DESCUBRIMIENTOS MUSICALES DEL UNDER MUNDIAL #11

Recomendaciones Musicales

Nuevos descubrimientos musicales para que disfrutes tu inicio de semana con música que nunca pensaste encontrar.

Smile, Tricia Lo (Latvia)

Smile se hizo para que movamos nuestras caderas hasta el infinito. Tricia Lo nos trae una canción bastante catchy, con un elemento particular de energía musical, capaz de llenarse todo su proceso musical con detalles electrónicos que suben la energía a tope, como si fuera una canción hecha para alocarnos en pocos minutos.

Vials of Water, Stephen Caulfield (Gran Bretaña)

Como viajar por el universo sin cohetes. Esta canción de Stephen Caulfield es como regresar a los primeros días de vida, como cuando los sonidos retrataban un universo confuso y despistado. Lleno de furia y paz, con un desorden desesperante, en el que el silencio está lleno de pequeñas destrucciones que nos forman la memoria musical. Vials of Water es eso, una formación musical para vivir y morir en el intento. Es la vida.

sirens, BRANDEUS (Australia)

Dinámico y certero. Sirens se adentra en nosotros con un ritmo urbano bastante marcado, con un beat rápido y pesado, capaz de servir como balanza entre la voz del cantante, que se agudiza con intensidad en todo el proceso. Es una canción bastante íntima, como si BRANDEUS nos cantara en los profundo de nuestra oscuridad en la habitación. Desde Australia para el mundo. Disfruten y sientan su pecho latir a mil.

Communication, DUMB WHALES (Australia)

Rock para movernos las caderas. Communication es la última canción de DUMB WHALES, que desde Australia nos trae una oferta rockera con bastante dirección, directa al campo musical del pop fuerte. Es una canción que sabe muy bien como se compone, con una interesante propuesta de banda tradicional de rock, con la guitarra tomando el riff como su mayor detalle y una batería que controla toda la intensidad de la canción sin caer en el desorden. Communication baby!

Cookie Monster, Jack Omstead (Canadá)

Jack Omstead viene desde Canadá con Cookie Monster, una canción que propone un sample con el monstruo de las galletas de Plaza Sésamo al inicio, pero luego se desarrolla con tanta fuerza que ese pasado queda muy enterrado. La canción se vale mucho de un beat bastante sintético, en que los bajos definen su estilo, hasta el punto que es imposible no preguntarse que tiene que ver esto con Plaza Sésamo. Es una hermosa sorpresa, entre un programa infantil y la pesadez de la adolescencia.

On My Own, Kastle (Estados Unidos)

On My Own fácilmente puede ser la canción que alguien usa para despuntar en Youtube. El caso de Kastle, desde Estados Unidos, nos trae esta canción como debut. Una propuesta que avanza entre lo folk y acústico para luego golpear con una fuerte dirección musical en el rock. Es de esas propuestas multitask que saben bien como desarrollarse, sin dejar nada de lado y siempre sorprendiéndonos con su tono de avance bien marcado en toda la canción, hasta el final.

Wasted, Coincidence (República Checa)

Wasted es la excusa para romper nuestras cabezas. Coincidence trae desde República Checa esta canción, que fácilmente podría rozar el hard rock. Aún así, la propuesta se maneja entre un rock con cierta melodía en la voz que evoca al pop. Hay que saborear las líneas de bajo que le dan una base perfecta a la banda como previa para luego atacar. Después los pequeños riffs de compañía con la guitarra describen a la perfección ese placer en el dolor de lo que propone la canción. Puro arte.

Darkest Hour, Ask Carol (Noruega)

Darkest Hour es como ir a una fiesta underground en Europa. Ask Karol trae desde Noruega esta canción, que se aferra bastante a la densidad a la voz de la cantante, con una base instrumental que aboga al garaje rock para describir el dolor que estos instrumentos explican. Es una canción a pura narrativa que nos envuelve con bastante dinamismo dentro de todo lo que buscan y encuentran proponer.

I Love America (Classic Posh Boy), Shattered Faith (Estados Unidos)

¡Cómo amamos a Posh Boy! Traen la música del pasado a nuestro presente. Esta vez trae a I Love America, una canción de Shattered Faith, que explica con bastante precisión como el rock puede sonar a tantas cosas y nunca dejar de ser rock. Es garaje rock, punk, psicodelia y hard rock al mismo tiempo. Esta canción explica ese movimiento energético por golpearse cuerpo a cuerpo con la energía del otro. Es una canción impresionante en su ejecución.

I’m Going Home, Barnaby Ensemble (Finlandia)

I’m Going Home es la última canción de Barnaby Ensemble, desde Finlandia. Esta canción explica un sentimiento de extrañeza y nostalgia, como una búsqueda por unirse con los demás. Es un pedido intenso por abandonar lo desconocido y encontrarse con aquellos que necesitamos encontrar. La banda finlandesa sabe como mezclar este diálogo entre dos personas, como si fuera una conversación a distancia de dos personas que aún no pueden verse pero se declaran recuerdos para pronto verse. Es una historia de amor escondida.

