atiramo (Israel)

Electrónica para todos ellos que no confiaban en una propuesta poderosa en base de sonoridades psicodelicas como base sonora. Lo que nos trae la banda israelita de Atiramo es impresionante, como si estuviésemos en una fiesta debajo del mar. Todo lo que consigue esta canción es impulsarse muy bien en cada segundo de ejecución, como si fuera una propuesta que se anima a ser todo un viaje de arriba a abajo, con ondas sonoras que nos meten en situaciones extrañas y llenas de elementos que nos llevan a un trip discreto pero bastante fuerte. Es una fiesta marítima, tómenlo así, como una experiencia en las profundidades marinas.

Tell Me, D.A Bey (Estados Unidos)

Tell Me es lo último de D.A Bay. La agrupación estadounidense tiene el toque de una agrupación son el sonido R&B en la cima. Lo que los norteamericanos disponen en esta canción es un viaje muy precipitado de lo que quiere conseguir con cada proceso sonoro dentro de su propuesta. La densidad de esta canción toma elementos arriesgados, como el autotune, para crear un sonido bastante pesado, que logra crear bien la historia en la que nos metemos. Alabando una gran oferta sonora hacia nosotros, que suena casi que a un desafío constante.

Caught Fire, Ben Paul, Jonsey y Lizzy Tremaine (Estados Unidos)

La felicidad de Caught Fire es muy envidiable. Esta canción de los estadounidense Ben Paul, Jonsey y Lizzy Tremaine, tiene el toque perfecto de una propuesta con muchos detalles en su interior. La mezcla de hip-hop, indie rock y bedroom pop, le dan un viaje bastante intenso, donde importa cada detalle dentro de la composición, logrando que cada segundo de la propuesta sea una fase sonora diferente, en la que la energía no se confunde y nos anima a subir el volumen cada cuanto avanza en su ejecución.

Boss Baby Deserved an Oscar, Map the Park (Estados Unidos)

Boss Baby Deserved an Oscar es la última canción de la banda estadounidense Map the Park. La agrupación nos trae una canción que recuerda a las grandes bandas de rock que nacieron de un lugar muy under. El poder garaje rock con que esta canción procesa sus sonidos es envidiable, porque mantiene la crudeza de su composición, dentro de un viaje sonoro muy radical, que expresa muy bien su gusto por las guitarras rotas y lo gritos grunge. Tiene el toque para ser una banda adolescente con todos sus colores. Escúchenla si necesitan energía para ir de sobra.

Back to Me, Take the Black (Estados Unidos)

Back to Me es una canción bastante directa con sus intenciones sonora. Lo que la banda estadounidense, Take the Black, quiere darnos es una propuesta llena de fases muy claras y seguras, como una canción que se impulsa bastante bien por el rock, animando cada sonido a lo que busca y necesita. Tiene un importante desarrollo, como si fuera una de esas canciones que escuchábamos en el 2008 y nos volvían locos porque cantaban nuestra vida de ese entonces. Es una gran banda de rock, hecha para cualquier adolescente en búsqueda de respuestas.

Ladybug, Mark Thales (Estados Unidos)

Llega a nosotros Ladybug, del estadounidense Mark Thales. Esta canción es como una viaje hacia nuestra adolescencia. El placer de rock alternativo que esta propuesta nos entrega es sublime. Tiene un toque a Arctic Monkeys, pero se deslinda muy bien de esa influencia gracias a la pesadez de los instrumentos, logrando una canción llena de detalles rock bien planteados, generando una canción que nos anima a vivir nuestra adolescencia con todo el amor y la furia que esta edad nos entrega. Tiene estilo, eso es todo.

Shifting Sands, Megalmodas (Alemania)

Shifting Sands es la última canción de la banda alemana Megalmodas. El toque con que esta canción evoluciona es impresionante. Esta idea del hard rock dentro de algo alternativo, le dan el color perfecto para suspirar una gran composición. Lo que logramos rescatar de esta canción son los riffs bastante melódicos de la guitarra y aquellos gritos guturales del cantante, que le dan la onda perfecta a la canción, como si fuera un personaje del más allá, que nos quiere gritar con mucha fuerza que es lo que queremos sentir: fuerza, dolor y valentía. Los alemanes lo logran, lo consiguieron, hicieron una canción que nos vuela los sesos en un orden perfecto.

FIFTY FIFTY, Solara, LEYO y Stylolive (Estados Unidos)

FIFTY FIFTY, un remix de Sytlolive, es la última canción de Solara, Leyo y Stylolive. Los artistas estadounidenses nos traen una canción que expresa toda esa desazón de estar en la nada y en todo con alguien, al mismo tiempo. El toque de esta canción es muy potente, con el beat adecuado de un reggaetón lento y bien ejecutado, como si nos tocara esa chispa que dice que nos arriesguemos por alguien YA. Es una gran canción para dedicar a tu crush o la persona con la que llevas mucho tiempo y todavía no se deciden qué hacer con sus vidas. Escúchenla y bailen, que para eso está.

