DESCUBRIMIENTOS MUSICALES DEL UNDER MUNDIAL #30

Recomendaciones Musicales

20 canciones desconocidas que descubrimos de lunes a domingo y que deberías escuchar definitivamente si deseas conocer la música en este planeta.

Tired Soul, Tablefox (Nueva Zelanda)

Tired Soul llega a nosotros como una canción que junta al rock con elementos importantes del mundo alternativo, creando un mundo sonoro bastante interesante, en el que las guitarras parecen coparlo todo en cuanto a las sonoridades externas de este proyecto. Tablefox llega desde Nueva Zelanda para emocionarnos automáticamente, mezclando la frescura de la adolescencia con el vaguedad de un alma cansada y que necesita una respuesta ya. Si quieres disfrutar tu mañana, esta es tu canción.

lovenote, timmies (Estados Unidos)

Bajo un ritmo adaptado al lo-fi, la propuesta de la estadounidense timmies, llega a nosotros con la tranquilidad que un proyecto puede posarse en nuestros gustos más sensibles. lovenote es una canción bastante minimalista, que se apega mucho a un piano, un beat y la voz calmada de la cantante estadounidense. Es de esas canciones sencillas que te sirven para entrar en paz interna, sin ningún ruido molesto a tu alrededor.

Wholesome You, Numbers Don’t Count (Alemania)

Wholesome You es lo último de Numbers Don’t Count. La banda alemana nos trae una canción bastante divertida, como si escucháramos ópera del siglo XXI, con detalles bastante movidos y energéticos, que lleva la melodía a una diversión manejable, que simula nuestra actitud irónica ante las cosas malas de la vida. Tiene el toque para alegrarnos en un instante, sin el trabajo pretencioso de una composición compleja, con todo el papel de una agrupación honesta y que sabe como levantar el ánimo a quienes los escuchen.

White Roses, Kyuan Yurika! (Estados Unidos)

White Roses es un experimento sonoro bastante intenso, tiene el poder de llevarnos entre ambientes musicales en un instante. Kyuan Yurika! trae esta última producción con el tino perfecto para alegrarnos un momento de nuestras vidas, llevando la experimentación sensorial a un paso interesante de lo que quiere lograr. Los norteamericanos que asocian muy bien al bedroom pop para tocarnos el alma, en forma de un viaje que nos deja en la locura absoluta y la tranquilidad más densa que encontrarás en alguna canción de esta lista.

Two Left Feet, Henry James (Gran Bretaña)

Seguimos con la fuerza instrumental dentro de esta lista. Henry James llega desde Gran Bretaña con Two Left Feet, una canción que emociona a cada instante, como si fuera una canción sacada de un bar bohemio de New York. La fuerza narrativa de esta canción es impresionante, se lleva todo con el funk que propone y nos deja en claro que no hay nada mejor que mezclar todos los instrumentos posibles para liberar a nuestro cuerpo de cada tensión física. El británico logra crear una historia y qué historia.

BEGDA, Patient Lounge (Australia)

Rock para ambientarnos en una soledad bastante mesurada. La última canción de la banda australiana Patient Lounge, tiene el toque para conseguir un viaje sonoro impresionante, basándose en el poder del rock progresivo para convencernos automáticamente, elevando cada fase musical a una previa y una explosión, con la intensidad sonora siempre en la cima, la cual lleva bastante identidad propia, como si escucháramos una obra de teatro dramática que siempre nos da más.

You Are Snow, Nagoon (Suecia)

Nagoon llega desde Suecia con You Are Snow, una canción que se aferra al indie rock para expresar todo lo que sea. La melancolía con que evoluciona esta canción tiene el toque de una buena mezcla entre la voz etérea y las guitarras melancólica de esta propuesta. Lo que escuchamos es como un sonido para ver al pasado, sin la furia de alguien frustrado, sino de alguien que prefiere olvidar la frialdad de esos tiempos. La fuerza musical es increíble. Nos emociona y deja en claro que, para crear una historia, el drama es suficiente para conseguirlo.

