La semana en los nuevos descubrimientos musicales a nivel mundial

Recomendaciones Musicales

Música de aquí y de allá. Así suenan los útlimos tiempos en nuestras orejas, desde submithub,

Hello Hello, GLASER BROTHERS (Estados Unidos)

Lo increíble de estos hermanos es la interesante evolución dentro de la propia canción, que enfrenta una entrega bastante diversa y entretenida. Sin duda una banda que apreciamos haber encontrado. Nos recuerda un poco la onda de Cometa Sucre, en Guayaquil, con un pop muy espacial, como si de un viaje interestelar tratara, esto gracias a sus detalles electrónico, puente musicales con poca predicción y de la voz que nos lleva a un campo de nostalgia bien creado. Glaser Brothers: definitivamente recomendados, por eso son portada.

No On Else, THE LONELY PEOPLE (Estados Unidos)

Música para discoteca, no hay más. La banda estadounidense crea en su tercer sencillo del 2020 una propuesta arrolladora, que se vuelve importante por los efectos en loop de las guitarras como pequeñas notas sintéticas. La voz refleja todo lo que es el indie, sin mucha pretensión pero con mucha onda por no avanzar más de lo requerido, suena a una oferta especial para bailar en un trip relajado y echados weed o un cuadrito de ya sabes qué.

Riders on the Storm, Mark Hamilton

Con un comienzo fuerte y poderoso, este remake del mítico Riders on The Storm, hace creer que la canción tendrá un significado sonoro totalmente distinto al original. A pesar de que el desarrollo de la canción no siguió ese comienzo fuerte con tintes electrónicos, la combinación de las voces de Mark Hamilton y Shegofska brinda, sin duda, una frescura al clásico de The Doors.

Houseplants, Needy Empty (Estados Unidos)

Lo que esta canción causa en nosotros es un halo de nostalgia adolescente muy grande. Tiene ese elemento en sus guitarras distorsionadas que recuerda cualquier concierto del pasado en el que alargamos las notas por estar muy alcoholizados o ‘tripeados’. Es indie de disfrute universitario, con una portada precisa en semejanza de la propuesta musical, que explica como si una persona estuviese alejándose de sí misma para sentirse presente.

Flames, runaway belles (australia)

El dúo femenino, proveniente de Australia, nos recuerda a propuestas suaves y potencialmente fuertes como Weyes Blood o Beach House, con esa forma perfecta de unir dos tipos de voz en un mismo talento, con una batería que les hace justicia y las acompaña durante toda la canción como forma de guía para que su voz evolucione de menos a más, usando sintetizadores para aferrarse a una especie de onda tecnológica que nos revuelque en las ideas de que hemos encontrado una propuesta clásica y moderna en cuatro minutos de canción.

Minute in the sun, Chavín (Alemania)

Chavín, nos trae esta canción de indie boy con un ritmo alternativo casi pop. Con una voz grave, la combinación de ambas dimensiones resulta fuera de lo ordinario, pero, termina combinándose de tal manera que si cierras los ojos, puedes imaginarte viajando con tu chica o tu chico, mientras retumba “falling for you, again”. Melodías alegres, para enamorados.

Masterpieces, Avion Blackstone (Estados Unidos)

Una canción oscura, donde la luz se encuentra en la voz de Avion. El teclado es uno de los sonidos que más se distinguen en la canción con muchos tintes electrónicos. De igual manera, con tres minutos llenos de una letra poderosa, para enamorados: “¿Qué si me enamoro?” “¿Qué si tú eres el correcto?” la combinación del sonido casi futurístico y las armonías de Avion forman la perfecta combinación.

Oh Well, I’ll Never Learn, The Legends (Suecia)

Una canción para quedarte en tu habitación todos los días de invierno. La banda sueca estrena nuevo sencillo en 2020 con una fuerte solución a las canciones fuertes, se confía de los sintetizadores vintage para llevarlos a la distorsión extrema, como si estuviésemos viendo una serie de baqueros en una televisión de los sesentas. Este bedroom pop nos ofrece un espacio para relajarnos y probar nuevos caminos de sensación con la música hecha desde las computadoras.

Feeling Down, Duncan Fellows (Estados Unidos)

Feeling Down es una canción que si no tuviera el ritmo tan feliz que tiene, te deprimiría de lo profunda y aguda que es su letra. No hablamos más de combinaciones bien logradas, pero, Duncan Fellows la banda estadounidense, con esta canción te remite a un lugar feliz y cálido. En definitiva es una canción que le puedes cantar a tu amorcito.

mAKE iT LAST, The Bergamot (Estados Unidos)

Estamos convencidos de algo y es que The Bergamot nos puede subir el ánimo en poco segundos. En Make It Last no nos fallan, nos presentan un pop igual de familiar del que ya nos ha presentado. Imposible no etiquetar su pop de una relación entre dos personas que se aman, el dúo presenta a este proyecto de forma muy sensible, lo que incentiva a conocer quienes son y qué es lo que hacen para reproducirlos con tanto cariño. Sin duda un reflejo de la música de los estadounidenses.

