DESCUBRIMIENTOS MUSICALES DEL UNDER MUNDIAL #7

Recomendaciones Musicales

Nuevos descubrimientos musicales para que disfrutes tu mitad de semana con música que nunca pensaste encontrar.

I Can Only, Mark Gunner (Gran Bretaña)

Una guitarra es suficiente para que Mark Gunner haga una canción. Aunque suena a una explicación genérica, parece que las canciones al británico le salen como respiros. Su última propuesta es I Can Only, una canción que no necesita de muchos detalle para soltar una gran fuerza en lo que propone. Va en forma acústica y sencilla, con bajos en nuestra cabeza que nos introducen en la profundidad de lo que intenta proponer.

Fame, The Satellite Station (Estados Unidos)

Fame llega como una canción que busca explotar desde el segundo uno. Aunque empieza con una sonoridad tranquila, como si fuera un pop desmedido, The Satellite Station sí busca en toda la canción llegar a una cima musical con un desarrollo previo con bastante relajación. Es una contradicción muy amable, de esas canciones que te vuelan los nervios por lo difíciles que son de comprender. Desde Estados Unidos al mundo, quédense hasta el minuto 2:42, que es donde la canción explota y los vuelve locos.

Restless, Western (Estados Unidos)

Restless es la última canción de los estadounidenses Westerner. Es una canción demasiado divertida, que te da muchas ganas de vivir, sinceramente. Tiene una estructura musical con mucha felicidad en su campo de prueba. La banda americana crea, en base al indie rock, una canción muy llamativa. De esas canciones que escuchas por placer para ver por la ventana como una ciudad te absorbe. Tiene una propuesta musical llamativa que te saca una sonrisa automáticamente. No lo disfrutes, gózala.

How Long, Pochenski (Gran Bretaña)

Desde Gran Bretaña llega Pochenski con How Long, una banda que propone unos sonidos rockeros de influencia setentera en sus guitarras, con una fuerza rock que parece golpearnos directo a la cara, con una voz que se pega muy bien al toque alternativo de la canción y dan como resultado una fuerte canción. Es una oportunidad perfecta para soltar toda nuestra libertad humana en forma de saltos rockeros, porque esta canción es la excusa perfecta, que hermosa canción para rockear.

Elephant, Strangers Of Fiction (Gran Bretaña)

Esta canción es como si fuese una casa embrujada en forma de música. Elephant es de esas canciones en las que el misterio se disparan con muchísima seguridad en toda la propuesta y avanzan con mucha calidad y optimismo durante todo el desarrollo de la propuesta. Saben muy bien como llegar a ser una canción intensa y directa, Strangers Of Fiction es una caricatura musical, en la que la novedad no se pierde nunca y parece siempre un caso por resolver por todo el misterios sonoro de los sintetizadores.

Cooler, Iglu & Hartly (Estados Unidos)

Cooler es una propuesta para los locos, para los outsiders, para quienes quieren entender el papel de su existencia en un lugar donde no pertenecen. Iglu & Hartly son los encargados para hacer de esta canción una parodia muy divertida, un viaje musical y estético que propone, desde el inicio, transportarnos a un mundo diferente y exagerado, enfrentándose a la idea de que es una canción con mucha energía y poca pretensión por no ser diferente. Si quieres divertirte, acá tienes tu excusa.

Diamonds, POESY (Canadá)

Diamonds llega desde Canadá con POESY en la cabeza del proyecto. Es una canción impresionante por un detalle en especial: LA VOZ. Que calidad para transformar una canción con poco futuro en una verdadera obra de arte. Esa soledad sonora de la voz se siente tan bien a partir de su canto, que la onda folk y pop rock se dispara de poco a poco en la canción como una excusa para tomar en cuenta esta canción una y otra vez.

Everything Will Be Fine, The Ninth Wave (Gran Bretaña)

Gran Bretaña nos trae a colación a Everything Will Be Fine, un llamado a la esperanza en el futuro. La banda británica The Ninth Wave logra que esta canción llegue con mucha fuerza a nuestras motivaciones por ver luz al final del túnel. Mediante un pop rock que transciende hacia lo psicodélico, la banda europea consigue llegar a un punto en que su música se siente natural y sin este cliché motivacional que a nadie gusta. Tenemos aquí una razón para crear esperanza en nuestro camino, tomen nota.

