DESCUBRIMIENTOS MUSICALES DEL UNDER MUNDIAL #3

Recomendaciones Musicales

Nuevos descubrimientos musicales para que disfrutes tu inicio de semana con música que nunca pensaste encontrar.

Deadly Penny, The Keepers (Gran Bretaña)

The Keepers trae Deadly Penny, una canción desde Gran Bretaña que nos parte la cabeza en dos. La banda europea se debate muy bien entre los instrumentos pesados de guitarra y batería, lanzando toda su personalidad en un frontman que nos seduce con la locura de sus ojos, de forma en que podemos entrar en la personalidad de la banda con bastante sencillez, digna de esa fuerza consciente de pertenecer a una banda alternativa de rock en pleno 2020.

Out Of My Head, Peter Horton (Estados Unidos)

¡Qué inicio! La banda estadounidense Out of My Head inicia con una interesante formación en las guitarras, con una distorsión tan clara en su composición, digna de evolucionar sin ningún error en el golpe continuo de la batería. Es una banda con el groove suficiente para levantar cabeza y destruir todo en un modo particular de indie que se vale bastante de la voz en reverb y una composición detallada de rock y pop en una sola canción.

Roller Coaster, KingQueen (Estados Unidos)

Roller Coaster es la última canción de KingQueen, una propuesta que llega desde Estados Unidos con la fuerza de un pop rock que se adhiere con cuidado al poder destructivo del punk. La americana hace una canción bastante segura de sí, con la calidad de una canción que puede sonar en un festival y volverse el motivo para el público se levante del césped y vaya corriendo a escuchar a esta banda rápidamente.

Kill the Vibe, Speed of Light (Estados Unidos)

¡Uy no! Que fuerza tan clara de esta banda, parece ser una banda indie más del montón pero cuando la vocalista canta se genera una fuerza tan precisa que la banda sabe como reaccionar en su show. Rompe completamente las expectativas y causa que quienes los escuchen se identifiquen con la voz resquebrajada de la cantante. Este hard rock se vale muy bien de su propuesta y su originalidad, hay tantas sorpresas de cambio y constancia que es imposible no emocionarse con lo que estamos viendo y escuchando, es purísima fuerza humana por hacer una canción inolvidable.

girl on an elevator, the primitive shine (Estados Unidos)

girl on an elevator es el último sencillo de the primitive shine, la banda estadounidense hace en esta canción un viaje de menos a más con instrumentación y voz, va desde los pequeños riffs de música a un universo más movido, en que la voz toma personalidad y se lleva a todos por delante, refiriéndonos de sobremanera a todas las emociones que acumula en el desarrollo de la canción, contemplando muy bien su identidad de indie rock durante toda su ejecución.

3AM, SHAKOTA (Gran Bretaña)

3am del artista británico Shakota es una canción que se apega mucho a las propuestas como Clairo o Cuco, con esa sensibilidad en sus guitarras, que suenan muy por debajo de la voz principal, con ese detalle soft que la banda sabe asegurarse muy bien. 3am llega a nuestros oídos como una propuesta indie con mucho estilo y toda esa aspiración por sonar a adolescencia sin dejar de lado esa libertad que hacer este tipo de canciones refiere en su composición.

Shiny Happy Junkies, Tripod (Noruega)

Tripod nos trae desde Noruega a Shiny Happy Junkies, una canción que se desvive muchísimo en el hard rock y de ahí no se suelta. La propuesta no es del todo dramática, tiene bien metida en la cabeza esta peculiaridad de sonar a ironía, porque la voz se transmite a los seguidores con un desinterés bastante juvenil, impulsado de a poco con la personalidad de una banda que sabe muy bien que camino tomar para decirle las verdades a quienes más les llegue la canción. Es hard rock y se siente de cuerpo a cuerpo.

CARNIVORE, AUTOMOTIVE STEAMHORSE (ESTADOS UNIDOS)

Miren el videoclip de My Brains a Beatbox, por favor. Aprecien todo el arte que esta banda estadounidense nos trae a colación. Automotive Steamhorse nos cuenta una grandiosa historia del pasado, en que el ser humano se apropiaba de la vida en los bosques. Esta banda grabó este producto en cuarentena y nos cuenta con indie rock -casi chamber pop- como, a pesar del tiempo, siempre vamos a pensar en nosotros por sobre los demás y como la vida animal nos importa tan poco que esto nos va a llevar a la destrucción.

