DESCUBRIMIENTOS MUSICALES DEL UNDER MUNDIAL #29

Recomendaciones Musicales

20 CANCIONES DESCONOCIDAS QUE DESCUBRIMOS DE LUNES A DOMINGO Y QUE DEBERÍAS ESCUCHAR DEFINITIVAMENTE SI DESEAS CONOCER LA MÚSICA EN ESTE PLANETA.

Colombian Spice, Robert Vendetta (Noruega)

Robert, ¿dónde te escondías? Señores y señoras, hemos descubierto, junto a ustedes, a una joya que hoy revela su verdadero brillo. Es Robert Vendetta, quien nos trae Colombian Spice, una dulce y energética canción, capaz de resolvernos un día triste con una sonrisa. La vista hacia el pasado que hace esta canción es única, elevando la experimentación sonora a heredar sonoridades disco del pasado y meterlas en el futuro, con la onda bailable que el funk siempre necesita para alegrar a sus oyentes. Por favor, escuchen el brillo de esta joya en bruto.

Wonderlost, Little Winter (Dinamarca)

Little Winter llega desde Dinamarca con Wonderlost, una canción que se eleva a la onda de un trovador rock, que sólo necesita su guitarra y algunos pianos, para dejarnos en claro que la propuesta puede funcionar. Aún así, la sopresa llega cuando una banda completa se une al juego y deja en claro toda la experimentación que quiere arrojar a cada segundo, convirtiendo a esta canción en una prueba entre amigos que se quieren y saben conectar, cada uno, con el instrumento del otro.

Over and Over, Kolby Knickerbocker (Estados Unidos)

Over and Over nos recuerda un poco al soul y sus momentos más fuerte de emotividad. Kolby Knickerbocker llega a nosotros con una canción bastante tranquila, para amilanar nuestras vibras en cualquier vacación lejana. La onda folk del músico estadounidense se describe en el uso simple de su guitarra, como único elemento para componer lo que consigue en la propuesta. Si usted quiere tranquilidad, después de un lunes pesado, Kolby te da la razón para tenerla.

Let It All Go, Francis of Delirium (Luxemburgo)

Let It All Go es lo último de Francis of Delirium. El artista llega desde un lugar bastante remoto para nosotros: Luxemburgo. La onda con que llega se asocia bastante al indie rock, apostando, poco a poco, en el garaje rock. Tiene esa rotura en el espacio musical, que le da una personalidad poderosa a su ejecución, como si fueran golpes secos a nuestro rostro, únicos de una canción de rock desesperada, que deja en claro que quiere alocar a cualquiera que la escuche.

Pasadena, Marlow (Gran Bretaña)

Pasadena es lo último de Marlow. El artista británico trae en su bolsillo una canción bastante nostálgica, basada en su influencia por proyectos como REM o Fleetwood Mac. Lo que nos trae es una canción que tiene dos fases: la tranquilidad y la explosión. La conexión de estos artistas eleva al proyecto a un viaje sinfín, en el que todo lo que consigue es prescindir de elementos complejos para convertir a esta canción en un viaje completo entre una ciudad que abandonamos o un recuerdo que ya no es nuestro pero volvemos a él por necedad.

Routine, Sam MacPherson (Estados Unidos)

Sam nos trae la excusa para seguir creyendo en las voces solitarias, de esas que entran a nosotros con una onda a capela y luego sorprenden en cada segundo de su ejecución. Routine es lo último de este artista estadounidense, que parece escucharse como un amigo al que pedimos que nos cante en una noche difícil, en la que estamos cansados de hacer siempre lo mismo. El talento vocal de este artista será la excusa para que te sientas parte de su viaje, sin más detalles que sólo disfrutarlo.

Reliable, Nowhere Fast Music (Estados Unidos)

Reliable es de esas canciones que nos echan en cara que el punk es el único motivo para destruirnos sin discutirlo. Lo último de la banda estadounidense, Nowhere Fast Music, es una propuesta elegante, en la que se junta muy bien con el orden del rock alternativo, para darnos una verdadera joya sonora, en la que parece que estamos obligados a saltar para rendirle honor a toda la energía que esta propuesta nos entrega a cada segundo. Si buscas emociones adolescentes, fuertes y directas, esta es tu canción.

Here Comes The Light, Casii Stephan (Estados Unidos)

Here Comes The Light es una canción realmente hermosa, de esas propuestas que encuentras en medio de un bosque brumoso, de esas artistas que si las encuentras jamás dejas de escucharlas. Casii Stephan es la excusa sonora para quedarnos a escuchar esta canción hasta el final. Aunque es una canción que no se debate por su complejidad, ese mismo detalle es lo que nos sorprende. Tiene pocos elementos sonoros, la voz es uno de ellos que explotan hasta el momento de dejarnos con la boca abierta por su libertad. A esto súmale un violín, que le dará el drama necesario para convertir esta canción de nada a todo su absoluto emocional.

Rollercoaster, Lucy & La Mer (Estados Unidos)

Rollercoaster es lo último de las estadounidenses Lucy & La Mer. Esta canción es de aquellas propuestas pop que te recuerdan a un día feliz y específico, en el que tú quieres volar para siempre. Tiene la felicidad de una gran compañía, con la adrenalina sonora adecuada, capaz de acumular muchos golpes musicales en cada segundo de ejecución, llevándonos a sentir con mucha honestidad la melodía catchy de la propuesta en cada segundo de escucha.

Important, Rachel West (Estados Unidos)

Important tiene una ternura innata envidiable. Rachel West nos trae una canción bastante completa, desde lo audiovisual hasta lo sonoro. Lo que encontramos en esta canción es una especie de motivación interna, en la que la felicidad es necesaria de sentir. La onda hip-hop lleva una gran base del beat en esta canción, sin volverla pesada, dándole el toque de flow necesario, en el que sentirse libre y desnudo -emocionalmente- es un objetivo cumplido de esta canción.

