DESCUBRIMIENTOS MUSICALES DEL UNDER MUNDIAL #6

Recomendaciones Musicales

Nuevos descubrimientos musicales para que disfrutes tu fin de semana con música que nunca pensaste encontrar.

Pawns, Samuel Cohen (Estados Unidos)

El estadounidense Samuel Cohen trae en Pawns una canción llena de misterio y con aires de guerra de la era medieval. El cantante nos ofrece un repaso entre el presente y pasado, con la premisa de que estamos en una guerra contra rivales aún sin confirmar. Esta canción se desarrolla con un tono rockero bastante marcado, aunque no abandona el estilo pop y armónico de una canción digerible, llena de detalles sencillos y sin mucha destrucción musical.

Come On, Remus Tucker Band (ESTADOS UNIDOS)

Rock para no bajar los brazos y darse con todos ellos que no creen el hard rock del 2020. La banda estadounidense crea una canción con mucho estilo en las guitarras, como si estas cantaran con sus solos y distorsiones. Un aplauso al bajo, que sirve de base para toda la intención musical de la banda. Hay poder y se siente, es todo lo que el rock clásico necesita en la música: estilo y valentía. Sentimos, además, esa familiaridad de banda orquestal por el hecho de que todos están tan unidos en los instrumentos que nos es inevitable no sentirnos acompañados con todos estos músicos.

Baby Life, Jon Cohen Experimental (Canadá)

Baby Life de Jon Cohen Experimental es de esas canciones atascadas en un volcán, tienen una intensidad guardada que desde el primer segundo explotan. La banda canadiense sabe como atrapar la energía de quienes los escuchan por primera vez. Es una banda decidida, llena de recaudos en la música que nos ofrece, con tantos detalles en sus puentes musicales que crea una conexión entre la tranquilidad del pop y la intensidad del rock and roll.

No One Got Hurt, Francesco Liccari (Italia)

No One Got Hurt le apuesta muchísimo al folk, pero sin olvidar la tradición compositiva de una banda de rock. El italiano Francesco Liccari crea toda una ensalada de instrumentos en la canción que a veces parecen confundirse pero llevan un orden especial bajo su voz, que es el detalle más importante dentro de la canción. Sin embargo, este desorden instrumental puede explicar ‘el dolor’ del que habla la canción en sus profundidades.

Charlie, Caravana Sun (Australia)

Charlie es la canción de playa predilecta, como unas vacaciones de verano en donde no hay pandemia, dolor o nostalgia. Es como vivir el momento sin que nos importe lo demás. Caravana Sun, desde Australia nos trae esta canción, que se explica como una canción alternativa, en la que el folk golpea con fuerza y no se despide de nada. La banda está llena de momentos de fuerza que se describen en la buena onda musical que toda la canción nos ofrece. Es amor y frescura de vacaciones.

Forever Love, Cereza (Estados Unidos)

La composición de Forever Love nos recuerda un poco a la banda colombiana Nicolás y Los Fumadores, que lleva esta distorsión vintage en casi todos los instrumentos, con este objetivo de alargar todas las notas hasta conseguir un color de libertad bastante claro entre tantos. Cereza viene desde Estados Unidos, mostrándonos una canción con mucha personalidad alternativa, a lo Mac DeMarco, con distorsiones que nos pueden interpretar como fans de estar high en cualquier festival en el que su música esté sonando alto.

Stikine River, Cartoon Lizard (Canadá)

Stikine River es un experimento musical para transportarnos a un lugar en específico dentro del mundo. Los canadienses de Cartoon Lizard crearon una canción que, fácilmente, suena a un viaje de kayak en un río calmado pero con el pasar del tiempo se vuelve peligroso. Tiene una onda muy evolutiva, entre lo tranquilo del folk y la intensidad energética del rock alternativo. Es algo para estar tranquilos en nuestro viaje interno o dentro de un viaje de familia en las montañas.

Into Your Heart, Bjorn Rydhog (Suecia)

¡Uy! Esta canción nos recuerda a Frank Sinatra. La razón es por esos sonidos iniciales a orquesta de los años veinte. Luego avanza con total entereza dentro de una propuesta bastante folk. Bjorn Rydhog trae desde Suecia este diálogo en forma de música llamado Into Your Heart, un calibre bastante fuerte para tocarnos en los más profundo de nuestra coraza interna. Es pasión e intimidad en cuatro minutos de canción: elegancia y personalidad.