Are You Listening, The Brothers Good (Estados Unidos)

Are You Listening aboga desde el inicio ser una canción en forma de grito. La banda estadounidense, The Brothers Good, se llena de bastantes halagos por sus elementos tecnológicos para adornar esta canción. La agrupación se lleva el indie rock un poco más a la intimidad del lo-fi, pero con la grabación sin saturaciones o errores de mezcla adrede. Escuchar esta canción es volver a las peticiones por teléfono a nuestros novios o novias, es gritar con todo el sentimiento que queremos que nos escuchen, o gritarle a quien ya no está que los extrañamos con todo nuestro corazón y alma.

MY BRAINS A BEATBOX, AUTOMOTIVE STEAMHORSE (ESTADOS UNIDOS)

Automotive Steamhorse hace canciones para viajar a los horizontes más lejanos y complicados no del mundo, sino de la galaxia. Sus sonoridades nos llevan de viaje espacial, con muchísima reflexión en cada escucha. My Brains a Beatbox es la canción que hoy les decidimos mostrar como segunda propuesta musical de esta banda estadounidense. En la canción encontramos un mundo más eléctrico, pareciera que se samplea el grito de las aves o las sirenas de un desastre nuclear. Se siente la liberación como escape en un sencillo elemento musical de distorsión por debajo de la voz, como base de entendimiento de esta obra. Fue hecha en cuarentena y sí, se sienta esa alienación del mundo.

Yesterdays, AKA AKA y Redward Martin (Alemania y Estados Unidos)

EDM para convencernos de bailar golpe a golpe con la otra persona. Yesterdays es una canción bastante segura para armar un rave, para mover esas caderas a la desnudez de una playa y el calor en el centro del cielo. Tiene muchísima onda de festival. Para esta canción se han unido el alemán AKA AKA y el estadounidense Redward Martin, quienes combinan todo su espíritu musical en una fuerza bien planificada de beats y sintetizadores eléctricos que no dejan nada vacío, completan cada detalle musical, cada vacío, cada silencio, cada momento incómodo. Nos pone pasión y furia en pocos minutos de canción.

Justice for Saint Mary, Diablo Swing Orchestra (Suiza)

Esta canción es como un viaje entre la vida y la muerte, entre el cielo y el infierno, nos toca con los sonidos más crudos y profundos y también con la sensibilidad de una caricia materna. Justice For Saint Mary es una canción de teatro, de obra dramática, de esas canciones que no desaparecen en un minuto, sino que se quedan todo un acto para meternos de lleno en la historia. Nos encanta como los instrumentos de cuerda crean dos universos distintos, entre bien y mal, el ying-yang. Sin duda una canción para disfrutar a alto volumen cuando queremos experimentar nuevas vidas en nuestro reproductor de sonido.

Solo, Kid Travis (Estados Unidos)

Solo de Kid Travis se gana nuestro corazón desde el hecho en que su voz no pertenece a un grupo básico de cantantes que le meten autotune a su producción para existir. Travis tiene una voz con un potencial impresionante, que nos mete en un cuento futurista con su instrumentación R&B, tiene la fuerza de una canción contemporánea que nos mueve del asiento a pensar en futuro. El estadounidense te da la excusa para sextear con tu amor por varias horas en esta vida pandémica.

One Love, Ungs (Rusia)

One Love de la banda rusa Ungs tiene en su canción un proceso musical con bastante estilo de desarrollo. Les explicamos, la canción va de menos a más, se vale mucho de este ritmo sincopado en que los sonidos son pausas constantes y la canción no explota porque quiere prepararnos poco a poco para el verdadero clímax. Es de esas canciones de ambiente que sólo aportan drama al universo que ha creado. Sin duda, una canción para escuchar cuando la lluvia visita tu casa.

The Truth, Savi Kaboo (Austria)

Toma tu mano, llévatela a la cadera y hasta abajo. Truth es la excusa para ponerte sensual a la máxima potencia. Es una canción que ofrece una ambientación bastante melodramática y sexual, llena de una voz que lleva a las melodías adecuadas para sentir a esta propuesta como un dulce musical, llevada por un beat bastante eléctrico y determinante, seguro de a donde va. En este caso la canción mantiene una estructura lineal porque, honestamente, no necesita explotar, la voz hace de las suyas para que sea una canción que no necesita más.

