DESCUBRIMIENTOS MUSICALES DEL UNDER MUNDIAL #14

Recomendaciones Musicales

Nuevos descubrimientos musicales para que disfrutes tu inicio de semana con música que nunca pensaste encontrar.

Away, Limón Limón (Estados Unidos)

Para bailar en el son del caribe, Limón Limón nos trae desde Estados Unidos a Away, una canción que se desvive bastante por entregarnos una onda fresca y casi de playa, con trompetas que nos recuerdan a un viaje dentro de un crucero de fiesta, como una canción para las vacaciones de inicio de año en un lugar feliz, con una voz fantástica para subir el ánimo estés donde estés, vayas donde vayas.

Deviate, Pink for President (Estados Unidos)

Esta canción es como volver al pasado del grunge y el punk, con esa suciedad única de las guitarras destruidas y las canciones americanas a la onda Avril Lavigne que nos ponían súper enojados con el mundo, en un tirón de furia descrito en los instrumentos, con este aire punk que sólo puede explicarse como una oferta muy adolescente para echar al diablo el año pasado. La canción es Deviate, de los estadounidenses Pink for President, una contradicción destructiva.

Patriarch, Seven Layer Piano Cakes (Estados Unidos)

Esta canción es una caricia. Patriarch es como una suave fijación en nuestro rostro con la mano ajena. Su onda de piano y música clásica nos lleva a un campo de disfrute bastante sensible, con una nostalgia marcada en esa evolución ascendente del piano con demás percusión, con una paciencia en la inserción de instrumentos que crean un orden interesante, el cual sólo puede describirse como paz para quien escuche la canción.

Novel Opening, Seven Layer Piano Cakes (Estados Unidos)

Novel Opening es otra de las canciones que nos trae Seven Layer Piano Cakes, desde Estados Unidos, quien en esta oportunidad se muestra más deprimente y oscuro que en Patriarch. El piano como arma y un beat electrónico de fondo son las herramientas para que el músico norteamericano evolucione de una composición pop muy triste a una oscuridad muy adaptaba a la evolución de lo que propone en esta canción.

Flirt, Needy Empty (Estados Unidos)

Corta pero directa. La crueldad de Flirt se puede explicar en esa necesidad porque la voz de Need Empty se convierta en una excusa onírica para quienes escuchan esta canción. La propuesta es como un sueño que se desvive porque nosotros entremos en él. Es de esas canciones que son sencillas en cuanto a composición y ofrecen la psicodelia necesaria para entregar un ambiente honesta sobre el nuevo mundo y nuevas realidades que intenta crear en nosotros. Por nuestra parte lo consigue, aunque quisiéramos escuchar más minutos de él.

Monarch Butterfly, Vanessa from Maine (Estados Unidos)

Imagina ir por la carretera solo, después de despedirte del amor de tu vida. Pues esta canción es eso, aunque en su lírica no nos cuenta esta historia, es inevitable pensar que su composición no fue hecha para que nosotros escarbemos en nuestros sentimientos y lleguemos a una reflexión clara sobre como las cosas nos dan un nuevo comienzo y el dolor que esto supone. Todo eso es Monarch Butterfly, una canción que suena el vuelo de alguien que al fin es libre de todo el dolor del pasado.

If You Stay, Raleÿell (Canadá)

If You Stay es el drama en una canción. La propuesta de la canadiense nos ofrece un mundo que se caracteriza bastante por el timón de la voz dentro de toda la canción. La cantante norteamericana tiene una voz que nos puede convencer de cualquier cosa, es muy bella, y por más que queramos negarlo no podemos cambiar de canción hasta su final, donde unas guitarras eléctricas nos sorprenden de sobremanera, creando una canción sencilla pero con elementos que nos mueve el piso a cada instante.

frustrated, Victoria Altern (Sudáfrica)

Esta canción tiene un derecho excepcional, y es el de ser fantástica por sólo tener una voz muy adaptable a la sensualidad que propone alrededor de toda la canción. frustrated sabe muy bien como madurar, es una propuesta R&B que evoca muy bien al género y exige a la cantante sudafricana, creando todo un universo de elegancia y pasión dentro de pocos minutos de reproducción.