Corduroy, Beau Turrentine (Estados Unidos)

Corduroy es la canción del verano perfecto, de ese en que ni siquiera hay nubes en el cielo. La banda estadounidense Beau Turrentine trae esta canción con una motivación en concreto: ambientar de frescura nuestros oídos. La canción es parte del EP ‘Pillow House’, un producto que se mueve en esta misma onda de sol y sudor sonriente, a tal punto que escucharíamos esta canción para pintar de blanco nuestros problemas más oscuros. Que lindo indie rock.

This Is The End, SEA GIRLS (Gran Bretaña)

Llega otra de nuestras bandas favoritas de Gran Bretaña: SEA GIRLS. La agrupación llega con una canción apegado mucho al rock altenativo pero con una influencia marcadísima en el dream pop. This Is The End genera un camino caluroso entre quienes lo escuchan, pero de ese calor entre parejas que nos lleva directo al orgasmo compartido. Es una banda que sabe muy bien como expresar adolescencia en la voz y guitarra, con mucha frescura de paso, con mucho cariño en el proceso de ejecución. QUÉ PLACER.

Future Self, Scott Forshaw, JJ Beck, EMIAH (Gran Bretaña)

Future Self es todo lo que necesitas para armar un baile directo, para prender el aire y la luz en la discoteca. No te podemos decir algo menor, es una canción que lleva mucha música en su propuesta, se separa de lleno de cualquier propuesta EDM y tiene una herencia un poco más R&B escondida entre su ejecución. Es de esas canciones que te suben la energía hasta el límite y explotas de saltos de ánimo para nunca olvidar la fiesta en que la escuches.

Forward, Charit Way (Estados Unidos)

Desde el inicio Forward se llena de una identidad rock bien marcada, como si fuera una canción hecha y derecha de rock sin otras intenciones. Charit Way viene desde Estados Unidos y su fuerza musical se divide en una composición instrumental que le apuesta mucho al rock animado y la voz de alguien se mueve entre el drama y la entereza de llegar de a poco a diferenciarse del pop con bastantes recaudos. Es una canción interesante y directa, sin muchas peticiones posteriores, nos gusta que es fuerte y nunca se olvida de esto.

Fomo, Glom (Estados Unidos)

Hay canciones hermosas, muy hermosas y luego está Fomo, de Glom, que parece de esas canciones que un amigo tuyo te estuvo componiendo durante todo un año y te la dedica en tu cumpleaños o cuando te quiere decir que le gustas. Es una canción con unas sonoridades bien honestas, desde la voz que se lleva tanto por delante, hasta el destructivo placer de sonidos que nos llevan al recuerdo que no puede repetirse. La banda estadounidense nos toca el corazón y casi que nos hace llorar. A veces pedimos cosas así: que sólo existan y nos enamoren en poco minutos. Gracias Glom.

Dead Man’s Hand, Bad Flamingo (Estados Unidos)

Bad Flamingo trae desde Estados Unidos a Dead Man’s Hand, una canción que puede sonar fácilmente a un ritual oscuro. Su sonoridad evoca el drama y la oscuridad de una banda que propone una trama experimental en cada segundo que pasa. Es una canción pesada, de esas que escuchas para ambientar momentos en tu vida que quieres vivirlos al tope de intensidad. Muchos que decir de las voces, pero concluiremos con que su experimentación sonora les salió perfecta.

Don’t Go, The Masterminds (Estados Unidos)

Don’t Go de los estadounidenses The Mastermins, logra conseguir una canción entre el surf rock y garaje. La banda sabe muy bien como transportarse por el viaje de su propia propuesta. Es una canción que va formando un ritmo distinto a cualquiera, con sonidos sincopados a través de música llena de dirección propia, que después tendrá total identidad en varios solos de guitarra que le darán una personalidad rockera única.

No Heroes, Jared Saltiel (Estados UNIDOS)

No Heroes es suave e íntima, de esas canciones que dentro del concierto serían el final o la mitad emocional de un setlist. Los estadounidenses de Jared Saltiel saben bien como crear una canción con pocos elementos, casi que de autor. Es algo dedicado y que suena a consejo de vida. La banda lo logra, crea algo que nos lleva a un espacio de intimidad muy relajante, en el que podemos sentir amor en todos nuestro poros. Es chamber pop en verdadera explosión sentimental, como la seguridad de no necesitar a otro para cumplir tus sueños.