When I Get off, Slim Tin Fox (Irlanda)

ATENCIÓN, qué gran banda hemos descubierto. Slim Tin Fox le apuesta todo al punk y la experimentación rock, aplicando una serie de pausas electrónicas que hacen de esa canción lo más desesperante que escucharás hoy, es de esas canciones que te vuelan el cerebro y te lo expulsan para sentirte libre. De esas canciones que usas para un mosh y no pides más, de las que abusas para golpearte con la cabeza del otro o describir la dificultad de ser libre. When I Get Off es una joya total, con toda la composición bien hecha y ejecutada, con ese punk-rock que no necesitábamos pero ahora lo queremos.

SundayFunk, Silvertwins of Funk (Suecia)

SundayFunk es la excusa para sacarte la ropa y mover esa barriga de lado a lado, con la desnudez como motivo de gusto por esta canción. Sin duda los SilverTwins of Funk tienen la clave para hacer funk desde sus cerebros a los instrumentos en línea directa de sangre y pasión, en esta canción hay tanto estilo que no es posible decirle que no al baile, dan tanta alegría y pasión, tantas razones para meterse en una historia feliz y enérgica, tanto estilo, tanto groove, ¡tantas razones para creer en el funk! Desde Suecia para el mundo.

Old Love, Matt Jackson (Estados Unidos)

Old Love es una canción más apegada al indie que lo común. La propuesta del estadounidense le apuesta mucho a una sonoridad rock-alternativa, en que la voz del cantante funciona como guía para mover a la canción. Es una propuesta que avanza también entre lo garaje, con ese sonido a nostalgia que se apega muy bien al título de “un viejo amor”, mezclándose entre estilos que se conocen entre sí, llegando a tener un buen desarrollo de inicio a fin.

Chimera, Openness (ft. li/Lo y Oliver Qiu), (Estados Unidos)

Para quienes vean la portada de Chimera mientras escuchan esta canción sabrán a donde viaja esta canción. La propuesta estadounidense de Openness es un viaje astral-musical entre una pintura y la naturaleza. La voz de ambos cantantes es tan buena para describir un viaje tan tranquilo como este, llevándose los aplausos de la gente en esa línea de bajo que describe a toda la canción, con una inmensa calma y todo lo que una canción de bedroom pop debería tener. Escuchamos esta canción y volamos hacia el bosque, no hay otra explicación.

4Am, Sätilä (Finlandia)

4AM llega desde el hermoso país de Finlandia, lo que nos vende esta propuesta es una inspirada combinación de sonidos en que ponderan las baterías densas y los sintetizadores a la onda de los ochentas. La voz del cantante finlandés es épica, porque trasciende entre ser algo bastante indie y una explicación más comercial. 4AM sabe muy bien como desarrollarse, como elevar su sonoridad a un ambiente de madrugada, como en su título nos cuenta. Sabe como llegar a esas horas en modo de música que nos recuerda al momento de la mañana donde podemos escuchar con más claridad a esta banda.

Secrets, Dorian Grace (Estados Unidos)

En esta canción Dorian Grace es todos sus integrantes, Secrets llega a nosotros como una propuesta que le pinta todo a una sonoridad ochentera y noventera, con esta intensidad del rock clásico en formato de banda. Dorian nos recuerda, sin miedo a equivocarnos, a una composición bastante David Bowie, pero luego su voz toma la personalidad suficiente para sonar a bandas como Oasis o The Cure, se discute mucho si esto lo describe, aunque creemos que no. El músico sabe muy bien como manejar su desarrollo, nos encanta y no podemos pedirlo más, lo da todo y se siente.

Be Your Own Hero, Cy (Gran Bretaña)

Cy trae desde Gran bretaña a Be Your Own Hero, una canción con esta tonalidad de fuerza que busca en sus oyentes una fuerte resignificación de la seguridad propia y como nosotros debemos ser nuestros propios héroes. Para llevar este mensaje, la banda británica nos entrega una propuesta bastante fuerte y llena de momentos en que la guitarra nos habla con sus solos y la impaciente forma en que se desarrolla para tratar de gritarnos muchas cosas, como SER LIBRES y poner toda la fuerza en nuestra impaciencia por ser mejores que antes. Que buen rock, que gran banda.