Oops, Ivy Ash (Gran Bretaña)

Oops es lo último de la británica Ivy Ash. La canción de la europea llega como una propuesta bastante pop, rajando cada intento sonoro de la canción en un viaje bien planteado de la sensualidad de la cantante. Esta propuesta tiene el toque para emocionarnos en un momento determinado de su ejecución, dándole el punch necesario para cuando debe, dejando en claro que el pop al que se aferra este viaje sonoro lleva toda esa mente sombría y loca con que la historia quiere asociarse. Es una propuesta fascinante, capaz de toparse con la ironía de los errores propios pero aún así no sentir culpa por ellos.

Cigarettes, Stark y Captain Backfire (Gran Bretaña)

Cigarettes es una canción que se aferra bastante a un viaje nocturno, dentro de una ciudad desesperante. A eso nos suena la canción, a una narrativa bastante intensa, en la que lo importante es dejarse llevar por la emoción de los artistas británicos que la componen. Stark y Captain Backfire tienen el toque necesario para expresar todo lo que desean, impartiendo cada hormona física en la evolución de su propuesta, sin debernos nada, con todas las tareas hechas en su reproducción, animando cada sonido hacia nuestra búsqueda de explicación dentro de este viaje musical.

The Last Night of July, Titi Woo (Israel)

La tranquilidad del músico israelí Titi Woo es impresionante. The Last Night of July es su última canción, una propuesta que podríamos entenderla como un viaje hacia el olvido, que rememora los últimos pasos de una travesía que nos toca por dentro sin ningún cuidado. Esta canción es la explicación más cercana hacia la conexión con otra persona y como los días no se repetirán. Es un gran homenaje a las últimas veces y todo su significado dentro de nuestros pensamientos. Escuchen esta canción si están triste y desean rememorar aquellos días imposible de olvidar.

Half Lives, The Limits (Gran Bretaña)

Half Lives nos recuerda a las canciones más intensas de David Bowie, con esa experimentación y engaño sonoro en cada ejecución. Los responsables de esta canción son los británicos The Limits, quienes nos traen una canción bastante interesante, que podríamos asociarla con una búsqueda atractiva de cualquier sonido a su alrededor. La propuesta tiene el toque perfecto para convencer a cualquier persona con un exceso de energía, lleva la melancolía justa y consigue desarrollarse muy bien en toda su reproducción, llenado una increíble emoción a cada segundo de escucha.

Normal People, Andrew Patterson (Irlanda)

Normal People tiene el toque de una propuesta rock dentro de una raíz acústica. Lo que nos trae Andrew Patterson es interesante, como un viaje que intenta apreciar todo lo que hay más allá de la ventana. Tiene la esencia de ser una propuesta para admirar el exterior que nos rodea, amilanando la furia en una especie de nostalgia declarada, capaz de llevarnos a un momento de mucha tranquilidad cuando escuchamos esta canción, animándonos con bastante empeño a escucharla con bastante emoción.

running away, quami.xyz (Canadá)

running away es lo último del canadiense quami.xyz. La propuesta del británica se aferra mucho al R&B, combinando ciertos traumas en su canción, explicándolo en el desarrollo del videoclip, que parece contarnos sobre el escape de la gente sin rostro hacia un lugar que desconoce. La profundidad de este producto musical es interesante, porque nos muestra una cara muy honesta de a quien escuchamos, dejando en claro que necesitaremos viajar en la mente de quami.xyz para entender todo el caos de esta canción lenta.

Come As You Are, Moontricks, Frase y Fawna (Canadá)

Come As You Are es de esas canciones que te llevan a la tranquilidad instantánea. Un dato curioso es que la sonoridad de esta canción recuerda bastante a Smells Like Teen Spirit, de Nirvana, pero en un toque más acústico y con la filarmónica como detalle esencial para desafiarnos a escuchar su ejecución. Fawna, Moontricks y Frase son los responsable de componer esta canción, que va adhiriéndose a nosotros como una caricia lenta, casi como un repaso delicado de nuestro cuerpo a cada sonoridad reproducida.

