DESCUBRIMIENTOS MUSICALES DEL UNDER MUNDIAL #2

Recomendaciones Musicales

NUEVOS DESCUBRIMIENTOS MUSICALES PARA QUE DISFRUTES TU inicio DE SEMANA CON MÚSICA QUE NUNCA PENSASTE ENCONTRAR.

Different Skin, The Nu y Jacob Holroyd (Gran Bretaña)

Different Skin trae un mensaje importante en contra del racismo, es un grito uniforme durante toda la canción que busca llegar como un mensaje de igualdad entre todos. La banda británica considera crear un ambiente bastante roto, con sintetizadores espaciales en el desarrollo de la canción, con una influencia bien marcada de EDM en la propuesta, sin embargo, todavía tiene esa personalidad de rock británico que aspirar a sonar a una banda de rock bastante clásica, logrando una conexión sonora entre lo tradicional y contemporáneo con bastante complejidad.

Umbrella, Talking to Sophie (Alemania)

Umbrella nos atrae por su particular ambientación en un día de lluvia, con ese detalle de simpleza en la guitarra como principal arma de arranque en la evolución de la canción, mezclando sus sensibles rasgueos a una voz que se deshace en casi toda la reproducción, llegando a sonar como un canto de ángeles en medio del desastre de la tormenta. Sin duda una canción para gozar de los días lluviosos.

Blues on the Crosley, Justy (Estados Unidos)

Justy nos lleva a casa con su última canción. Con un sensual R&B la cantante estadounidense hace de esta propuesta una excusa por mezclar muy bien el jazz con algo más contemporáneo y unas guitarras que explotan sin mucho trabajo, justo cuando las necesitamos para que nos lleven a la intimidad de nuestras habitaciones. Es una canción que nos lleva a casa con rapidez, a esa personalización de estar en nuestro hogar con quienes más amamos.

My Weakness, The Blackwater Fever (Australia)

My Wakness se vale de un fortísimo garaje rock, con ínfulas bien claras de dramatismo, con un bajo terrorífico, que nos lleva a una película de terror junto a los suaves riffs de guitarra, dignos de una banda de rock que prepara el jardín para luego aplastarlo con patadas dentro de un mosh. La banda australiana sabe muy bien como separar su canción en dos fases impacientes, entre la tranquilidad antes de la erupción y la propia erupción con todo el infierno musical en las notas la banda.

Something Controversial, The Stoals (Gran Bretaña)

Esta canción tiene una historia tan increíble detrás que el desorden y fuerza de la propuesta le hace toda la justicia posible, Something Controversial habla sobre como un profesor de inglés engañó a su esposa embarazada con una estudiante. Literalmente es la actitud de un rockstar en el cuerpo de un civil. La banda canta con la furia que este hecho causaría en la esposa engañada y en toda la comunidad, no para NUNCA y va de principio a fin con una fuerza monumental, llenando a la canción de una impresionante personalidad de banda rock, capaz de acumular todas las emociones de enojo en un bajo potente, una guitarra dolorosa y una batería rota.

Harajuku, Sturle Dagsland (Noruega)

Harajuku es una canción traída desde Noruega. Al inicio nos recuerda mucho a los gritos estridentes e inolvidables de Björk, los cuales van tomando una personalidad grupal con voces que se convierten en coros bastante oníricos, llevando al oyente a un ambiente con muchísima adrenalina, con un beat que va ascendiendo de a poco dentro de una propuesta que se va destruyendo poco a poco, desafiando nuestra lógica, incentivando la creación constante de nuevos universos sonoros, volviéndonos locos con muchísima impaciencia, alocando nuestro cuerpo, rompiendo todo.

Desayuneria, Baby Jesus Paper Boy (Estados Unidos)

Desayuneria es una canción divertida, de esas composiciones que usarías como primera canción del día después de despertarte, se compone de sonidos de guitarra que nos llevan a un ambiente playero bastante obvio, como si tratara de una canción que sirve para un viaje a lado de la costa, tiene este detalle de una flauta que nos causa un poco de reflexión sobre la canción, como si tratara de esos pensamientos que en el viaje pensamos sobre lo que vimos en la ventana y no volverá jamás a nuestros ojos.