Vermilion, Gareth Inkster (Canadá)

Vermilion sabe como tocarnos el corazón. Gareth Inkster trae desde Canadá una canción que, fácilmente, podríamos decir que funciona para el soundtrack de alguien al final de sus días. Es como un repaso musical a todo lo que dejamos atrás y cuando tenemos paz al fin podemos ver con relajación todo lo que hemos conseguido. Es una canción que, musicalmente, sabe evolucionar con sonidos en forma de eco que expresan un sueño dentro de esta realidad.

Lyra, Dear, E.G Palermo (Canadá)

E.G Palermo viene desde Canadá con una canción que podemos decir que son Los Beatles en 2020, con esa voz carrasposa que se mete en nuestras cabezas de forma directa, con unas características pop que si te pones audífonos parecen viajar de izquierda a derecha, como un trineo después del desastre. Se parece mucho a la navidad, pero a una especie de otoño musical que nos trae nuevas oportunidades a partir de una voz que viaja en la onda que el indie expresa en su desarrollo compositivo, ese de sonar a recuerdo y paz.

Up, stefan (Estados Unidos)

Up es la última canción del estadounidense stefan, quien en esta canción al inicio nos propone una propuesta sencilla de folk, pero según avanza la canción se adentra un beat poderoso que le da esta onda hip-hop a la canción, aunque sigue con esta onda folk en sus raíces. Es una canción para pasar la tarde acompañados de sonidos exprés, sin ninguna preocupación más allá de la ventana de nuestro dormitorio.

Mercury Blue Tubes, McDEAD (Australia)

Mercury Blue Tubes se mete e nuestras cabezas como una experimentación psicodelica bastante rara. McDEAD trae desde Australia una canción que se olvida de las reglas y viola todos los límites, se mete en nosotros como una nueva forma de agregar voces entre tantos elementos musicales, sabes a un nuevo mundo atravesado con música de fondo que nos convence para vivir nuevas realidades, más raras y menos convencionales.

Ithaca, Luca Fiore (Gran Bretaña)

Ithaca es la última canción de Luca Fiore, quien creó una canción bastante real con el panorama mundial. El cantante británico trae un canto de esperanza a toda la soledad que la cuarentena nos ha entregado a varias ciudades que se emocionaban en el mundo real. Es un himno para algunos, por ejemplo para quienes tienen fe de que esto cambiará de una vez por todas.

Endukala, Alluri (India)

Desde la India llega Alluri, con Endukala, una canción sobre gatos que pelean, asimilando con el comportamiento humano, que no se ha diferenciado mucho de nosotros en este encierro. La canción es muy catchy, de esas propuestas que nos gustaría bailar a toda costa. Sabe como relajarse y provocar que soltemos nuestros hombros a su ritmo, una de esas propuestas que nos atraen para hacer ejercicio con nuestros bellos músculos.

Frog King, Tony Belleau (Estados Unidos)

Frog King podríamos decir que es de esas canciones que funcionan para poner en aprietos a la gente que sufre de ansiedad. Es como un encierro musical que crea un ambiente de apuro, capaz de llenarse de fuerza según avanza, logrando que toda la instrumentación en la canción nos desespere poco a poco pero que sirva para ponernos acorde con todo lo que sucede en la locura de este mundo.

Darnos un día, Erika Ender (Panamá)

Darnos un día es la excusa perfecta para atraer a un amor imposible de ver mientras bailas llamándola. Es de esas canciones que sirven para la conquista a cualquier ser humano de este planeta. Su onda elegante de trompetas y pianos se unen a una voz impresionante de la panameña Erika Ender, quien tiene esta voz trabajada que podría estar a la altura de otras voces caribeñas, porque sabe como alegrar a quienes piensan lo peor del amor. Es un enamoramiento instantáneo.

Paper Birds, Charlie DeCarlo (Estados Unidos)

Paper Birds es la última canción de Charlie DeCarlo. El estadounidense creó una canción con muchos elementos sorpresivos, porque todo lo que escuchamos al inicio, en la mitad de la canción seguirá moviéndose para ser otra canción, con más instrumentos, con más sorpresas y una evolución más clara de lo que queremos cuando hablamos de pop melódico y que nos mueva el piso a cien por hora.