Rosa, Nemos (Polonia)

Rosa es como volver al pasado y meterte en ese mundo electro que te movía las piernas en menos de un segundo. Nemos llega desde Polonia, con un ritmo que nos anima a sonreír automáticamente, alternando detalles electrónicos con ese apagón musical típico del bedroom pop, tiene la elegancia de un proyecto que resulta agradable y para pasar el rato en un día donde hay una tormenta afuera y no quieres saber nada del mundo, sólo quieres bailar.

Everything Turns Grey, Agent Orange (Estados Unidos)

Agent Orange es la excusa por la cual nos desnudaríamos en un concierto. La suciedad y energía con que esta banda evoluciona sus canciones es una explicación veloz de lo que nosotros buscamos para corromper nuestras hormonas. Esas guitarras con sonido saturado se juntan a una voz que, no es la mejor, pero tiene toda la personalidad de explotar en cada segundo de reproducción. Si quieres rock, acá tienes a Everything Turn Grey, salvados nuevamente por los genios de Classic Posh Boy.

Wait For Me, Grant Kennedy (Canadá)

Si tú buscas la tranquilidad en medio de un caos diario, Wait For Me es lo que te podemos regalar para conseguirlo. Gran Kennedy nos trae desde Canadá una canción bastante suave, tanto que parece una caricia o un abrazo para quienes están lejos o no sienten el verdadero cariño de alguien a quien espera diariamente. Es un sencillo muy emocional, capaz de movernos el corazón con su lentitud sentimental, casi que triste e íntima con nuestros sentimientos más densos.

Crush ты мне или не crush?, KRAI (Rusia)

KRAI estrena nueva canción y, debemos confesarlo, es una canción que nos sorprende por su acumulación de elementos. Lo que nos trae la banda rusa es un experimento sonoro bastante adecuado para esos momentos donde necesitamos resolver nuestros misterios. Tiene la capacidad de llevar una previa larguísima para ambientar nuestro cuerpo a su ritmo, elevando cada segundo de desarrollo a un volumen más alto, donde lo único importante se resuelve en la música que nos traen, que tiene la elegancia perfecta para convencernos de escucharlos hasta el final.

Binario, La otra media (Puerto Rico)

Miren que La otra media es de Puerto Rico, pero nos ha recordado automáticamente a Joaquín Sabina. Binario es la primera canción que compartimos de esta banda boricua. La sensibilidad de esta canción tiene un mensaje directo hacia la convivencia con otra persona, alternando lo lindo y horrendo de estar enamorado. La voz melódica y dulce con que se desarrolla esta propuesta es encantadora, capaz de sonar a un amor de verano en cualquier playa. Tiene el toque caribeño y honesto de la felicidad a alta mar. Disfruten esta joya, que seguro se enamoran de algo o alguien mientras lo hacen.

Island, Peach/Turkey (Estados Unidos)

Island es lo último de Peach/Turkey. La banda estadounidense nos trae una canción que va experimentando, en su ejecución, con el rock y elementos jazzeros, a decir por el piano. Lo que encontramos en esta canción es una excusa excelente para explicar como puede lograr, una banda adolescente, experimentar con bastante tino. Los sintetizadores logran un ambiente bastante retro, como si escucháramos detalles de los setentas y nos ambientáramos en el horizonte temible del error y el cumplimiento de objetivos emocionales con la música.

Un error, La otra media (Puerto Rico)

Un Error es la otra canción que compartimos de esta banda boricua, La otra media. La agrupación ahora nos entrega una canción más pesada, como si fuera un grito hacia el olvido, con bastante dificultad sobre los recuerdos que no podemos mantener en nuestra memoria. Lo que nos traen los artistas caribeños en una canción algo furiosa, en la que se sigue echando hacia la tristeza de la separación y los errores de nuestras decisiones. Todo ese arrepentimiento se siente en la furia contenida de esta canción, que no termina debiendo nada, logra que nos sintamos parte de la historia que nos cuenta.

Doing FIne, AM.E.R (India)

Doing Fine llega desde la India, gracias a AM.E.R. La banda asiática tiene un poder bastante certero para atacar con todo su estilo rock. La fuerza con la que nos deja en claro que esta canción tiene una melodía catchy, es suficiente para demostrar todo lo que quiere intentar en su propuesta, dándole un honor tenaz a cada sonido alternativo que nos entregan, con el placer exacto en las guitarras y el deseo sensual y seguro de la voz del cantante.

DANCE, Moncrieff (Irlanda)

La energía nunca para en los nuevo de Moncrieff. El artista irlandés nos trae DANCE, una canción que le hace el honor más clave a su título. Es una propuesta donde la explosión sonora esta en cada segundo de reproducción. Lo que escuchamos es una propuesta bastante directa, que nos anima a explotar con toda nuestra energía en cada segundo, acumulando toda la fuerza en los puentes musicales, que le dan la gloria de ser una canción electrónica perfecta. Si quieres escuchar esta canción, haz click en la imagen de arriba, podrás encontrarla ahí.

Boozer, Hangácsi Márton (Hungría)

Terminamos esta lista diaria con Boozer, desde Hungría. El europeo Hangácsi Márton trae una propuesta bastante pesada, casi que nos rasga la garganta con su dureza en las guitarras, como si fuera un trago seco de tequila. El artista tiene un talento impresionante, capaz de subir y bajar las revoluciones en un instante, logrando un toque honesto entre cada fase sonora, dejándonos en claro que necesita de poco para aplastar cualquier sonoridad a su paso y convertirla en suya. Si quieres rock y pasión, esta es tu excusa.