Las Vegas, Dante Elephante (Estados Unidos)

Música para irse de viaje, amigos queridos. Es el indie en forma de roadtrip. Las Vegas es como el auto descubrimiento personal de alguien que ha dejado todo atrás. Dante Elephante sabe muy bien como llenar esta canción de personalidad, a tal modo que el R&B que propone se va transformando cada vez más en un pop muy comestible, como una canción que nos da ganas de viajar por esa voz tan relajante y pegadiza que tiene.

Brightside, Jesse Roper (Canadá)

Brighside es una canción de los canadienses que se juntan a Jesse Roper. Esta propuesta con una voz bastante jazzera es un regreso a la realidad de las canciones lentas y densas. La banda propone un buen viaje musical, en el que la voz se dispone a ser repetida y sin cansancio en la ejecución. Es como una conversación con alguien que sólo nos quiere ayudar, es una propuesta para sentir todo nuestro corazón en notas musicales con bastante densidad.

ode to my (shitty) apartment, maxime. (Canadá)

maxima. llega desde Canadá con un lo-fi que nos provoca quedarnos en cama todo el día, sin mover ningún dedo. El artista canadienses crea en ode to my (shitty) apartment una incesante excusa por apostarle todo a las canciones lentas y particulares, a los deseos directos de furia contenida en la música de suaves direcciones. Es algo para disfrutar en una alta depresión, sin mucha pretensión en el camino. Es tan natural que podríamos escucharlo cerca nuestro si ajustamos bien el ecualizador.

Saucy, Samantha Margret (Estados Unidos)

Saucy es la última creación de Samantha Margret. La estadounidense hace una canción bebible, como esas canciones que te provocan que las consuman a pura diversión. Es una propuesta bien desarrollada en una base inicial de sintetizadores en forma de eco que luego toman un valor más clásico en el rap de base y los efectos tecnológicos en la base. Una canción para apreciar de inicio a fin por la variada combinación de géneros en uno solo.

3NIGHTS, Saiah (Estados Unidos)

3NIGHTS es la creación final de Saiah. El estadounidense no quiere chistes en este proyecto, pues desde el inicio nos muestra toda su potencia, con un beat que va a mil por hora y no quiere guardarse nada. Es una canción directa a la vena, sin nada de furia contenida, con toda la violencia en la voz, con dos fases entre furia y reflexión que nos causa un fuerte sabor de boca a picante mientras más la escuchamos.

The Only Gift For Me, Harp & Plow ft. Everett Bradley (Estados Unidos)

The Only Gift For Me es una nueva canción de navidad en nuestras listas, esta vez te presentamos una propuesta más relajada y accesible para todos los ansiosos que no tienen un regalo todavía en sus navidades como una promesa clara. La banda estadounidense Harp & Plow logran que esta colaboración con Everett Bradley genere un impresionante paso hacia la gloria navideña, en que los sonidos siempre tocan el corazón sensible del amor y las fibras constantes siempre apuntan a sentirte libre con lo que sientes en estas lindas fechas, que es lo que logra expresar esta canción,

On and Off Again, Sean Ashland (Estados Unidos)

On and Off Again abre la historia para contarnos el proceso entre dos puntos: A y B. Sean Ashland trae desde Estados Unidos un riff de guitarra bastante catchy, de esos que te tocan el viente hasta el pecho y te lamen el interior del cuerpo para que te sientas vivo. La banda busca mucha pasión en poco tiempo, se logra con gloria un impresionante proceso de menos a más que siempre se basa en las guitarras como motor para apuntar por más. Es una gran canción, llena y directa. Pasmada y bien lograda.

Closure, Love Ghost (Estados Unidos)

Closure se adhiere bastante bien a nuestros gusto musicales si eres fan acérrimo del rock. La banda Love Ghost trae desde Estados Unidos una canción con bastante drama en su historia, con una postura creciente en su música que nos hace pensar que a una canción hay que escucharla completa para que nos sorprenda completamente. La banda logra tocarnos la cabeza y destruirnos nuestras expectativas con una realidad que supera todo lo anterior. Si eres fan del rock denso y pesado acá tienes una excusa para escucharlo.

Red Velvet, Caravan 222 (Estados Unidos)

El country siempre nos lleva al desierto, pero muchas veces sólo es una visita. En Red Velvet nos sentimos genuinamente en el seco placer del calor desértico. Caravan 222 está en Estados Unidos con una singularidad total, en la que la diversión es un detalle necesario, brutal y satisfactorio, lleno de estilo y destrucción, directo hacia lo que puedes reconocer como una canción específica de ciudad y campo, una canción que tiene la intensidad de ser una que nos acelera al corazón al instante.