Stop, The Trash Panda Band (Estados Unidos)

Stop de The Trash Panda Band salió hace seis meses en Estados Unidos, esta banda nos propone una canción entre el rock y el ska, con una llamada especial hacia las personas de las que queremos saber pero nunca logramos conocer. Tiene una fuerza muy natural, casi sin necesidad de una producción por detrás, tiene una naturaleza de garaje rock que les queda bien y justifica un poco esa voz que no es la mejor del mundo, pero que la base instrumental la mejora increíblemente.

Marie, Emile T (Francia)

Marie, de la banda francesa Emile T, es una mezcla entre sensibilidad y bedroom pop. Es una canción que va en una línea onírica bastante segura. La banda europea no busca explotar, más bien se deshace en un increíble proceso de música ambiental con una voz que nos servirá de acompañante. La canción trasciende bien, sin mucha espera musical en cada nota, siempre llevándonos de la mano con su estilo tranquilo y amoroso, con las líneas bien puestas en lo que quieren ofrecen y cómo desean hacerlo. Es todo eso que una canción de bedroom pop debería hacer.

People I Love, Marty Zylstra (Canadá)

People I Love llega desde Canadá con Marty Zylstra en la cabeza. Esta canción es hermosa desde el primer segundo y toma fuerza en los coros de “a beautiful people”, tiene una cualidad importante en cualquier propuesta pop: emoción. Esta canción sabe como lograrlo, tiene espacios musicales en que la voz es la excusa para escuchar la canción y saben aprovechar esos momentos, que es donde más fuerza tienen. Sin duda es un producto para guardar en nuestros playlist.

Trapped, Cereza (Estados Unidos)

Desde Estados Unidos llega Cereza, con Trapped, una canción alineada hacia la distorsión de las guitarras como herramienta instrumental alrededor de toda la canción. Es una propuesta que llama mucho al bedroom pop, no busca una fuerza pop en sus instrumentos, se basa en una línea de voz profunda que simplifica el placer del ambiente que crea la canción en nosotros, que podríamos describirlo como una propuesta para disfrutar nuestra soledad.

Forever Yours, Nona (Países Bajos)

Una canción para desnudarse de pasión en la discoteca. Así puedes describir a Forever Yours, de la holandesa Nona. La cantante sabe muy bien como crear una propuesta pop con estilo funk en sus venas. Es de esas canciones que cantas a todo pulmón después de los mejores momentos de su vida. De hecho, estamos bailando mientras escribimos esta reseña. Es algo que escucharíamos para modelar nuestros últimas compras, tiene tanto estilo fancy que sentirse especial nos es inevitable.

Ok Den (Know Yourself), Tu The Virgo (Estados Unidos)

Tu the Virgo trae desde Estados Unidos una canción divertida y sin muchas pretensiones. Ok Den (know Yourself) se abre camino con bastante ligereza. Es una canción decisiva y destructiva. No necesita de mucho para interpretar una etapa adolescente en sus raíces musicales. La banda americana logra tocar nuestras fibras, se lleva todo, lo trae todo. Es una canción para divertirse con bailes de Fortnite.

Starmelon, Club Joya (Estados Unidos)

Starmelon propone desde el inicio un aire espacial configurado con la voz. Club Joya, desde Estados Unidos, nos trae esta canción; un intento seguro por acumular buenos momentos de guitarra entre silencios particulares. Hay que tomar en cuenta como la voz es un elemento de viaje muy llamativo, lleno de decisión por sobre todo lo demás en cuanto a instrumentación. Vamos al espacio con esta canción.

The Path, Zuluk (Eslovenia)

Desde Eslovenia, sí señores. Desde Europa lejana llega Zuluk, con The Path, una canción para viajar en carreteras frías. El artista esloveno propone una canción sencilla y con clímax adecuados, en que pondera este silencio de un viaje lleno de nostalgia. Nos gusta ese sonido sintético que parece crear una aurora boreal dentro del espacio que crea. Es una mezcla entre lo clásico de una canción folk y la explosión intensa de lo sintético.

I Can’t See, Sparkwoods (Canadá)

Hoy Canadá nos trae las mejores canciones. Sparkwoods se pelea con I Can’t See para llevarnos directo al campo R&B. La banda americana sabe muy bien como lograr que quienes los escuchen leviten con sus sonidos sensoriales. Un check a esos coros profundos en plena composición del artista. La propuesta forma un intenso diálogo en forma de eco que podría ser fácilmente una lucha pasional entre dos personas que quieren hacer el amor desde hace mucho, con sintetizadores de fondo a todo dar.