Sober, Mercee (Suiza)

Esta canción es como una conversación tenaz entre dos personas, formando un diálogo intenso y muy dramático dentro de una propuesta con la misma idea. Sober es la última canción de la banda helvética Mercee. Lo que nos trae esta canción es un viaje declarada entre beats bastante electropop, como si nos pegara directo a nuestras piernas. Tiene el toque de que bailemos con tranquilidad pero con la densidad de una propuesta pesada, como si nos metiéramos en una historia dramática que sólo quiere gritar lo que ambos sienten. Es una historia bien narrada y hay que verla como tal.

The Deal, Hunter Chorus (Estados Unidos)

The Deal es de esas canciones que escucharías en la noche, junto al fuego, en un campamento. Hunter Chorus trae su última obra a nosotros, desde Estados Unidos, en forma de una canción que evoluciona bastante bien con lo que desea conseguir. Lo que logra la canción es un toque bastante amueblado de sonidos tranquilos, como si nos acariciara con sus sonidos y nos dijera que todo estará bien. La sensibilidad de su evolución es una excusa perfecta para escucharla con el corazón en la mano y convencernos con bastante amor de toda su propuesta instrumental que nos entrega deprisa.

Bildungsroman (American Dream), Katalysst (Estados Unidos)

Bildungsroman (American Dream) es lo último de Katalysst. La artista estadounidense nos trae una propuesta que viaja entre el folk y el country, animando nuestras emociones para centrarse en el placer de las canciones sencillas, donde la guitarra y una voz impresionante son suficientes para ponernos la piel de gallina. Esta propuesta nos encanta porque recuerda a grandes voces, como Weyes Blood. Tiene el toque perfecto de usar su voz para lograr una propuesta grandiosa, casi que perfecta si hablamos de composiciones directa y con el trabajo suficiente de una instrumentación adecuada.

Nothin At All, Mort City (Estados Unidos)

Si tú quieres felicidad, Nothin At All es tu razón de existir. La forma en que experimenta esta canción es demasiado raro. Mort City llega desde Estados Unidos con un sonido experimental bastante divertido, como si estuviésemos viendo una serie de Adult Swim. El toque de voces distorsionada y golpes sintéticos le da el placer de ser una canción animosa y con un concepto claro de diversión en sus entrañas. Si quiere experimentar nuevos sonidos, esta es su canción.

Down & Out (w/ SypSki & lil rxspy), Landon Cube (Estados Unidos)

La sensualidad es el símbolo principal de Landon Cube en Down & Out (w/SypSki & lil rxspy). La combinación indie-rap, tiene el toque intenso de un baile sensual, como si fuera un descubrimiento entre dos personas con sus cuerpos. El placer con que viaja esta canción tiene el toque instantáneo de enamorarnos de una imagen directa de la desnudez de la otra persona. Tiene la furia de alguien que está emocionado en el recorrido físico con la otra persona. Es gloria sensual para todos los que tengan las hormonas en el cielo.

Mind Me, The Foons (Estados Unidos)

Mind Me es de esas canciones que te hacen volar sin que tengas paracaídas, pero tampoco lo necesitarás. Lo que queremos decir es que es una canción que te lleva al cielo, como si estuvieras en un trip bastante ligero, capaz de hacerte flotar. Lo que trae la banda estadounidense The Foons, es una canción con una evolución bastante calmada, como una canción de Jack Stauber y Metronomy juntos. Tiene ese elemento electrónico de una propuesta segura de lo que quiere dejarnos en nuestra cabeza. Es un viaje perfecto para quienes necesitan un trip psicodélico muy honesto.

Voltié a Mirar, Moisés War (Panamá)

Bajo una oferta de reggaetón bastante movida, el panameño Moisés War, nos trae una canción que impulsa a quien la escuche a que baile con toda la fuerza caribeña posible. Es una propuesta que evoluciona con bastante narrativa, como si fuera un viaje entre historias muy honestas, de una pareja que se encuentra dentro de un lugar particular. Tiene la sensualidad de dos personas que sienten tanto tras encontrarse. Esto se describe en amor para bailar y bajo un beat concreto y lleno de fases sonoras para explicar lo que el destino puede causar en dos desconocidos.

Bleed With Who?, Project213 (Estados Unidos)

Que alguien tome nota de la fuerza de esta canción. Projects213 llega desde Estados Unidos con una canción sumamente experimental, que se toma todo el placer de ser extraña, para atacar con su instrumentación pesada contra nosotros. La propuesta grunge de Bleed With Who? tiene el toque inmenso de una propuesta que sabe hasta donde llegar con la rareza de sus sonidos. Lo que encontramos en esta canción es un símbolo de fuerza muy original, que nos anima a destrozar nuestras hormonas, como si fuera un golpe constante de un músico a nuestra cabeza.

I Hope She Finds Her Way, Nick Hames (Estados Unidos)

El inicio de esta canción nos convence para escucharla con toda la sensibilidad posible. Nick Hames nos trae una propuesta importante si hablamos de rock alternativo. La fuerza con que las guitarras se toman toda esta canción es importante, logrando que tenga la energía suficiente de una canción rock-pop bastante emotiva, con el orden sonoro bien planteado en sonidos fuertes y sensibles junto, como si escucháramos nuestra adolescencia pasar en cada rasgueo pesado de guitarra que escuchamos. Si quieres volver a tus años de energía juvenil, esta es tu canción, no esperes más.