Pomegranate Odyssey, Pomegranate Planet (Canadá)

Pasión y desnudez, así podríamos describir a Pomegranate Odyssey, que, literalmente, es una odisea. Nosotros decimos que es un viaje heroico entre la sensualidad y la desnudez de alguien, por esa guitarra con ondas de un groove bien puesto y trabajado. Es una canción que sabe bien como evolucionar con su proceso instrumental, con sintetizadores y una batería que le apunta a ritmos caribeños para llevarnos a la frescura automáticamente. Es pasión y sensualidad de playa caribeña, aunque la propuesta llega desde la fría Canadá.

simmerDown, thomTide (Estados Unidos)

Corta y directa, con una fuerte influencia electropop, con una duración sencilla y pasmada, que se vuelve necesaria para ambientar pequeños momentos de necesidad electrónica. Obviamente necesitamos más duración, porque simmerDown da para más.

Moment to moment (remix by the new division), Missing Words (Estados Unidos)

Nostalgia y poder en una sola dirección. La propuesta de Missing Words propone en su remix una sencilla aplicación de la reversión de los elementos instrumentales, llevando la canción a un panorama lleno de sintetizadores que pueden semejar un viaje al espacio, con todos estos sonidos despiadados y electrónicos, capaces de llevarse todo a su paso, con una potente reversión en la mano.

Bad Girl, SCHATZKI (Alemania)

Entretenida y juguetona. Bad Girl, de la alemana SCHATZKI es una canción que le debe bastante al pop punk, logrando en su composición un ritmo pegajoso, que va entre el pop y la dureza comprometida del punk. Es una canción que camina con bastante estilo en su proceso, con una fuerza en la voz que nos lleva a cierta comicidad en nuestras sensaciones que es imposible no escuchar esta canción sin una sonrisa tatuada en el rostro.

Eroosio, Radio Supernova (Finlandia)

Eroosio, de Radio Supernova, es una canción intensa y sublime. De esas canciones que son tan épicas en su evolución que no dejan nada a la imaginación. Desde Finlandia llega esta propuesta, capaz de impulsar una fuerte intención musical con toda la intensidad en el proceso. Finlandia tare toda su identidad en una canción, que nos mueve y anima a saltar con locura por toda nuestra habitación.

Here it come, Belaver (Estados Unidos)

Drama y soledad. Belaver llega desde Estados Unidos on Here It Come, una canción que evoca a la reflexión dentro del desastre. Es una propuesta que centra toda su atención en moverse con la coyuntura mundial. Es minimal y con los detalles apropiados para explicar cual es nuestra posición dentro de todo el caos al cual nos enfrentamos

Shake It, Robert Connely Farr (Canadá)

Punk para cabezas partidas. Shake It, del canadiense Robert Connely Farr, es una canción que mezcla este detalle destructivo del garaje rock con una voz que nos recuerda, junto al riff de guitarra, al country. Es todo un proceso esta canción, que seduce y propone una composición rota y animada, capaz de destruir todo estereotipo de canción con baja producción. Es rock and roll para quienes aún creen en el underground.

That Sheila, She’s Glinda, Bird3 (Estados Unidos)

Esta canción lo debe nada a nadie. That Sheila, She’s Glinda es una canción que trasciende entre lo particular del pop y la fuerza ascendente del rock. Es impresionante en cuanto al proceso activo de lo que desea proponer. Bird3 reconoce una especie de pasión en su canción, que se expresa en el ritmo sincopado de la propuesta, que parece gemir en ciertos pasos de su ejecución y nos mete en un campo directo de placer necesario. Escuchen esta canción si quieren liberarse.

Toxic Haze, Beyond Land (Canadá)

Rock para el desastre. Toxic Haze es un buen soundtrack para describir todo lo que ha sido el 2020 para el mundo. Beyond Land, desde Canadá, nos trae una canción enfocada en la furia del fuego en todo el mundo, capaz de explicar el dolor y la fuerza en su composición, llevándonos directamente a un incendio, donde la intensidad la pone las guitarras de la banda. Fuerza, dolor y cambio, eso es esta canción.

Silver Cowboys Boots, Anna Shoemaker (Estados Unidos)

Pasión para quienes hablan juntos. Silver Cowboy Boots es una gran canción si vamos a hablar de R&B, porque mantiene esta fuerza compositiva de deseo y sensualidad en todo su proceso, llevando la propuesta a un campo indicado de pasión que sólo podemos entender en la lentitud de su ejecución. Anna Shoemaker, trae desde Estados Unidos, esta oferta interesante, capaz de llenarse los ojos y la cara de sangre para luego intensearnos con bastante lujuria en esta conversación que hay entre dos personas dentro de la canción.

Gelato, Flavia Abadía, Mora, Medylandia (Canadá)

Reggaetón para el cuerpo. Gelato es la excusa para enfriar nuestra calentura, como ese helado en la playa o ese vaso de agua después de hacer el amor. El trío de canadienses sabe como expresa toda esa sensualidad en esta canción, logrando una importante capacidad de retención en quien escucha esta canción, gracias al intenso placer del beat. Es electropop con reggaetón a la mano, con mucha dirección de sensaciones y pasión sensual.

A Walk in the Park, Eve Adams (Estados Unidos)

Esta canción es el misterio andante. A Walk in the Park es una canción sencilla, sin muchas notas complejas, lo cual se debate muy bien en el desarrollo musical que expresa un minimalismo enorme, que le pide bastante al drama y el terror en lo que se refiere a su propuesta. Eve Adams es la responsable de que esta canción tenga un tinte narrativo tan enigmático, capaz de forzar nuestros nervios al máximo posible.