CURTIS, Roman Kouder (Francia)

Ruman Kouder trae CURTIS, una canción demás indie, con una onda sintética desde el inicio, que suena desarrollándose en samples televisivos como si de hip-hop se tratara por esos beats que llaman a no perder el ritmo en casi toda la canción. Es una propuesta interesante, que la mayoría del tiempo va probando que camino tomar, que sonido experimentar y cómo acoplarse a todo sin arruinar la canción. Es disfrutable pero te recomendamos escucharla en ácidos.

Good On my own, Abela (Finlandia)

ABELA trae desde Finlandia a Good On My Own, una canción que compone su poder musical en la voz de la cantante europea, que se confía bastante de influencias rock del pasado con una afinidad o agudeza del pop contemporáneo. Desde Finlandia se hace música con el drama para componer una película desde el romance al suspenso. Sin duda esta canción se abre camino con toda la seguridad de una canción imponente, juvenil y con bastante personalidad de pegarse con todo y ganarle. TIENE PODER.

Pool, Dizzy Spells (Estados Unidos)

Pool no se guarda nada, desde el inicio se compone de un beat bastante rítmico, de esos que te llevan al paraíso con toda la personalidad de una banda pop que te quiere ver mojado. Es adolescencia en instrumentos. Es fiesta en forma de piscina, de esas que suenan a planchazo en el agua, con una velocidad en forma de nada con los coros agudos y graves como herramientas para crear un diálogo de dos personas que se están divirtiendo en una fiesta de piscina. Incluyan a eso una guitarra que quiere que sus distorsiones compongan lo mejor de la canción, con notas que tocan lo vintage para que esta canción tenga todo el pop del mundo y no provoque comerla.

Where Did My Youth Go?, Novaborn (Gran Bretaña)

Novaborn trae desde Gran Bretaña su última canción, un pop bastante sincopado, con silencios correctos que luego abren la puerta aque el cantante explote con su voz, bajo una base de guitarra que le viene bien, con bastante elegancia y simplicidad, creando una propuesta entre lo mainstream y folk, tomando toda su importancia en la voz del británico, quien sabe como manejar su voz en todo el proceso. No se guarda nada y no necesita de una composición de instrumentos compleja, porque todo lo vale con su voz y ese placer que causa con su nivel vocal.

This Is love, Ben Maier (Gran Bretaña)

Uy Dios, tenemos un clásico en nuestras manos. Ben Maier trae en This Is Love una canción con tanto swing que lo primero que hicimos al escuchar esta canción fue mover nuestros hombros al son de esa batería. ES QUE NO, es una gran canción, tiene ese aspecto clásico de los coros con persona que suenan a la lejanía, como una canción clásica de Los Beatles, pero sólo que la voz principal es bastante americana, aunque es de procedencia británica. Tiene fuerza y ritmo, ¿qué más queremos? NADA MÁS.

Stay Warm, Retrograded (Estados Unidos)

Stay Warm es una canción que nos lleva al interior de un automóvil y nos mete en el asiento trasero mientras hay lluvia afuera. Tiene ese ritmo entre indie y pop que nos relaja y mete en una historia musical bastante atractiva. Con un instrumento que parece un ukelele, la banda pasa de un momento acústico a algo más electrónico, confiando parte de su música en los sintetizadores, logrando que su música se compare a una fiesta bajo la lluvia, como una serie coming age, con toda la juventud en su composición musical.

Way Up, Autumn Nicholas y Shame (Estados Unidos)

Way Up ataca desde la tranquilidad del R&B. No miente a la hora de empezar, se ensaña en mostrarnos una cara auténtica de la cantante con un inicio bastante tranquilo y decisivo, sin caer en la monotonía de una base sencilla, consigue que la voz se convierta en un detalle gigante, en el que la cantante espanta cualquier error y se llene de emociones verdaderas en todas nuestras expectativas. Además, tiene una parte hip-hop que le da otra pinta pero que, honestamente, no la necesitaba.

To Die For, St. Lundi y Kygo (Gran Bretaña y Noruega)

To Die For es una canción con bastante depresión en su ejecución, contiene un aire destinado a ver todo lo que hemos vivido dentro de una película que resumen nuestra existencia. Es bastante emotiva y se despedaza cada cuanto de la composición monótona de una canción folk. Aunque la guitarra lo delata en la base, luego agrega sonoridades en eco que le dan un toque celestial a su voz, la que se lleva todos los aplausos porque es el producto de valor en la canción

Blessings In Disguise, JIMKATA (Estados Unidos)

Jimkata trae en Blessings in Disguise una propuesta con muchísima personalidad sintética. La banda sabe como hacer una canción que nos lleve a la playa. Sabe tocar los corazones de nuestra audiencia, llenarse de todo lo libre de una canción que meta la idea de transición a un espacio cálido en su propuesta La canción es una composición pop con bastante diversión, acalorada y destructiva para quienes quieren enfiestarse en esta época pandémica.