A better Time, Andrey Azizov (Estados Unidos)

A Better Time del estadounidense Andrey Azizov constituye una experimentación bastante interesante entre ritmos sincopados y el electropop. El músico americano crea un ambiente de caos dentro de su canción, de una forma que puede llegar a ser interesante con la voz en forma de eco electrónico. Ambas mezcla musicales, entre el electro y el pop hacen de esta una canción hecha para festivales de todo el mundo en que la gente sólo quiere desnudarse.

We Will Rise, Caleb Hart (Canadá)

No hay mejor mezcla que el reggae y el funk, que quede claro y Caleb Hart lo sabe. El canadiense logra que esta mezcla no pierda poder nunca, y hasta diríamos que le agregó un beat de reggaetón. We Will Rise es una bonita ensalada musical, de esas que te llevan al cielo y puedes escucharla mientras tu atención está perdida en los problemas de la vida. Esta canción te lleva a la calma automáticamente, no mentimos, nosotros lo estamos sintiendo.

Inside Out, The New Twentys (Gran Bretaña)

The New Twentys llega desde Gran Bretaña ha dejarnos una cuantas cosas en claro. Con Inside Out la banda desde el primer segundo quiere que el rock se disuelva en un new wave bastante fresco. La banda británica maneja un aire lleno de buenas vibras que sólo buscan que estemos en el mejor de nuestros tiempos tras la tormenta. Escuchamos esta canción y estamos en una fiesta antes de la pandemia. Inside Out logra ser una canción que nos mueve con sus olas a una onda bien feliz y llena de esperanza por notas más atractivas en cada segundo de desarrollo de la propuesta.

Endlessly, Airwolf x KYTSA (Australia)

Endlessly es tu excusa para armar una fiesta en tu cuarto, en el que el único invitado eres tú. Las australianas AIRWOLF y KYTSA nos llevan al futuro con un EDM bastante bailable, lleno de energía en todo su desarrollo. La canción suena a un gran intervalo entre la fiesta y todo lo que no podemos olvidar de una gran forma de expresar nuestra energía en una canción. Es una propuesta tan rápida que si no acabas con el corazón acelerado, no sabemos muy bien que es lo que te pasó.

Ohio, Charlie Finn (Australia)

Ohio nos pone en situación. Es una canción que automáticamente nos dice que debemos de extrañar a una ciudad en particular está llena de sentimientos, llena de emociones, llena de subidas y bajadas en las que nuestros sentimientos y nuestras sensaciones toman un papel muy importante en el desarrollo de esta canción; sin duda esta banda australiana nos pone en un lugar indicado en el que extrañamos una ciudad sin siquiera haberla pisado. Country para los nostálgicos.

Castillo de cristal, Oliver y Duquende (Austria y España)

Castillo de cristal es como meterse en un rincón español; meterse en la tradición de un país que siempre nos convence con un camino misterioso, en la que la voz es el detalle que más debemos tomar en cuenta. Olivero y Duquende logran una combinación adecuada entre lo que hemos dicho: un rincón enigmático que nos pega en lo más profundo de nuestras dudas. Disfrutemos del flamenco y pidámosle a España que esté nunca muera.

Ready for This, Jet Black Alley Cat (Estados Unidos)

Ready For This es como poner toda la energía adolescente en una botella y luego tomarla como un energizante. Esta banda logra que todos esos detalles adolescentes entren en los sonidos con una composición dentro de la banda de una forma tradicional y llena de este estilo pop que podríamos decir que se parece un poco a One Direction, aún así, la banda tiene cierto estilo alternativo, quizá por sus colores, quizá por sus sonidos. Es una banda que te sube la energía al 100% y eso no lo podemos negar.

Find My Way Back to Myself, Liz Rachel Walker (Canadá)

Liz Rachel Walker nos lleva a escuchar una voz celestial. Si bien la base es una guitarra y no hay tantos componentes instrumentales dentro de la canción, eso no es necesario porque la voz es un timón por donde la artista canadiense sabe muy bien cómo navegar. Es una canción sencilla y acústica, que sirve para calmarnos en un día donde el caos nos ha seducido por completo. Yo la pondría en mi playlist para conseguir paz o hacer yoga.