Daisy, Kendra & the Bunnies (Estados Unidos)

Daisy es la última canción de la estadounidense Kendra & The Bunnies, una artista que propone en esta canción el llevarnos a un espacio particular de tranquilidad sólo con su voz y una base bastante silenciosa de instrumentos de percusión. La cantante hace una canción en forma de diálogo que, a veces, nos lleva a pensar que estamos en un ritual o un diálogo con la muerte, de forma en que esta es una canción bastante celestial, como una conversación antes de partir a un largo viaje.

You, Devon Overbey (Estados Unidos)

You es una propuesta indie rock que viene con toda la fuerza de adolescencia en su voz. Con una propuesta sensible y llena de esa melodía casi pop la banda consigue de la composición de sus instrumentos logren llevarnos a un viaje por cualquier carretera, de es entre esos viajes con nuestros amigos del alma. La guitarra acústica en media canción le da la personalidad de una canción bastante natural, con mucha magia en su ejecución.

Ármame de Nuevo, Lucio Zerimar (Panamá)

Esta es una canción rota desde el inicio, pero de esas canciones que usan su destrucción para intentar seducirnos. Desde Panamá llega Ármame de Nuevo, por Lucio Zerimar, en una propuesta que avanza de menos a más, recordándonos un poco a Fabiana Cantilo, porque tiene esa oferta rock entre lo clásico y el impulso poderoso de guitarras eléctricas, dispuestas desde cero a rompernos los oídos con solos que llegan a la cima de su ejecución. Increíble propuesta, gran ejecución, no sabíamos que esto pasaba en Panamá.

The Riddle in My Eye, The Dreamland Fire (Estados Unidos)

Desde Estados Unidos viene esta propuesta de The Dreamland Fire, la banda estadounidense busca desde el primer segundo ubicarse como una agrupación rock-pop, en búsqueda intensa de romper los esquemas de una banda que quiere llegar mediante la sensibilidad del pop a sonidos más rotos, únicos del rock. Suena a una banda adolescente que tiene toda su energía en su desarrollo musical, se siente ese poder que no mengua nunca. Es una canción para escuchar mientras caminas por tu ciudad por última vez.

The Prophet, The Shelter (México)

Desde México llega ese garaje rock que nos quiere romper los tímpanos por esa fuerza garaje que proponen estos proyectos. Escuchamos a The Shelter en The Prophet, una canción caracterizada por la personalidad de los riffs y los momentos especiales en que la voz se hace dueña de la canción, con coros automáticos y ordenados, dentro de una base musical que la puesta todos sus dólares a un rock casi punk, lleno de furia y placer por escucharlos una y otra vez más. No recuerdan un poco a Arctic Monkeys.

Ak, The Blowies (Estados Unidos)

The Blowies, señores y señoras, seguimos con esta fuerza punk de inicio a fin. La banda estadounidense se va con todo en AZ, una de sus últimas canciones. La propuesta se divide en un claro ejemplo de furia y desazón; se siente el punk hasta el piso. La banda estadounidense parece agarrarnos del cabello y darnos nalgadas en forma de notas de guitarra y golpes estridentes de batería. Que gran banda, qué energía, qué placer. AZ es, sin dudas, una de nuestras canciones preferidas este fin de semana.

Reflections, Charles Eyrie (Gran Bretaña)

Reflections parce una canción sacada de un boque en la madrugada. El artista británico Charles Eyrie se fía de la folktrónica para componer esta canción, llena de experimentación y un ritmo que va cuajando de a poco, con una personalidad que se va conociendo en toda la canción, con notas de guitarra en ascensión como símbolo de pegarse a sus oyentes. Es una canción para disfrutar en espacios específicos, como en la naturaleza, a plena luz del día o en lo más profundo de la noche.

Rainclouds Hide The Moon, Van Wanko (Países Bajos)

Van Wanko viene desde Países Bajos para cantarnos Rainclouds Hide The Moon, una canción que se apega a la ejecución sensible de un canción indie-folk, con ese amor en su historia, digna de paz y espera. Es de esas canciones que pueden funcionar como el soundtrack del fin de una serie, porque tiene tantas emociones encontradas en una sola composición, casi que nos hace llorar, tiene tanto sentimiento contenido que obviarla es imposible. Que hermosa ejecución bajo la lluvia.