Kayfabe, Rich Aucoin (Canadá)

Kayfabe es una canción bastante divertida. Desde su composición musical hasta su propuesta visual la canción sabe dirigirse a sus oyentes con una ironía en su mensaje que grita: “HEY, podemos superar cualquier obstáculo”. La banda se dispone a crear una pieza audiovisual con tanto ritmo catchy que decidir cual va ser el camino dentro de la canción de la banda siempre va para más, con más energía hacia el fin, sin paro, sin detención a la mala vibra, con toda la felicidad del mundo

Savage (Classic Posh Boy), The Nuns (Estados Unidos)

Nos vamos al pasado para encontrarnos con The Nuns, un clásico de las viejas bandas estadounidenses que le apostaban a un rock más melancólico y dramático, más negro y doloroso. Savage es una de las obras salvadas desde el pasado, que se caracterizan por un sonido bastante garaje, que le debe mucho a la voz casi punk de la cantante y los teclados espaciales que funcionan como base. Sin duda una canción para disfrutar y sentirse libre de bailarla desnudos.

Sauna Song, Troll Dolly (Canadá)

Sauna Song es esa canción que tocas en tu cuarto y al siguiente día se hace famosa porque es la representación absoluta del DIY. La canadiense Troll Dolly hace una canción que suena a un ASMR, que lleva mucha consonancia con toda su evolución musical, porque percibe una suavidad casi mágica en los golpes diminutos a las campanas dentro de la canción y va subiendo de intensidad cada instante importante, con la calma perpetua de una canción hecha en un cuarto.

Fall River, The David Samuel Project (Estados Unidos)

Fall River es la representación del country con colores oscuros, de esa canciones que encuentras en el rincón más recóndito del viejo oeste. The David Samuel Project son los responsables de una canción tan expresiva que podemos pensar toda la soledad de un compositor que camina por una ciudad sin habitantes, la sensación que esta canción causa en nuestra imaginación cuando la escuchamos por primera vez. Si ustedes quieren un soundtrack para entender la soledad, acá tienen a Fall River.

Amnesia, Aaron Taos y Saiah (Estados Unidos)

Amnesia llega a nosotros como música de robots, sí, con una voz producida para sonar como si tratara de una máquina musical, introduciendo en la composición un poder sintético de notas que simulan el placer de una banda futurista. Es una canción que escucharíamos mientras viajamos al espacio, en el vacío de la galaxia, con todos esos sonidos a botones que las máquinas nos tratan de seducir. Aaron Taos y Saiah son dos estadounidenses que se confían de la indietronica para llegar a nuestros oídos, golpear y no deberle nada a los proyectos con fuerza EDM.

Ride with me, Melanie Durrant (Canadá)

La fuerza, la poderosa, el bajo y la guitarra, este es un canto directo a las canciones rotas y la voz hermosa, la mezcla entre detalles de calle y alteza, de ese placer perpetuo de música que describe una ciudad o un momento de nuestras vidas. Ride With Me es una invitación a la aventura y todo lo peligroso, la canadiense sabe expresar muy bien estos detalles, como si trata de un viaje hacia lo prohibido con sólo cantar y meterle riffs densos a toda la canción. Una joya de Canadá, sin duda.

Jokers In, Uncle Salsa And The Pelican Boy (Estados Unidos)

Uncle Salsa And The Pelican Boy es una banda demasiado divertida, de esas bandas que si te las encuentras en persona seguro y se convierten en tus amigos. La banda estadounidense estrena Jokers In, una canción con esa fuerza del rock de la cárcel de Elvis Presley y la sensibilidad en cuerpo de la satisfacción por crear una canción bastante masticable, con un saxofón que nos lleva al pasado o a un lugar con bastante teatro y felicidad a la vez. Es una canción para probarnos de que somo felices en este día.