Cherish Your Beloved, L.I.T.A (Estados Unidos)

Cherish Your Beloved es como un mensaje directo a la nostalgia, a la unión entre dos personas que han pasado muy solas en este año pandémico. La artista estadounidense logra que la voz sea un detalle envidiable, el que toma a todos por sorpresa. Es un detalle sensible, con una voz que nos pega los sentimientos más fuertes de nuestra unión con nuestra familia. Esta propuesta, sin duda, es una excusa para expresar el amor en las personas que están cerca de nosotros y más en esas fechas en las que necesitamos excusas musicales para decirle eso que no sabemos como decirle a alguien.

Faceman, Death of A Legend (Italia)

Lo primero que pensamos al escuchar esta canción fueron las grandes bandas de rock de Estados Unidos. Es que verán, esta banda italiana tiene una fuerza en las baterías y luego una crudeza en la voz que es inevitable pensar que le llega muy bien a los hombros del rock clásico estadounidense. Es una propuesta con una de potencia en todos sus instrumentos, es una propuesta que nos convence para rompernos las cabezas golpeándonos con el otro al son de nuestra energía. Sin duda, después de escuchar esta canción sólo podemos pensar cómo será un show de esta banda; con qué poder, con qué energía y con qué dolor nos dará sentir esta canción que estamos vivos y que nos podemos golpear con el otro para sentir la música. Ojo con los solos de guitarra en Faceman.

Unspoken, Romy Dya (Países Bajos)

El R&B nos acostumbro a canciones que sólo hablan sobre sensualidad, sin embargo, en esta canción de la holandesa logramos reconocer que esa intimidad de lo sensual se intercambia por la furia de una experiencia en que el abuso sexual es el tema a solucionar. La profundidad de los sonidos de este género impulsan a que este proyecto sea bastante dramático con lo que propone, además la voz es un elemento lleno de intensidad en cuanto a lo que quiere expresar. Se siente la furia, se siente la frustración, se siente todo eso que la música nos ayuda expresar. Recomendado para las parejas que tienen mala comunicación.

Finish The Wine, Benedict (Países Bajos)

Benedict es una canción increíble, definitivamente. Les explicamos porque. Por la increíble mezcla entre los instrumentos de cuerda y los instrumentos de viento. El holandés nos propone algo indie rock, aún así podemos creer, basados en la voz cruda del cantante, que también podría ser post-punk, sí, aunque no lo creas, hay tanto drama y tanta fuerza en esta canción que puede tener tantos géneros en poco tiempo. Les recomendamos escuchar esta canción definitivamente.

Undefined, Olive Louise (Estados Unidos)

Para ir al mar y quedarse ahí hasta el amanecer. Undefined propone una canción directa hacia el indie, con tonos alternativos que no le desmerecen nada a nadie. Es fresca y sencilla, como una onda que permite safarse de cualquier problema. La canción invade buenos momentos y se vale de sí misma para ser una propuesta con mucho interés. Su vibración musical funciona, nos lleva a la playa así vivamos en la montaña.

Love Triangle, Justin Howl (Estados Unidos)

Blues para el alma. Justin Howl nos trae una canción con muchísimo estilo en su propuesta. Love Triangle se empodera de sí mismo para ser una canción con bastante personalidad. Tiene esta onda americana de canción de bar, de canción de autor y de canción para expresar el amor entre tres personas, “un amor triangular”. El artista consigue una canción rápida con pocos detalles en el camino. Se va deprisa y nos deja un buen sabor de boca.

PS, The Pierce Project (Estados Unidos)

PS, de The Pierce Project llega desde Estados Unidos. Con una forma en que el twee y la canción de autor toma la idea principal de esta canción que avanza con muchísima desesperación entre las notas de piano y los instrumentos de viento, que fácilmente podrían ser el soundtrack de una película de terror. Tenemos esa impresión. La banda logra hacer una canción súper dramático y entretenida, en la que el orden de instrumentos es importante para que vaya de menos a más con todo el drama que propone.

Room without a View, New Days Eve (Suecia)

Desde Suecia llega New Days Eve, con Room without a View, una canción que le apunta directamente al indie rock, llevándose por delante una intensidad de banda alternativa con un vocalista que no tiene la mejor voz pero representa muy bien esta forma entretenida de hacer una canción para dormir y para disfrutar en tu playlist de cabecera. Es una canción de nostalgia y específica para explicar algún recuerdo, de esas que usas para adornar un recuerdo con música.