A Good Thing, Joani Ray (Estados Unidos)

Joani Ray llega a nosotros, desde Estados Unidos, con Good Thing. La cantante americana consigue crear una canción llena de sonidos espaciales, como música que trasciende de a poco a nuevas sensaciones sonoras, con la voz de la vocalista que lleva a pensar que esta canción podría ser un mensaje de boca a oreja con poco milímetros de distancia. Sin duda nos gusta el diálogo íntimo que esta canción crea, nos enamoramos de a poco, crecemos con fe en esta propuesta porque es maravillosa.

Cumberland River ’58, Addison Johnson (Estados Unidos)

Cumberland River ’58 es la canción del camionero, esa canción que pondrías al volante para describir todo el viaje por una carretera que te conoce mejor que una persona. Con una voz increíble que parece la conversación de un amigo en la soledad de la ruta, el cantante americano va con toda la furia en el country, llevándose un gran aplauso de un fan que busca a un amigo en el vacío.

Spinning Around, HAU9 (Alemania)

Spinning Around llega desde Alemania de la mano de Hau9. El músico nos trae una propuesta bastante dark, impostada desde la portada, con este estilo roto y oscuro, lleno de un sonido claroscuro. Basado en guitarras pesadas y en una voz densa, el músico nos mete dentro de una historia destructiva, de esas que nos llevan al profundo campo del silencio. El alemán logra llevarnos a la oscuridad, lo hace con elegancia y bastante drama.

oh no!, Sundog (Estados Unidos)

Oh no! de SundDog nos trae, desde Estados Unidos, una verdadera fuerza indie. Tiene esa increíble manera de ejecutar las guitarras con la distorsión pausada, lista a explotar cuando menos lo esperas. La voz se compone bastante de un detalle directo a lo vintage, siendo no la mejor pero si teniendo una impresionante seducción en su ejecución. Es una canción para pasar el bajón o ponerte high, para llegar a la distorsión de nuestras ideas junto a esta voz de SunDog que se destruye cada tanto.

Oranjtanman, Kazaizen (Estados Unidos)

En kazaizen la gente está loca porque usan sintetizadores para volarnos la cabeza. La banda estadounidense logra crear un ambiente sonoro bastante particular. Este ambiente sonoro se caracteriza por los sintetizadores y está onda dream pop, que es algo que muchas bandas no saben cómo ejecutar, pero esta banda de Estados Unidos sabe muy bien cómo hacerlo. El motivo es que mezclan lo visual con lo auditivo, logrando un producto bastante interesante, que nos lleva, por supuesto, a un universo de sonidos, sensaciones y muchísima-muchísima pasión.

Open Door, Anonymous Jay y Anonymous Soul (Suecia)

Anonymous Jay y Anonymous Soul entregan una canción con bastante enganche, típico de una canción que apunta a grandes mercados. Ese beat marcado con la guitarra acústica le da un toque bastante natural que luego mezcla con una subida de energía importante que lleva a sus integrantes a agregar en el desarrollo de la canción una impresionante manga de detalles que luego determinarán a la canción. Tenemos una canción para llevarla al mar y escucharla ahí, porque parece hecha para ese tipo de situaciones donde más frescura se necesita.

Animal, Fabian Jack (Gran Bretaña)

La rareza descubre a Animal, la última obra de Fabian Jack, que parece moverse como pan caliente por el mundo y las radios. Es una canción con un ambiente juvenil y experimental agradable, en el que la agrupación anticipa siempre un sonido rockero e indie, casi cercano al garaje rock, impulsado por una propuesta visual que nos mete en una obra de teatro creada por la banda y el estilo que inspira su canción. Es una propuesta para armarse de valor y meterse en el indie rock de plano sin fallar en el intento.

Sherlock Holmes Would Know, Slow Walk (Gran Bretaña)

Slow Walk es una propuesta que no nos engaña, va desde el inicio con la fuerza de una banda que quiere ser escuchada. Nos encanta ese detalle de órgano de iglesia compuesto por un sintetizador, como si la canción se cantara desde un templo sacro, pero con esa onda colegial en la voz del vocalista y los coros, que se asemejan a un grito demoníaco. La banda británica no decepciona, se sabe segura y el calor de su propuesta nos convence siempre por llegar a la misma intensidad que la energía de sus integrantes componen.