Casual, Jeni Schapire (Estados Unidos)

Casual es una mezcla peligrosa entre la historia que combina bebidas y un romance evolutivo en la voz de Jeni Schapire. Esta es una canción que va como un chuchaqui (resaca) metiéndose en nuestra cabeza. Es como un soundtrack del día después de una gran borrachera. Tiene esa paz que el cuerpo busca en todo lugar, es como escuchar un sonido de romance con la luz apagada, con la calma directa de una canción de cuna para gente grande.

On My Radio, Midnight Canyon (Estados Unidos)

On My Radio hace una excelente variación de música en toda su propuesta. Midnight Canyon logra que la canción propuesta pase muy bien entre lo que nos ofrece, desde la previa calmada hasta un desarrollo constante de rock. Aunque la canción no busca ser potente, si está bien cuadrada en sincerarse con mucha proyección hacia el final de la canción, con la intensidad de una propuesta emocional en todo su desarrollo sonoro.

Once Had It All, Melpo Mene (Suecia)

Melpo Mene, desde Suecia, busca crear en pocos minutos una experiencia sonora que trasciende de solos de guitarra con influencia española a una trama de nostalgia hacia todo eso que tenemos y pronto no podremos tener. Once Had It All nos llama a apreciar los detalles, sentimiento y materia que vienen y van y que el destino nos obliga a omitirlos por pensar en que no volverán. Desde Suecia hasta nuestros oídos ecuatorianos.

Alone, Jonny Glenn (Estados Unidos)

Jonny Glenn es pura sensualidad en su última canción: Alone, que nos cuenta eso, estar solos. Mediante un electropop con sonidos más mainstreams que de lo normal en una propuesta indie, el artista estadounidense busca crear en esta canción una suerte de entendimiento sobre la madurez después de que una persona pasó por tu vida y quieres aprender sobre todo lo que te dejó para seguir. Es una propuesta que apunta a crecer y sus sonidos siempre elevan esa sensación de realización bien clara.

More Like Christmas, Kendra & the Bunnies (Estados Unidos)

More Like Christmas, de Kendra & The Bunnies es una canción de navidad que nos mete de lleno en la festividad. La americana transmite un mensaje directo hacia quienes esperan mucho de las fiestas de fin de año y están muy ansiosos por no sólo sentir los regalos, sino que la unión con la otra persona. Es una canción intensa y que nos lleva muy bien en el corazón, para ponerla alrededor de la fogata al son de abrazos virtuales con quienes más queremos y los tenemos lejos.

Radio Silence, Lily Lewis (Estados Unidos)

Radio Silence, de Lily Lewis, trae desde Estados Unidos a una de las mejores voces que hemos reseñado en esta larga lista de canciones. Con un movimiento genérico de base, la voz de la cantante se vuelve especial, nos convence por arriba de los otros instrumentos. Es una canción con mucha personalidad musical, tanto que podría probar por otros géneros porque, sin duda, le iría igual o mejor. Pero Radio Silence es un gran resultado, para echarle ojo a lo que está haciendo la estadounidense.

Break the Spell, Enjune (Estados Unidos)

Break the Spell, de Enjune, tiene una nostalgia musical bien directa, como una canción que no se aguanta nada por llegar a nosotros en forma de pop, con sintetizadores espaciales que nos traducen un gran porvenir musical. La banda estadounidense nos pone un poco tristes, porque su canción nos hace alusión a esos grandes proyectos en que la banda se dispone a tocarnos el corazón sin guantes, es cruda y nos hace extrañar cualquier cosa ni bien le ponemos play.

Patient, The Eifferls (Estados Unidos)

Patient, de The Eiffels, es como quitarle el anillo a una granada: explota desde el primer segundo. La banda estadounidense es clara desde el primer segundo, quiere crear una propuesta rock sin pararse nunca de cabeza. La banda se da vuelta bien recto y se llena de muchos detalles musicales, tantos que nos tocan el cuerpo con mucha paciencia, se vuelven intensos cada vez que el puente musical les atrapa, ahí es cuando la banda toca techo y nos vuelve muy locos. Es impresionante toda la energía que cargan en sus voces e instrumentos.