I Am The Prophet, Lady Dan (Estados Unidos)

I Am the Prophet es lo último de la estadounidense Lady Dan, quien nos trae una propuesta que se caracteriza por su sonoridad impresionante, con una onda bastante profunda, bien aferrada hacia el vacío sonoro, con sintetizadores que emulan un viaje psicodélico a cada segundo de ejecución. La propuesta consigue tocarnos el alma, como si fuera una propuesta sencilla y compleja a la vez, si se tratara de una conversación en un lugar solitario, capaz de respondernos cualquier duda interna que aparezca en el camino. Si quieres soledad, no tan dolorosa, pero necesaria, esta es tu canción para ambientarla.

Night Danger (Lovers Mix), iskwē (Canadá)

ISKWĒ nos trae Night Danger (Lovers Mix), una canción que podría ser el soundtrack que una historia de amor desastrosa, donde la pasión nocturna es inevitable para su protagonistas. El misterio con que se desarrolla esta propuesta tiene el toque de una canción muy sombría, como si se tratase de un misterio sin resolver. Toda esta narrativa es conseguida por la voz de la cantante canadiense, que consigue crear la historia perfecta para ambientar una historia de suspenso-terror.

I’m Trying My Freakin Best, Baby FuzZ (Estados Unidos)

I’m Trying My Freakin Best es una canción demasiado hermosa. Tiene detalles que nos recuerdan a las canciones de cuna que nos cantaban nuestros abuelos. Es de esas canciones que te llevan al horizonte de la sensibilidad y no te regresa de él hasta que sientas el corazón partido. Baby FuzZ es lo último de esta banda estadounidense, que dentro de su propia ejecución incluye un solo de guitarra que lo destruye todo y nos deja en claro que es una banda impresionante, que no le teme a los límite y rompe cualquiera que le pongan en el camino.

Castillo de cristal, Olivero y Duquente (Austria y España)

Castillo de Cristal es la primera, de tres canciones, que compartiremos del dúo entre Olivero y Duquende, dos personas que se apegan al flamenco para derribar cualquiera mala vibra dentro de todo corazón aburrido. Esta canción está situada en un ambiente bastante frío, suena a un desafío directo, en el que la guitarra sirve como mensaje principal y único. Lo que la propuesta consigue es crear un ambiente duro de un espacio que simula la crudeza de la soledad y lo fácil que un gran monumento puede romperse, por eso el honor a su título.

Volador, Olivero y Duquente (Austria y España)

El flamenco sigue vivo en Volador que, a diferencia de la anterior canción, impulsa un rasgueo de guitarra más alegre y controlador, como si fuera un viaje en búsqueda de varias respuestas. Esta propuesta simula la decisión de un volador, de alguien que tiene toda la libertad para apreciar los detalles dentro de su espectro de visión. Es una canción bastante pegadiza, como si tratase de un himno de pueblo y no bailarla sería no sentir el viaje entero e intenso que esta propuesta nos entrega.

Viento de Estepa, Olivero y Duquente (Austria y España)

Y la última canción de este dúo es Viento de Estepa, nuestra canción favorita de las tres que Olivero y Duquende nos han traído. Antes de hablar sobre esta canción, debemos confesar que esta es una puerta necesaria para el flamenco si estás en esta lista. Desde ya nos convencimos de escuchar más flamenco. Su intensidad y la energía en los dedos y los ojos de Olivero es una razón especial para confiar en el poder del género, que en esta canción se eleva a mucho juicio y orden, creando toda una sonoridad en la escucha, como si se tratase de un elemento más del ambiente, como el viento, esta vez, el de Estepa. Dato adicional, aquí hay voz y sólo nos deja en claro que el dolor y tristeza se puede volver un aliciente intenso con tremenda composición en su previa.