Just Breathe, MIRI (Gran Bretaña)

MIRI, cantante del Reino Unido, tiene una voz demasiado difícil de olvidar, en ella se puede escuchar un ronquido característico que hace que “Just Breathe” adquiera un tono totalmente real y sentido. Una canción de amor distinta, no como las demás; la letra que tiene hace que esta canción pueda dirigirse a cualquier persona, el sentimiento de amor está presente, no importa el destinatario. Quisiera estar enamorada, solo para poder dedicar esta canción.

Time is Laughing, Jessy & the Volunteers (Nueva Zelanda)

No se puede describir a esta canción más que con: Funk hasta las venas. Jessy & the Volunteers manejan sonidos que te transportan musicalmente a los setentas, el bajo y la voz femenina poderosa es lo que más se puede destacar de esta canción. Para bailarla y sentirla.

Childish, Helena Mayer (Estados Unidos)

La californiana Helena Mayer maneja una voz que se sumerge de una manera perfecta con su beat. Una canción pegajosa, que se puede comparar con los hits de pop de hoy en día. Con influencias de Khalid y Billie Eillish, Childish tiene un ritmo que se te quedará en la mente todo el día.

Vultures,  Eddy Lee Ryder (Estados Unidos)

La cantante tiene una voz poderosa, poco común, en la que se puede notar el sentimiento que tiene, principalmente con esta canción, Vultures, que habla de un amor, de esos que te llegan profundo y a veces dañan. Con su demented pop, Eddy Lee Ryder mantiene influencias de Stevie Nicks y Bruce Springsteen que pueden notarse de una forma excepcional en Vultures.

PLAYLOUD  MONCRIEFF, SWAGR REMIX (Irlanda)

“Tú tienes el poder suficiente como una persona joven para poder decidir que hacer con tu jodido destino”, es lo que Moncrieff cuenta como un resumen en esta canción de aire adolescente motivador. Y es que esos coros de niños que tenemos al fondo no son por casualidad, la canción quiere dar este discurso de que el pequeño tiene que tener una voz, con algunos tintes políticos como crítica al gobierno actual es una canción para crear conciencia, con un ritmo que me recuerda a sunflower de Post Malone pero que no le quita mérito al mensaje en esta canción.

IDIOTS, MATTED pUP (Estados Unidos)

El indie con influencias retro no para, para muchos un género gastado, pero si lo sabes utilizar genera nostalgia para esos aficionados a los sintetizadores y esas entradas dramáticas, esta canción me recuerda esas series como Stranger Things o 13 reasons why donde tienen estas canciones dramáticas para un cliffhanger. Tiene una vibra dramática. Aunque aveces te quita el caramelo de la boca, parece a ratos que va a estallar con alguna instrumentación pero se queda ahí. Una canción entretenida pero que podría dar más.

ONLY ONE I KNOW, SAM.STS (Estados Unidos)

Cuando escucho esta canción me recuerda a un paisaje de otoño, es ese piano que va con acordes melancólicos mientras juega con una voz al puro estilo del gospel mientras nos canta una letra acerca del abandono, Sam.sts cuenta una historia trágica, de un adiós forzado, con versos como “Muy pronto para juzgar, yo sólo finjo que soy el único que lo sabe” pero lo importante aquí es el papel que juega la letra con el piano, van creando un ambiente que se vuelve pesado, es como si la canción fuera caminar en zapatos sobre la arena. Quema y a ratos te pesa.

I LOVE YOU BUT YOU MAKE ME CRY, ETHIA (Estados Unidos)

La pista está más clara, si te rompieron el corazón, esta es de esas canciones a lo despecho moderno, con un pop que parece medio veraniego pero que tiene una letra que te va recordando a esos amores difíciles o que nunca se realizaron, Ethia canta con un tono de voz juguetón, a lo Dua Lipa, y con ese tono elegante intenta decirte que todo pasará, destaco esa campanita o timbre que suena en la canción que con el tono de voz recuerda también a una especie de canción indú y con esas percusiones que hacen querer movernos como bailes de tiktok.

BLAME YOU, REBECCA PERL (Estados Unidos)

“En una ruptura aveces no siempre es culpa de alguien” una canción lenta, que me recuerda bastante a esas canciones de Disney en un gran 2010, tiene un ambiente con sus guitarras golpeando acordes que hace sentir ganas de mirar al techo, con una letra que te deja pensando acerca de que tal vez no siempre es culpa de alguien que algo termine. Creo que es una canción donde Rebecca nos cuenta una experiencia personal, todo se siente muy íntimo en esa canción, con elementos cómo la voz que parece que le cuenta a alguien esta situación de desamor, o que se queja de algo. Pero así como el despecho termina en seco, esta canción lo hace de igual forma, no apto para sensibles.

HALUUN POIS, BAD SAUNA (Finlandia)

No sé si todos estos artistas se juntaron y dijeron hagamos un homenaje a los 2000, pero si no fue así, puedo decir que el garage rock está regresando y Bad Sauna nos lo demuestra con una canción llena de power chords y una voz con una energía que hasta puede recordar a Sex Pistols en una época más ligera, pero igualmente movida. Una canción que perfectamente la habrían pasado en películas como viernes de locos o el diario de Greg. Les quisieran contar de que va la letra pero no hablo sueco o finés, así que sólo les diré que si alguien revive las películas de comedia adolescente de los 2000 esta debe estar en su lista para hacer un soundtrack.