You Know who you are and I hate you, Tessa Kaye (Estados Unidos)

Tessa Kaye trae en su nueva canción toda un historia, como si nos contara ese momento instantáneo de despertar y extrañar a alguien mientras lo odias. Su ritmo es apegado al mainstream, con un pop bastante sintético, que le confía casi todo a los instrumentos electrónicos y deja como símbolo de naturalidad a la voz de la estadounidense, que jamás falla y tiene ese ritmo sincopado de pegar en los silencios y en la búsqueda constante de llegar al clímax musical. Una canción para escuchar cuando el sopor nos invade.

alive, Michael Girgis (Estados Unidos)

Micheal Girgis trae alive, un mensaje directo a decirnos que estamos más vivos que nunca, como una canción que sale del amanecer en forma de señal de vida. El cantante usa en la composición un detalle bastante electrónico, con un beat repetitivo en toda la canción que, con calidad, le da bastante presencia a su voz, la que suena lastimera, como un pedido de ruego a quienes no saben apreciar la vida y creen que es un chiste. Tiene esa sensación en su voz que nos trae esperanza por superar todo y llevar un nuevo día adelante.

A Contract, If Signed, Sweet Niece (Estados Unidos)

Sweet Niece, desde Estados Unidos, consigue crear en A Contract, If Signed una canción impaciente y con el tono de desafío a tope, como una propuesta de duelo ante la otra persona, casi que luchando con quien intenta engañarnos. Es una propuesta tranquila, con ciertos momentos de poder que simulan esos golpes por estar a la vigilia del otro, llevando a la canción a una situación de drama y oscuridad muy particular, convirtiéndola en una oferta interesante que aprovechará en la llegado del minuto dos un solo delicado de guitarra, como encuentro de las respuestas.

10 Thousand Voices, G Shooz ft. Aliice (Estados Unidos)

10 Thousand Voices trae un mensaje poderoso de apoyo a esas ideas que quedan silenciadas por el poder y que necesitan confianza y seguridad para ser escuchadas. La banda estadounidense se vale de un beat y el rap de la voz masculina para dejarle la mayoría de canción a la vocalista, como un símbolo de unión entre géneros que consigue que el mensaje de liberación se escuche con bastante fuerza musical, con una propuesta visual muy sensible, llegando al corazón de todos con sus mensajes escritos en un cartel, lleno de enojo y ganas de cambiar.

Gonkulator, Mandrake Handshake (Gran Bretaña)

Gonkulator es una propuesta británica que empieza con muchísima curiosidad musical, con un desorden aceptado y la experimentación a tope. Luego avanzará con ese mismo intro en los puentes musicales hasta agregarse a la voz como timón, que llevará como base una serie de sintetizadores (u órgano) que simularán un camino hacia la selva. Mandrake Handshake experimenta bastante en la canción, con libertad por doquier, intensamente y sin pausa, llenándose de furia cada cuanto que esta llega a su clímax, convirtiéndola en una fuerte propuesta psicodélica de rock.

Nothing Like It, Another Me (Suiza)

Nothing Like It es la última canción de Another Me, una banda helvética que apuesta por el indie rock para mostrarnos su parte más íntima. La canción nos cuenta la historia de que será imposible encontrar a alguien como una persona en particular. Este pensamiento rodea a toda la canción como una composición bastante romántica y digna de dedicar, como si tratara unitariamente de llegar a la otra persona para que esta se diera cuenta de que “es única, no hay nadie como ella”. Es una propuesta que nos pega en el corazón, que no nos miente y nos enamora.

Our Ship, Yero Richard (Suiza)

Otra vez desde Suiza llega una banda liderada por Yero Richard, con su último sencillo Our Ship, una canción que se desarrolla con la sensibilidad del indie pop como principal herramienta de creación. Esta propuesta usa como base un encanto lírico muy fuerte, que incita a la nostalgia a pegarse como principal temática, sintiéndose desde lejos que estamos entrando a la mente del cantante, porque, literalmente, nos abre su corazón a que lo entendamos completamente.

Have you ever?, Once a Tree (Canadá)

Have You Ever? viene desde Canadá con toda la fuerza de una canción pop movida, que parece cantada luego de un rompimiento, porque tiene toda esa seguridad de alguien que suelta todos sus sentimientos atorados por una conexión tóxica. La canción es bastante pegable a nuestras necesidades. Se adhiere con bastante detalle y está ubicada con su doble voz en un lugar óptimo de apreciación, porque usa varios instrumentos de cuerda que nos llevan a creer que la canción sale desde un lugar íntimo entre una pareja y que esta está soltando todo en una canción libre como la última propuesta de Once a Tree. Es una oferta obligada para entender el mundo de las relaciones.