Bleeding Green, Alyssa Pyper (Estados Unidos)

Bleeding Green puede ser un gran aliciente para el pop, porque la voz de la cantante no está para nada parcializada hacia lo genérico. La artista estadounidense Alyssa Pyper sabe muy bien como crear expectativa estando ya en la canción, porque avanza con su voz, un pequeño beat y luego batería, llega al punto en que la sorpresa aparece y sólo podemos quedar de acuerdo que esta canción es una sorpresa viva, llena de todo y de nada a la vez, para llevárnosla al dormitorio desde el primer día y ponerla en nuestra playlist de canciones favoritas.

Spellbound, Joe Vivona (Estados Unidos)

Spellbound llega con la voz de Joe Vivona para meternos en personaje de baile automáticamente. El artista estadounidense sabe bien como generar una sonrisa en poquísimo tiempo. Esta canción es tan alegre que nos movemos mientras escuchamos esta canción. El detalle de las trompetas le da una elegancia increíble, de esas que sólo buscas en lugares para destrozarte los glúteos a puro baile. Buena vibra y pasión, eso es está nueva canción de Joe.

Controlling, Davy Sage y Bolu Ajibade (Canadá)

Al afrobeat de Davy Sage y Bolu Ajibade es inconfundible. En Controlling hacen una canción muy interesante, de esas que te tocan las piernas y te incitan a bailar a todo dar. Es una canción con muchísimos beats, lo que causa que nos pongamos a cada rato en una onda de baile interminable, lo que esta canción consigue bien. Es una gran canción, una impresión constante de placer musical, de ese que no podemos evitar porque tiene un estilo bien marcado y nos enamora de a poco en poco para no olvidarnos de sus beats hermosos y bien expresivos.

Wishful Drinking, Tessa Violet (Estados Unidos)

Qué lujo el recibir la música de Tessa Violet. En Wishful Drinking la cantante estadounidense nos lanza una canción que suena a escape. Pero no un escape físico, es más de tipo mental, como alguien que quiere dejar de lado a algo o alguien con la libertad de una bebida, que se puede adaptar a cualquier envase. Es una canción con mucha elegancia y que nos fascina, no mentimos. Nos gusta que este estilo declarado sea posible y se exprese tan bien sólo tres minutos.

Temporary, Wet Leather (Estados Unidos)

Click en la imagen para escuchar la canción.

Temporary es lamúltima canción de Wet Leather. Los estadounidenses crearon una canción con aires de amistad en todo su desarrollo. Nos provoca bailar con amigos en una mesa, tomado de la mano. Es una propuesta con mucho interés entre todos los instrumentos, aunque simulan ser una banda tradicional de rock en el inicio, esta banda toma valor y es puro indie casi todo su proceso y ejecución. Nos encanta, es como esas bandas que existen una vez en el tiempo y luego desaparecen. Felicidad instantánea.

Ferris Wheels, Canyon City (Estados Unidos)

Ferris Wheels es un viaje a la infancia, a la alegría por las cosas pequeñas. Canyon City trae desde Estados Unidos esta canción en forma de recuerdo. Es una canción que nos motiva a trabajar nuestra nostalgia, es una razón particular por impulsar un grave viaje a las cosas que no pueden regresar. Sin embargo, esta canción es como un viaje espiritual a los momentos de calma y cero problemas de nuestros primeros años de vida, cuando disfrutábamos con diversión y temor las montañas rusas y toda la feria.

All Good, Garrett Kato (Australia)

Garett Kato, desde Australia, trae otra canción nostálgica para el final de esta lista. Esta vez nos trae un viaje al mar y todas las huellas que las olas eliminan en la costa, o más bien: las limpian. La banda australiana se permite viajar muy bien en el proceso, con All Good podemos entrar en un trance de agradecimiento intenso, de esos que no podemos negar ningún mal consejo. Esta canción nos mete en una reflexión viva, sólo con una voz, pequeñas notas piano y un flautín esporádico.

The King Will Step Down, VAAAL y Rufus Christmas (Estados Unidos y Suecia)

Y terminamos esta lista con The King Will Step Down, del estadounidense VAAAL y el sueco Rufus Christmas. La canción es otro experimento dentro de todas las propuestas que les hemos mostrado. Acabamos con esta canción porque nos parece una de las propuestas más atrevidas dentro de esta lista, porque no le teme a no explotar con instrumentos en el primer minuto, al contrario, quiere llevarse a la voz como único instrumento declarado, en el que pequeñas gotas de agua suenan de fondo y un piano destruido se escucha a veces. Es el fin del mundo hecho canción, sí. Es algo que podemos explicar como una propuesta interesante desde el punto que hacen lo que quieren y les sale bien.