Wanted, Blythe Baines (Estados Unidos)

Wanted es de esas canciones que suenan a un desafío intenso o a un escape después de un crimen. Blythe Baines nos trae una canción muy interesante, capaz de expresar todo ese misterio en una voz ligera pero con una base instrumental muy pesada, capaz de meternos en un espacio de desesperación por escapar de alguien. Sabe como ser una gran canción y eso se aplaude bastante.

Hell of a Night, Jackie Apostel (Brasil)

Hell of a Night es una de las mejores canciones de este top, pero no les digan a la otra. La brasileña Jackie Apostel sabe como se hace el pop y se mezcla con sonoridades del pasado. Tiene una onda muy pero muy divertida, porque no podemos dejar de mover el pie desesperadamente mientras escuchamos esta canción. Es como una excusa para perder el control de nuestro cuerpo y ser bailarines profesionales en un sólo instante de reproducción de esta canción. Esto es increíble.

Ah Hah, ATMIG (Estados Unidos)

Ah Hah es la canción que ATMIG nos trae desde Estados Unidos a nuestros oídos, con una ligereza muy puntual, capaz de tocar nuestro lado más sensible. La canción expresa un cambio detrás de todo el dolor del negocio de la explotación natural y como el mundo cambia por intereses externos a la paz de la flora y fauna. De hecho, la canción empieza con una tranquilidad clarísima pero luego se convierte en una propuesta muy fuerte y que nos golpea muy fuerte para que logremos cambiar de alguna manera.

Urban Decay, Le Saiint (Estados Unidos)

Urban Decay es la última canción de Le Saiint. Desde ya nos recuerda a Arctic Monkeys, nos podemos negarlo, la voz del cantante es muy parecida. Sin embargo, luego de 30 segundos la canción toma un estilo distinto al rock británico y se vuelve más electrónico, con una explosión a cada instante, llevando la intensidad de la propuesta a un campo interesante, en el que el drama se vuelve el foco de la canción, como si escucháramos un soundtrack del fin del mundo. De hecho, creemos que el videoclip de esta canción debería ser una especie de apocalipsis.

Banks of Ohio, Reagan Hudson (Estados Unidos)

Banks of Ohio es de esas canciones que nos llevan a Estados Unidos de un sentón. Es un ambiente de relajación declarado, donde lo americano y el bluegrass nos meten de lleno en el bosque y esa soledad de los granjeros. Sabe muy bien como explicar sus raíces, con una calma bien expresada en sus instrumentos. Si quieres sentirte en América, acá está tu excusa.

HIDDEN HILLS, KOSHI (Estados Unidos)

Rapidez y seducción, eso es KOSHI en su nueva canción HIDDEN HILLS, quien sabe hacer de esta canción una impresionante excusa para desnudarse o desnudar a quien le tenemos muchas ganas. El hip-hop de esta propuesta sabe entrar a nuestras necesidades de sentir lo que el barrio nos enseña cada día y olvidamos por ir despistados.

Flowers and Gardens, Un Rodo Cora (Suecia)

Desde Suecia llega Un Rodo Cora con Flowers and Gardens, una canción que evoca toda esa felicidad de vivir en un campo de colores seductores para nuestros ojos que buscan paz. Es una canción que trasciende bien entre el rock hacia el pop, que es donde lo entendemos mejor. Tiene una onda de pueblo muy bella, como una canción que inspira el volver al campo para vivir los mejores días de nuestras vidas.

No Peace on Earth, Pol Paxx (Italia)

Una línea de bajo al inicio es la excusa para quedarnos en esta canción hasta su final. La voz de Pol Paxx es otra excusa, esta vez para explicar esa crueldad en toda la canción. No Peace on Earth es el título perfecto para explicar todo el caos y desastre de esta canción, que se merece muchas escuchas porque le es honesta a todo lo que ofrece, desde su fondo a su forma. Es rock que si lo llamamos punk nos sentiremos igual de furiosos con lo escuchado.