Somethings, Mike Rauss (Israel)

Imagina que necesitas pocas notas de guitarra para crear una canción con hartísimo sentimiento, una voz que emule toda la sensibilidad del mundo y que eso combine. Esa fue la premisa de Mike Rauss en Somethings, el israelita crea una canción que parece tocada en una casa solitaria mientras todo el universo desaparece, suena a un proyecto que tiene la libertad como punto de mando. La verdad es que al escuchar esta canción pensamos automáticamente en escapar al campo, con solo nuestra guitarra o una mochila de viajero.

Falling, The OG Jonny G, Twenti, Rachel Rorie (Estados Unidos)

Falling es una canción con la intensidad debida de una propuesta mainstream. Se aloca cuando quiere y se deshace cuando debe. Es una propuesta demás interesante porque mezcla muchos detalles electrónicos con una oferta musical que sirve a la banda tradicional de punk sobre la mesa, con una conexión constante de estos dos detalles musicales, listo para que se vayan acoplando cada vez más al placer de una excelente banda multifacética que experimenta hasta el final ese diálogo entre dos personas, que no matan nunca la intensidad de lo que proponen.

Baby Boy, Wild Dove (Canadá)

Baby Boy llega como una canción de paso para quienes buscan música que adorne su playlist de viaje. La banda canadiense creó una canción sencilla pero directa, con una composición muy clásica de lo que hace una banda de indie rock para adentrarse con personalidad adolescente en sus fans, tiene esta instrumentación peculiar del indie rock con guitarras que sirven de base y casi por el final siempre aplican a darse un solo. Tiene todo para ser una canción de paso, ya lo hemos dicho, para viajes en vacaciones.

Egypt, Total Brutal (Estados Unidos)

Egypt es como un aplauso constante en forma de música, tiene ese ritmo organizado de un beat pop que nos lleva a una fiesta bastante fancy sin mucho trabajo en la composición. Total Brutal, desde Estados Unidos, compone una canción con todo el aire por incluirse en nuestro cuerpo popero en forma de satisfacción bailable, llenando su composición con momentos únicos de liberación corporal, algo que consigue con el punch en casi toda la canción, por lo cual este pop sirve y nos llega bien.

Hello Darling, Josh Stevens (Estados Unidos)

Josh Stevens nos vuelve locos, qué manera de llevarnos al cielo con sus golpes de voz y batería, es un genio de la emoción. Es como ver una propaganda de Coca Cola, de esas que nos dicen que “todo va a estar bien”. Tiene una perfección bastante calculada, de esas propuesta bien hechas y que saben como desarrollarse, con total emotividad sobre su composición, augurando en cada nota un nivel superior de fuerza. Hello Darling es esa canción que puede escuchar para festejar el amor como algo que pasa una vez y hay que saber aprovecharlo como la memoria de un hombre que viaja por esta vida.

Mad River, Rosier (Canadá)

Mad River sabe muy bien como llevarse todo por encima si hablamos de amistad e intimidad entre personas que queremos como hermanos. Rosier trae desde Canadá esta canción bastante fría pero con la calidad de una composición ligera y llena de momentos en que parece que todo se silencia pero nada para. Sin duda una canción para tranquilizar nuestras desesperaciones y quererse cerca de las personas que más queremos pero están lejos de nosotros. Quisimos llorar cuando esta canción sonó, no es broma.

Talisman, Kéren (Estados Unidos)

Kéren trae desde Estados Unidos a Talisman, una canción que se confía del folk para su composición. La canción circula en todo su desarrollo como una propuesta bastante sensible y con la fuerza dispuesta en la voz de la cantante, que adorna muy bien la frescura de los instrumentos de base, que se describen en un golpe suave de batería y en la base de guitarra componente de rasgueos livianos para que la canción no suene tan tosca. Es una canción apegada muy bien al folk, llegando al indie por su explosión del minuto tres, y que se sabe muy bien para que está hecha: para llevarnos a la costa, con mucha soledad.