Miracle, Anthony Kale (Australia)

Miracle es eso: un milagro. La canción del australiano Anthony Kale nos vende la sensación de ver las cosas impredecibles de la vida y como estas suceden. El cantante de Oceanía se permite crear una composición bastante motivadora y reflexiva, sin caer en el cliché. Cae muy bien en la nostalgia, en la inclusión adecuada de un pop alternativo que se aparece muy juguetón entre nosotros, nos da ganas de validar lo que canta, de creer en los milagros y tener fe en ellos.

No Story, AM.E.R (India)

Aunque usted no lo crea, ha llegado nuestra primera propuesta desde la INDIA. El responsable es AM.E.R con No Story, una canción que se apega mucho al bedroom pop, como si fuera una canción para el encierro de melancolía en nuestra habitación. El cantante indio sabe muy bien como combinar su voz en la melodía de sus instrumentos, llevándonos a una ambientación musical con muchísima clase, desquitándose con la suavidad de su propuesta en una imparable ejecución entre lo alternativo y el rock más melancólico que escucharás en mucho tiempo.

String Theory, Microcosom (Gran Bretaña)

String Theory es como una teoría de conspiración hecha canción, tiene ese elemento de miedo y misterio que llena nuestra cabeza de desesperación. La canción va en eco desde el inicio, en una saturación justificada en el valor experimental que los británicos quieren darle a esta canción. Sin duda esta propuesta se agarra mucho de momentos sombríos, para los cuales te recomendamos escucharlo.

Lie To Me, Vera Blue (Australia)

Vera Blue sólo necesita su guitarra para su voz haga magia. Lie To Me es una prueba de que el talento va más allá de la inclusión de todos los elementos posibles. La australiana nos lleva a un espacio particular, de sensibilidad y nuevos inicios, entre mentiras y verdades. Nos atrae con bastante clase a su propuesta, la cual es tan intensa y particular, cero pasmada y muy libre de todo, explotando en los momentos mayor necesidad, con todo por delante.

Suddenly, Carmichael (Estados Unidos)

Imagina estar en un videojuego. Esta canción es como estar en él. Suddenly nos habla sobre como nuestro pero enemigo a veces somos nosotros mismos. Carmichael consigue que esta canción avance con la calma adecuada, con el valor de una canción impecable, entre la calma del inicio y la fuerza sorprendente de la mitad de la ejecución, con bastante emotividad en el paso, junto a una voz que no para, siempre va a más y tiene coros que son difíciles de olvidar, que te obligan a cantarlos.

Maze, Chikaya (Gran Bretaña)

Chikaya es moverse en un sueño y toda la distopía de una pesadilla. La canción es una buena decisión de ejecución, con una perfecta interpretación hacia lo que quiere expresar. ¿Quiere ser un sueño? Lo es, suena a un sueño, nos sentimos en un sueño. La artista británica consigue una canción de cuna para gente adulta, una armonía inolvidable en momentos de caos. Chequeen nomás esos detalles de cuerdas electrónicas, de no creer.

Help Me, Grandmother Corn (Finlandia)

Cuando escuchamos esta canción por primera vez pensamos: que energía, porque no es un hit mundial. Y ok, puede parecer que exageramos PERO NO, Help Me tiene todo para ser una gran canción de pop y de rock a la vez. Tiene esa melodía chiclosa de una canción de surf, de playa, de amigos y la instrumentación a tope, como el soundtrack de una película clásica que explica excesos y diversión. Queremos más de esta banda y por favor, que hagan un videoclip en donde haya una playa de fondo. Es una banda hermosa.

Sukkar, Mehdi Bahmad (Canadá)

Mehdi Bahmad nos trae desde Canadá a Sukkar, una canción afianzada en el pop como principal camino para meterse en nuestra sangre en forma de veneno musical. Lo extraño de esta canción es suena a una circulación ordenada de composición, como si la banda dispusiera de un excelente plan musical a la hora de ejecutarla. Se siente melancólica y con una onda alternativa directa, para ponerla en el auto después de un día agotado.

Raise the dead, Casual Male (Estados Unidos)

Raise the Dead es una propuesta interesante. Si bien suena a una canción más del mundo alternativo, nos convence su sutileza a la hora de crear una base de sintetizadores para sostener a la canción y que esta sea diferente al resto. Tiene este detalle que la vuelve una canción bastante movida y llena de una onda que sólo puede ir de menos a más, encanta mucho y llega al radar de canciones que se mueven con la lujuria de una canción triste y pasional a la vez.