Collin’s Song, Releaser (Estados Unidos)

Releaser nos trae su última canción, que es como viajar entre un sueño pesado, casi de lo que queremos en esta vida pero es imposible conseguirlo. Es como un espacio donde todo puede ocurrir pero el dolor de vivir para que suceda se expresa con mucha crueldad, como la característica principal de este artista a la hora de cantar, quien tiene una voz tan cruenta que sentir ese dolor es inevitable. Nos acompañamos con él para golpear a todo lo que no sucede por culpa del destino.

The Perfect Song, Mo Troper (Estados Unidos)

The Perfecto Song es una mirada irónica a lo que es imposible de conseguir. Aún así, esta imposibilidad logra que esta canción sea tan libre como su ejecución. La canción sabe como evolucionar en cuanto a la felicidad que nos ofrece en todo su proceso. Mo Troper no hizo la canción perfecta pero si la canción más feliz que pueden haber interpretado, todo gracias a esa voz que nos lleva automáticamente a nuestro mejores momentos.

Gypsy Soul, Jade Naraine (Canadá)

Una voz tan pop que es imposible no ver un error en su propuesta. La canadiense Jade Naraine crea en Gypsy Soul una canción bastante expresiva de la imagen que quiere dar con su música, al ser una propuesta de compañía para todos ellos que necesitan una canción para para el rato mientras la soledad o el enojo de la ciudad nos ha quitado la sonrisa del rostro.

Yesteryears, Nervous City Nervous Self (Suecia)

Yesteryears (and the gloom) es de estas canciones que nos llevan a la oscuridad con un halo de esperanza en nuestra maleta. La banda sueca Nervous City Nervous Self sabe que la razón para contar una historia está en la organización en la que se la cuenta. Es por eso que la banda consigue llevarnos a un mundo bastante real tras escuchar su canción. Es una buena fase musical, de esas que se disponen a llevarnos a un mundo de destrucción para renacer otra vez, como el futuro.

Till I Let You Go, Parachuting Bear (Estados Unidos)

Se sabe bien que estas canciones suaves y con riffs a la vuelta de la esquina crean una importante adherencia con quienes lo escuchan. Till I Let You Go es de estas canciones, que van tomando la confianza durante toda la canción para luego atacar con toda la fuerza. Parachuting Bear sabe muy bien como hacer una canción que nos seduzca hasta el final, no basta menos, lo hace sencillo y con la fuerza suficiente que la distorsión final de las guitarras es el cierre con broche de oro más excitante que pudo haber tenido esta canción.

Static, Steve Drizos (Estados Unidos)

Static es rock puro para quienes aún no creen que las bandas emergentes tienen algo que decir. Steve Drizos viene desde Estados Unidos para tocarnos el pecho, siendo capaz de que en sus pocas notas iniciales nos convenza de seguir escuchando esta canción para soprendernos en el resto de la canción de que estamos escuchando el dolor de una banda por crear una propuesta melódica y bien planteada de rock alternativo, capaz de provocar nuestros movimientos de piernas con muchas furia en el piso.

Water’s Push, Koalra (Estados Unidos)

Koalra nos trae Water’s Push, una canción llena de dinamismo, con un compuesto rock que sabe evolucionar en todo su proceso musical, con un aire sencillo de rock alternativo, glitcheado y casi que ochentero. La propuesta se debate entre la fuera del rock y el punk, con una intensidad de destrucción muy clara, capaz de llenarse los bolsillos musicales de una propuesta llamativa para quienes buscan propuestas alternativas e interesantes.

You Don’t Love Me, Chris portka (Estados Unidos)

Chris Portka siempre hace cosas raras, pero de esas opciones extrañas que uno está interesado en probar. En You Don’t Love la propuesta recorre un interés muy claro, que es el de mezclar una serie de sonidos de ambiente con la voz del estadounidense, en un viaje sonoro que podría explicarse como una pesadilla en su momento más terrorífico y lúcido.

Flowers, Charlotte Morris (Estados Unidos)

Flowers se desvive mucho por el indie folk, con una voz impresionante, capaz de llegar a las notas más agudas para causar en nosotros una canción muy intensa y llena de capacidad para que nos emocionemos a todo nivel. Charlotte Morris es la responsable de que esta canción sepa como evolucionar de menos a más, con una composición musical interesante, destructiva para quienes hoy tenían ganas de llorar.