HIGHER THAN LOVE, LEMON PALACE (Dinamarca)

Esta canción me recuerda a una de esas salidas dónde estás en el frío a las 2:00 am regresando a casa de algún concierto, con esos arreglos de guitarra que parecen sirenas te dan una sensación de estar en un espacio grande, tal vez recorriendo algo con adrenalina, con esa batería que va a toda velocidad en esta canción indie. Las guitarras creo se llevan todo el protagonismo de la canción, son lo primero que escuchamos y cada vez se vuelve más complejo seguirle el ritmo acuático con el que inician, como que te obligan a correr o a moverte. Una canción sin duda para la playlist que todos tienen para hacer bici.

State of Mind, Pacific (Gran Bretaña)

Si algo apreciamos de Gran Bretaña es como su herencia musical siempre se influencia de sí misma pero suenan diferentes en todas las nuevas propuestas. El punch es el detalle especial de esta canción, que aprovecha los puente musicales para explotar toda su energía, lo cual hace de ella una excusa para reproducirla en loop. La energía recorre todo lo que debe recorrer y se muestra necesaria para ser de tu playlist de gimnasio.

All Along the Watchower (Cover), Mark Hamilton

Ok, sí. Estamos un poco en contra de los covers PERO este cover vale toda la pena. Está bien ejecutado, bien sentido y bien pulido. Las guitarras provocan un gran símil a la obra original y la voz se adecua a un estilo entre lo grunge e indie, lo que es especial en una nueva forma de escuchar a Jimi Hendrix y Bob Dylan. Ese detalle hace de esta canción una nueva oportunidad para escuchar algo que ya fue creado. Atrévanse.

Never Let Me Go, Josh Wantie ft. Conor Maynard (Gran Bretaña)

Desde Gran Bretaña una propuesta más sensible a las anteriores, sin rozar el indie ni el pop comercial. Es un equilibrio pasajero para una canción bien articulada, probando por la sensibilidad de canciones lentas y beats alargados pero también por líricas veloces con la impresión de una batería que acompaña en los mejores momentos. La colaboración con Cono Maynar provoca que este sencillo tenga fases con mucha energía y otras con una armonía más pausada, provocando que tengamos dos canciones en una, aunque ambas se unan y sean una.

Wash, Mae Krell (Estados Unidos)

Bajamos la velocidad del ritmo y nos comprometemos a dejar nuestras lágrimas con Mae Krell, la cantante estadounidense que en ‘wash’ nos entrega su cuarto sencillo del 2020, una canción sin mucha instrumentación, más allá de una guitarra, su voz y pequeñas notas de piano. No se necesita mucho para que en casi 4 minutos la cantante nos meta en un su historia y cree una atmósfera muy íntima y sensible, como si nos cantara en la misma habitación.

I was fed everything, Movie Star (Estados Unidos)

Movie Star suena mucho a The Killers, pero con un proyecto mucho más volcado a lo indie. Su composición se basa en varias voces jóvenes que pueden insertarnos en la historia de una banda universitaria o de colegio. El hecho de sus guitarras no tan perfectas y la batería con poca precisión hacen de esta propuesta un excelente campo de pruebas para música adolescente. Recomendados si quieres apreciar que tienes menos de 20 años.

Complicated, The Crystal Casino Band (Estados Unidos)

Lo increíble de esta canción son esos riffs rotos de guitarra, la suciedad con que presenta los instrumentos y la belleza en la voz. Si su etiqueta es ‘rock alternativo’ está muy bien ganada, a tal punto que nos recuerda a buenos intentos por emular a Radiohead, gracias a esa guitarra que no, no podemos pasar por alto, es su producto de valor, nos encanta que no parece sonar nada bien pero te lleva la atención durante toda la canción.

Caution to the Wind, Imani Graham (Estados Unidos)

Escuchen esto y sientan como la batería puede hacer de una canción algo importante. La propuesta rock-pop de Imani es muy cercana al indie por aquella voz característica de proyectos que confían mucho en los instrumentos, pero también llega a sentirse como un pop comercial por la buena mezcla de batería y piano. El clímax de la canción está bien justificado con las trompetas, lo que termina a la canción como una buena prueba de que la canción hizo todo lo posible por ser digerible, pero no fue así, fue impresionante y más.

Baby Vain, Julian Frampton Band (Estados Unidos)

Acabamos con una propuesta un poco rara, pero en el mejor sentido de todos. Baby Vain es algo extraño porque mezcla elementos presentes con detalles de antaño, como si mezclaras el rock más actual y una especie de jazz en varias parte de la canción, o tal vez es el groove que nos incita a recordar estas grandes influencias. Pero sin dudas es una propuesta bastante desarrollada, con partes que no se copian y tienen fuerza independiente inicio a fin. Esta es una gran manera de terminar esta lista.