Siddhartha, Dead Emerson (Estados Unidos)

¡Qué manera de empezar! Así se deberían empezar las canciones, con toda la fuerza en pocos segundos. La canción evoluciona de forma diferente a cada momento pasado, sabe muy bien como incluirse en nuevos sonidos en cada avance. Dead Emerson compone una canción llena de tonalidades bastante atractivas, donde los teclados asumen una presencia muy certera, llena de libertad creativa y que suenan a las canciones tradicionales de una feria, pero con un delay demasiado complejo y que sólo provocan que la canción se vaya volviendo corrupta cada cuanto avanza en todo su desarrollo.

Desire, Hopeful Sixteen (Canadá)

Desire llega desde el inicio con una fuerza impresionante, como una canción que quiere expresar ese deseo de alguien por otra persona. Hopeful Sixteen logra que su propuesta se llene de lo mejor del Melodic Metal, incluyendo en su canción un fuerte dramatismo oscuro, capaz de llenarse la propuesta de gran calidad por todos los lados a donde acude. La banda canadiense crea todo un mundo musical, muy capaz de llenarse los bolsillo de una gran composición musical, perfecta, sin paro, sin silencios, siempre con la energía en el cielo.

Universos, Fair Cardinals (Colombia)

Desde nuestra hermana nación de Colombia llega Universos, la última canción del cafetero Fair Cardinals, quien durante el desarrollo de su propuesta apuesta por mezclar el estilo ochentero con una peculiar forma de cantar, que se agrega bastante a una influencia contemporánea, cercando su propuesta entre influencias new wave e indie rock. La banda sudamericana mantiene una base bastante armónica, como una canción que apuesta por el romance de sus letras, directa al corazón de quienes la escuchan y buscan en esta canción una excusa alternativa para poner sus historias en esta canción.

There Was This Girl, Lanterns Of Hope (Estados Unidos)

Desde Estados Unidos llega There Was This Girl, la última canción de Lanterns Of Hope, una propuesta llena de folk y que se destripa en formarse como una canción acústica, bastante sensible, como el arrullo de una madre. La banda intenta llevarse una oferta bastante novedosa de música hasta el final, con una sensibilidad muy cercana, muy sencilla, que nos lleva a un instante de familia entre todos. Sin duda, una canción para emocionarse por querer a la gente que más tenemos cerca.

Fall Strings, Alfonso Herce (España)

Alfonso Herce nos trae Fall Strings, una canción instrumental hecha específicamente para esos momentos en que sólo quiere música de ambiente y que tu atención este sobre algo por mucho tiempo. Con una guitarra eléctrica como base, el músico español consigue que el classic rock que propone se impulse, poco a poco, en toda la canción, de inicio a fin, llevándose todo a cargo, logrando que el objetivo que nuestra atención esté en una actividad concreta se logre y le agradezcamos de sobremanera a este pedazo de obra instrumental.

Strip (5&Dime Remix), East 17 (Gran Bretaña)

Strip (5&Dime Remix) es de esas canciones que usas para moverte por toda la habitación mientras prendes las luces led y te vuelves muy loco. Es una composición para fiesta, no hay más que decir, tiene todas las etapas sonoras para subir nuestros bpm hasta el cielo, cada vez con más intensidad y sin silenciarse o bajarle el ánimo a la fiesta, es perfección en modo de fiesta británica, cuando se acabe la pandemia seguro la usamos para bailarla.

The Past is a Graveyard, DL Voyager (Australia)

The Past Is a Graveyard es la última canción de la banda australiana DL Voyager, una obra con demasiado teatro en su ejecución. Es de esas canciones que nos llevan a un lugar en particular, tiene ese drama en su voz que causa un viaje a la oscuridad de nuestra mente, no necesita de mucho, va de más, usa el chamber pop para convencer y, sin duda, logra crear una idea en nuestras cabezas, de esas que llegan con dirección directa a la hiel de nuestras almas.

Holding Back My Tongue, Camellia Pink (Estados Unidos)

Sin duda esta canción tiene todo el estilo bien organizado. Holding Back My Tongue consigue crear una fuerte llega a sus oyentes con el estilo y la música acorde, con la intensidad de una artista que supo combinar muy bien los detalles de una composición alternativa y el poder de una obra pop mainstream. Escuchen esta canción, por dios, es lo que les ayudará a entender cómo hacer una obra artística con todo el estilo y con pocos elementos.