VLONE, Vymvn (Canadá)

VLONE se mete en nuestra parte oscura de la historia, tiene un trap bastante seguro de lo que hace, se va desarrollando con tanta intensidad que escucharla es, inmediatamente, llevarse el cuerpo al infierno, tiene un beat bastante crudo, con varios elementos tecnológicos dentro de la base, llenos de muchos detalles que causan que la canción sea todo un mundo en proceso.

Rewind into the Future, Hucksters (Estados Unidos)

Huckster estrenan nueva canción y podemos decir que esta canción es para adolescentes que no conocen el indie rock, que si quieren dar su primer paso, deben escucharlos, porque no se van a decepcionar. La banda estadounidense apuesta todas sus cartas a las guitarras y el riff acompañante en el proceso de ejecución. Podemos decir que la banda sabe muy bien que camino está tomando, que valor musical le hace bien y como puede desarrollarlo durante toda la canción con bastante estilo y seguriddad.

Healthcare Workers Rock, Random Acts of Kindness (Estados Unidos)

Hora de rockear en grupo, es lo único que podemos decirles. Esta canción esta hecha para escuchar en un bar, con tus amigos, con una cerveza en cada mano y una sonrisa en la cara. Tiene en su ejecución todo el ánimo de una banda de rock con la seguridad de un público que los pide. Es elegancia y satisfacción rockera, de esas bandas que encuentras en el camino a una gran ciudad.

Calabasas, Peachy King (Estados Unidos)

Calabasas es una canción que seguramente la reproducimos en viajes de noche hacia la capital. La propuesta estadounidense de folk lleva muchísimo estilo en su evolución, se permite tener dos tonos de voz en su ejecución, un detalle que impulsa mucho la manera en que las cantantes quieren que su canción logre expresarse. Es amor en la música, de ese que te comes con mucho dulce y sientes su sabor hasta días después de haberlo saboreado. Escuchen esto si quieren enamorarse de una voz.

I Went to Your Grave, Wailing Dunes (Dinamarca)

Desde Dinamarca llega I Went To Your Grave, una canción que evoluciona entre el folk y el rock. Se determina muy bien con las guitarras distorsionadas que tiene bajo la manga cuando la voz pesada del vocalista no embolsa toda la canción. Es una propuesta con mucho interés por volverse un producto de culto. Es de esas propuestas pequeñas que tienen todo para volverse obras memorables. El chiste está en que deben sacar más música y así veremos su avance musical, con más sorpresas más fe.

Burn the Heather, The lounge Society (Gran Bretaña)

Burn the Heather tiene un swing bellísimo, de esos que parecen destruirte las piernas y la cabeza en un tirón. Es una joya del indie pop, porque evoluciona con muchísimo orden, se lleva de todo y hace gol. Tiene el ánimo a tope y el drama en el abismo más oscuro que puedes escuchar. Es una canción que e lleva directamente a un mundo de tragicomedia, no se suelta de nada, se va, se siente y lo agradecemos. Es un tesoro británico.

Teeth in the Water, Hannah Crowley (Irlanda)

Esta es una canción para mover los hombros con toda la fuerza de un swing indie pop. La banda irlandesa hace de Teeth In The Water un paseo musical con muchísimas emociones en cada nota. Tiene esa sensación de no parar y siempre dar más y más. La banda sabe muy bien a donde llegar, donde pegar la zona más rítmica y donde asociarse con el dolor más suave. Desde Irlanda saben bien como llegar a nuestros pasos latinos y obviamente queremos más, saben bien como toparse con nuestro ritmo, nos encanta porque evolucionan tanto en una sola canción que no son mediocres.

God Save The Queens, Ivory Layne (Estados Unidos)

Ivory Layne trae desde Estados Unidos una canción con especial atención en su voz, un camino musical que le hace bien a su composición. God Save The Queens es una canción bastante apropiada para quienes buscan una propuesta de artista honesta y directa. La estadounidense se mueve bien en esta canción, no se guarda nada y hace de su ejecución un paseo nostálgico entre fotos del pasado junto a videos de aventuras con su familia, amigas y mezcla varios recuerdos importantes con todo ello que quiere representar. Se siente el recuerdo, la tristeza y la añoranza.