Doing Better, Scott Danger Bravo (Estados Unidos)

Sólo una guitarra es suficiente para expresar todo un viaje alrededor de algo. Scott Danger Bravo sólo necesitó su instrumento de cuerdas para crear un acompañante musical con mucho estilo, en una de jazz y placer folk que sabe llegar al final con un mensaje de calma dentro de todo el desastre. El estadounidense creó en Doing Better todo un resumen del sentimiento en los primeros días del 2021.

Ode To 2020, Aaron Davison y MJ Malone (Estados Unidos)

La oda al 2020 suena así, con bastante ironía en el camino. Ver este videoclip es como ver una película de ficción dentro de una distopia. La canción sabe como tratar todo este tema con muchísima ironía, como riéndonos de las cosas extrañas que tenemos que vivir con la pandemia actual. Aunque contradictoria, la canción sirve para bailar en grupo, con mucha clase en sus paso, todo esto bajo la manga de Aaron Davison y MJ Malone.

Your Prison, Among Kings and Queens (Suecia)

Rock y más rock. Your Prison es esa canción que necesitas para iniciar un concierto que necesita de toda la energía del mundo. Esta canción tiene toda la intensidad para ser parte de la música de GTA V. Tiene una onda importante de caos, como si con su canción pudiésemos destruir este año. La voz del cantante es simplemente fantástica, nos recuerda a grandes bandas de rock del pasado, con la fuerza exacta para provocar que rompamos todo, ¡TODO!

The Man, Zack King (Estados Unidos)

Con The Man, Zack King consigue crear un himno sencillo para la paz de existir entre tanta gente de pie. El estadounidense sólo necesita su guitarra para mezclarla con su voz en un llamado intenso de folk para luego evolucionar en torno a la canción al rock más honesto de todos, con la fuerza acumulada en la suavidad de lo alternativo, sin mucha furia para no dañar el inicio de esta canción.

Stream Entry, Astralien (Estados Unidos)

Stream Entry es la última canción de Astralien. La estadounidense empieza con una fuerza radical de meternos en un ambiente onírico muy claro. Esta canción es como hacer yoga sin hacer nada. Es como un canto a la naturaleza, una transmisión telepática de voces e instrumentos para convencer al otro de estar cerca nuestro con la energía en medio. Es eso que nosotros buscamos para intentar hablar con nosotros mismos.

Grief Measure, Aviya (Israel)

Desde Israel nos llega Aviya, una cantante que le oferta todo a su propuesta folk evolutiva, porque a través de toda la canción cambia con muchas sensación en el paso de lo que ha conseguido, reuniendo todos los detalles de experimentación en los instrumentos para lograr una canción con muchísimos detalles en la mano. Es importante para explicar lo que esta cantante puede lograr. Es eso que nos movería a través de un lugar desconocido para tratar de entenderlo, como un tour de ensueño y sonorizado con la música de la israelí.

IGGYC, Thoughts (Estados Unidos)

Thoughts es la última canción del estadounidense IGGYC, quien dentro de la propuesta mezcla el placer de la música con la danza, para crear una coreografía musical que evoca al orden como su mayor intento de libertad. El cantante crea todo un ambiente de drama a través de su canción, logran una capacidad importante de música en todo el proceso de su canción, llegando a una sinfonía llena de furia y dolor con todo el orden de los elementos rockeros que componen a la propuesta en todo el desarrollo.

Closet Disco Queen, Phantom Flower (Estados Unidos)

Closet Disco Queen es de las primeras canciones que compartimos de Phantom Flower, un artista que, honestamente, adoramos. Su música nos recuerda al pasado y mantiene una oferta contemporánea muy avanzada. Su voz nos recuerda a David Bowie y la composición musical le hace un honor brutal a supuestas influencias rockeras de Gran Bretaña. Este artista mezcla estilos porque le sale bien, con una onda disco y rock en todo instante, consiguiendo el pop más llamativo de todos.

Icarus, All the Queen’s Horses (Irlanda)

Icarus es como una canción épica disfrazada de pop alternativo. All The Queen’s Horses propone una canción interesante, llena de momentos en crecimientos, porque es una canción que va de menos a más, con la calidad de una propuestas tímida pero con la seguridad de que en la evolución de su propuesta consigue mucho estilo gracias a su influencia rock muy bien marcada y limitada.