(ain’t got) time for Christmas, Paul Cook & The Chronicles (Gran Bretaña)

Paul Cook & The Chronicles llega desde Gran Bretaña con una canción que nos trae desde el inicio una vibra bastante beatleriana pero con la idea de la navidad en su historia. (ain’t got) time for Christmas nos crea un ambiente familiar en cuanto a disfrutar el tiempo en estas fechas en que los sentimientos están a flor de piel. Esta propuesta nos pone en una sensibilidad absoluta, llena de momentos en que esta onda de navidad se olvida y fácilmente podría ser un hit pop.

Move, Jany Green (Estados Unidos)

Move, de Jany Green tiene tanta onda para bailar en la discoteca que escucharla mientras bailas es inevitable. El estadounidense crea una canción con bastante estilo, es de esas canciones que tienen dos fases: una conversación en spokenword con el oyente y luego una explosión a trompetazos que nos sube la energía en pocos segundos. Si usted quiere bailar, baile con esta canción, es una excusa perfecta para hacerlo.

Silver Line (silver soul), Suzy Callahan (Estados Unidos)

Suzy Callahan llega desde Estados Unidos con Silver Line (silver soul), una canción que le apuesta directamente a ritmos lentos y románticos, de esos que da gusto escuchar cuando necesitamos paz entre nosotros, con alguien o en soledad. Sus detalles se debaten entre la voz de la cantante y un sonido a campana que sirven de base para que la canción sea sencilla y su única búsqueda sea ponernos en un ambiente de relajación.

This Energy, Abc Dialect (Argentina)

Los argentinos de Abd Dialect nos traen This Energy, una canción con un aire autotuneado y dispuesto al descubrimiento entre la fantasía, como estar metidos un ácido en toda la experiencia musical que esta canción propone. El indie que entregan es una gran excusa para explicar todo el misterio que su propia canción canta, de esas canciones que crean todo un ambiente bailable y seductor sin ser una canción de culto necesariamente.

MAISIE, RESPONS (Gran Bretaña)

MAISIE de RESPONS nos muestra un universo musical que ya hemos conocido en nuestras reseñas. Es una canción bastante cercana a lo electrónico y el beat seductor del trap. La propuesta expresa una conversación con respuestas que nos marcan, con la historia cercana a dos personas que hablan para tratar de solucionar u olvidarse de una persona que ha marcado tanto en nosotros.

Elephant Girl, Vinok (Ucrania)

Elephant Girl, de la ucraniana Vinok es una canción que desde el inicio nos propone algo pop, pero en el primer minuto la historia cambia y el rock es la excusa de la canción para desarrollarse. Es una canción engañosa y sorprendente, tiene las sonoridades para provocar que saltemos con muchísima energía alrededor de los fans de esta banda, en un sudor colectivo por todo lo que nos causa esta canción. Sin duda es energía en forma de música.

Bowie, .boy (Estados Unidos)

Bowie, de los estadounidense .boy es una canción que apuesta al optimismo por sobre lo oscuro de nuestro mundo. Es una canción increíble, porque puede ser la canción de un gran viaje, como la vida, como el valor de olvidar por lo que dejamos atrás, una excelente metáfora de lo que ha sido este año. Mediante una electrónica pegada al pop la banda americana logra conseguir un ambiente musical espacial y directo.

Road Trip, Rochelle Natoli (Australia)

Desde Australia llega Rochelle Natoli, con una canción que sonoramente nos recuerda un poco a Somebody That I Used To Know, de Gotye, tiene ese placard en sus coros, sin embargo lo que resta de canción es libre de identidad, es distinta a cualquier otra influencia. Road Trip es una buena oportunidad para recrear memorias de un viaje por carretera y que ha sido compuesto por un chica de apenas 17 años, un lujo musical que no deja de sorprendernos en ningún momento. Felicidades por tanta buena onda en una canción.

Dinosaur, Colorblue (Finlandia)

Dinosaur de Colorblue trae la excusa perfecta para ponerle sonido al fin del mundo, así es. La banda finlandesa es bastante óptima para conseguir una propuesta directa, llena de fantasía y crudeza en una sola propuesta. Sus guitarras estridentes y la voz en forma de crueldad ante el ambiente musical de la canción nos da esa sensación musical de destrucción ante todo. Es una canción para tomar en cuenta ante todo y no olvidarse de la fuerza compositiva en ningún segundo.