Win the Game, Clad Undergrad (Estados Unidos)

Win the Game, una canción con el aire en conjunto de una canción hecha en el garaje de una casa. Clad Undergard son los responsables de componer esta canción, que trae detrás una propuesta bastante personal, con una composición que al inicio se muestra muy sensible pero luego avanza con golpes extremados durante toda la ejecución, con esa dureza de una mala grabación pero con la particularidad de convertirse en una perfecta obra adolescente que grita y expresa que todo el pasado nos afectará en el futuro con una tormenta de emociones de paso.

Cranes, Onk Lou (Austria)

Cranes está en nuestra cabeza de una forma tan alocada que es imposible sacarla de nuestra cabeza. El austriaco Onk Lou trae una canción con muchísima personalidad, impacientando el avance de la canción con bastante calidad alternativa, basando su propuesta en el R&B, con la seguridad de una banda que le debe todo a su forma de ver la música, que se podría resumir en una impresionante manera de tocar los elementos clásicos de instrumentos, como la guitarra y sus notas seguras, por delante de los coros en las partes más seguras de las voces, que confían muy bien en su participación y nos llevan a América y Nueva Orleans en pocos segundos.

Do You Want Me On My Knees (Classic Posh Boy), The Nuns (Estados Unidos)

Do You Want Me On My Knees es una obra para volver al pasado, The Nuns las responsables del viaje en el tiempo. La banda estadounidense nos trae una obra más estridente e infernal, como si toda la canción fuera una lucha por entrar o salir del purgatorio. Escuchamos esta canción y queremos a los clásicos del ayer, es una obra completa de todo eso que necesitamos moshear, ir sudados a un concierto de The Nuns y golpear cabeza con cabeza entre todos.

Good Things, Sam Kaiser (Canadá)

Good Things tiene un aire musical bastante íntimo, que una guitarra le sirve de base para ser muy armónica y casi que parecida a una canción bastante de fogata, que le confía muchísimo al plan acústico. Sam Kaiser trae desde Canadá una canción corta pero directa a quienes quieren rememorar las cosas hermosas que siempre están frente a nosotros y debemos apreciarlas con toda la sensibilidad de nuestros corazones. Escuchen esta canción si quieren volar a la cima del amor y la amistad.

Pretending, Maxx Gawd & Skyra (Estados Unidos)

Pretending es una canción que nos enfrenta toda la personalidad que muchos quieren esconder porque la sociedad no los acepta, pero en este caso Maxx Gawd y Skyra golpean ese estereotipo y liberan toda su personalidad en un videoclip que pone su forma de ser en un la pantalla. Su propuesta post-hardcore es un grito a que la aceptación debe ser propia y que si los demás no lo logran, no es culpa de los otros, es una gran canción, llena de dolor y también de personalidad en todo su desarrollo.

Rebecca, Melin Melyn (Gran Bretaña)

Rebecca, desde Gran Bretaña, le apuesta todas sus monedas a dos fases: lo clásico y la psicodelia. Es una canción que nos da la impresión de sonar destartalada y con poco orden compositivo, pero es que su detalle a apreciar esta ahí, en el desorden. La banda sabe muy bien como transportarse por el torrente musical de sus oyentes, rompiendo la canción en el 1:30, con unas guitarras que convierten a la voz en un canto desesperado y sin calma, con una velocidad que podemos concluir que entramos a un mundo punk entre tanto rock. VIVA EL ROCKPUNK -y Rebecca-.

Animals, Beau Turrentine (Estados Unidos)

Animals nos lleva instantáneamente a un universo de baterías clásicas dignas de una banda de pop bastante segura. Beau Turrentine sabe reconocerse musicalmente y crea una canción nostálgica, con un poder muy singular, como si fuera una canción hecha para el soundtrack del FIFA 21. Tiene ese toque indie en la voz del cantante, que tiene un talento increíble, lleno de sazón y fuerza, que no necesita de mucho esfuerzo para que la canción sea todo menos una canción más del montón, se siente la personalidad y la queremos bailar.

Where is My Car, Noisy Vertigo (Francia)

Uy, que fuerza hay en esta canción. Desde Francia llega Where Is My Car, de la mano de Noisy Vertigo, una canción que parece contar la historia de una persona que sale de una fiesta y no encuentra su automóvil, entonces lo que resta de canción será involucrarse en una aventura bastante intensa en la búsqueda de su auto. Los franceses saben como evolucionar y en el minuto dos toman un camino más psicodélico con el delay de las guitarras, sin embargo, durante toda la canción el elemento a guardar es esa fuerza maníaca del punk garaje, que nos convence de todo.