Happy New Year’s Eve, Latenight Honeymoon (Gran Bretaña)

Happy New Year’s Eve es una canción con toda la esperanza pop en sus venas. La propuesta de Latenight Honeymoon es una interesante oferta musical, que le debe muchísimo a su placer musical de sensaciones de esperanza, como si fuera el inicio de un nuevo día, tal como nos cuenta su título, llevando así una linda oferta de empezar de nuevo para destruir todo el apestoso pasado.

New Year, Ginger Parks (Australia)

Seductora y llena de detalles de elegancia total. Los australianos de Giner Parks nos traen New Years, como una canción para despertarse todas las mañanas con las ganas llenas para un nuevo día y conseguir cambiar el mundo. La propuesta de los oceánicos es importante porque mezcla un lado muy alternativo del pop con un detalle elegante, basado en coros que puede llevarnos a pensar que sabe muy a música hecha en un teatro. Es una linda sensación musical para el disfrute de todos.

Aloutte, Phantom Flower (Estados Unidos)

Volvemos con Phantom Flower, quien en Alouette nos atrae con una propuesta más suave e íntima. El cantante estadounidense se desvive bien por proponer experimentación en una propuesta algo mainstream por su ritmo. Hay una puesta en escena de sonidos sintetizados que nos vuelan la cabeza, que junto a la voz del músico generan una canción fantástica, capaz de tocarnos el corazón y las piernas en lo más profundo.

Hypnotized, From Sands (Australia)

Guitarras hipnóticas y cientas de razones para molestar nuestras neuronas. From Sands trae desde Australia una canción llena de momentos desesperantes, con el ánima dentro de nuestras intenciones más oscuras. Hypnotized es una banda con un desarrollo sorpresivo, porque desde lo suave hasta lo rockero, donde las guitarras explotan a todo dar y nada las para, es el rock en persona para quienes no aceptan el dolor musical de algunos.

C’mon Cocaine, Phantom Flower (Estados Unidos)

C’mon Cocaine es la última de las tres canciones que hemos descubierto de Phantom Flower que ya les dijimos, es nuestro artista favorito. Su mezcla de estilos y géneros es tan fuerte que nos enamora en un sólo instante. Es ese artista que necesitamos para estimular nuestra esperanza por nuevos géneros. El músico estadounidense sabe qué hacer con su talento y esta canción no es lo de menos, porque mezcla una onda urbana con ese rock ochentero en casi toda la canción. Un lujo escondido que hoy encontramos.

Self Luv, Pri & Padre Tóxico (Polonia)

Pura elegancia sensual, señores y señoras. Self Luv es de esas canciones que se disfrutan de inicio a fin, con la libertad de una canción que nos lleva a lo más seco de nuestras humedades sensoriales. Es una canción con placer como forma de vida. Es de esas canciones que usas desnudarte con la otra persona y darte besos mientras reúnen sus cuerpos por toda la noche. Nada más y nada menos.

i don’t want another sorry, Dax y Trippie Redd (Canadá y Estados Unidos)

i don’t want another sorry es como una canción llena de desesperanza, en la que todo puede ir mal y la muerte se respira a cada instante. La canción de los norteamericanos Dax y Trippie Redd sabe como evolucionar en todo su proceso musical, de una forma en la que el dolor se siente con muchísima furia en toda la canción, donde se siente que nada volverá a ser como antes. El dúo sabe complementarse en cuanto a formas sonoras, donde la agudeza y la gravedad consiguen un balance extremo de lo que hacer buena música, cruda y real, significa.

I’m Not A Toy, Cássio Sá (Portugal)

I’m Not a Toy es una canción del portugués Cássio Sá, quien termina con esta lista de una manera en la que debemos valorar nuestra forma de vida y de ser con los demás, dándonos un mensaje fuerte de que no somos el juguete de otra persona. El cantante mezcla una onda acústica con las guitarras eléctricas, de forma en que la canción tiene dos etapas interesantes, que se llenan de mucha paz y poder en todo el proceso de la canción.