Dit Du Vil, Lysne (Noruega)

Desde Noruega nos llega Lysne, con su canción Dit Du Vil, una propuesta que desde su primera nota busca meter todo su punk en nuestros oídos. Es una canción animada y divertida, no tiene una crudeza en la que podamos decir que no estamos de acuerdo. Es un pop punk que sabe muy bien como llegar a nuestro oídos y se queda ahí porque además tiene una onda de misterio en la voz, como si fuera cantada en una iglesia a solas. Tiene misterio y ánimo, una contradicción que nos hace felices porque combinan bastante bien para expresar el seguimiento de una persona a otra a través de tantos obstáculos en la vida.

The Drummer’s Trauma, Grizzly Bird (Alemania)

En Alemania se encuentra la banda creadora de The Drummer’s Trauma, Grizzly Bird son los encargados de crear una canción que expresa toda la sensibilidad en la máxima expresión de los instrumentos. Las baterías son la base primordial para que esta canción trascienda entre lo fresco y prendido, para luego caer en coros que simulan canciones infantiles llenas de paz y gloria musical, que consiguen un ritmo que busca y encuentra una historia. Es una gran canción para relajar el corazón.

All I Want For Christmas is my baby, Azure Blue (Suecia)

Azure Blue nos trae desde Suecia otra excusa para creer en la navidad. All I Want For Christmas Is My Baby es de esas canciones que expresan el recuerdo de una gran festividad, en la que sólo queremos la presencia de alguien particular. En este caso la canción pide la presencia de “mi bebé”, como excusa adecuada de alguien que ruega un reencuentro con alguien con quien vive separado hace mucho tiempo. Se siente el ruego, el amor y un poquito de desesperación.

Teresa, Poploader (Alemania)

Empieza con una batería directa al rock y lo que sigue es una canción trabajada desde la voz y sin silencios para entender rápidamente lo que escuchamos. Teresa, de los alemanes Poploader, evolucionan entre el rock suave y psicodélico hacia algo más pop sintético, que podría deberse al color musical que propone la historia de esta canción, que quiere darle todo al placer sensato de un amor especial, pasional y confuso, temas expresados en las sonoridades de la canción con mucho tino.

Sunny Disposition, The School Book Depository (Suecia)

Rock y más rock para pasar nuestros días encerrados. Sunny Disposition, de los suecos The School Book Depositary, es una canción llena de momento adolescentes bien marcados en el proceso evolutivo de la canción, tiene una estructura tradicional de banda de rock alternativo, aún así no suenan para nada mal. Son bastante apegados a su proyecto y sus necesidades musicales, se van directo al grano, con mucha paciencia en el camino, directos al grano, bastos y perfectos, con toda la sonoridad adolescente en el bolsillo. Disfrutables sin duda.

Human Robot, Blitz Union (República Checa)

Debemos admitir que nos encanta Blitz Union, es de esas bandas que nos lleva a otro nivel de fuerza musical, como si sólo quisiéramos escuchar esta música que explota a cada segundo y cada respuesta es una sorpresa constante. La banda de República Checa trae Human Robot, una canción de hard rock que simular la presencia de la voz entre un humano y un robot. Una propuesta bien organizada en el placer de explicar de que trata desde el título. Una canción para que nos explote el pecho.

The Way We Care, Alex Stolze (Alemania)

The Way We Care es la última creación del alemán Alex Stolze, una canción que trasciende entre el drama de ser una canción perpendicular, que va de más a más en todo su desarrollo, no se olvida de nada y tampoco es que le hace falta mucho. Es simple pero con una historia directa y sin muchas complicaciones, va al grano, sin espera u obstáculos en el camino, es ese drama que la música puede crear en una canción casi orquestal como esta.

Got What You Want, Little Grim (Gran Bretaña)

Desde nuestra bella nación de Gran Bretaña llega Little Grim, con su última canción Got What You Want, una propuesta musical con el estilo en los cielos. Es de esas canciones que se impulsan de a poco con la base sintética como ayuda. Va directo al grano y sin espera de un puente musical como ayuda para ser una canción pendiente de la sopresa. Tiene una base suave que nos convence a todos por meternos en el trip que propone. Es poder creciendo de a poco para irnos desnudando espiritualmente.