La semana en: 14 canciones que descubrimos y deberías guardarlas en tu playlist

Guía Submit #!

Lanzamientos recomendados de todo el mundo, curados desde Submithub hacia nuestros ojos. Así suena el planeta desde el internet en 14 canciones.

Reseña por Martín Altamirano y Adrián Gusqui.

The Wivez, Take You Higher

Empecemos con los aires altos, en los buenos aires. Esta banda canadiense se enfrenta a un proyecto singular, sólo con dos minutos intenta elevar la serotonina y que lo demás fluya. Lo logra. Su propuesta clásica es suficiente para activar la emoción por incluirlos en cualquier playlist de días que dan ganas de hacer cosas.

Magic Bronson, I Don’t Know Man

Esta obra está y estará hecha para un mal viaje, pero que joyita encontramos a veces. Magic Bronson propone una canción muy afianzada en sus sintetizadores, de una forma curiosa, que consigue distorsionar y romper su propia canción sin dejar de lado la fuerza de la voz para ser atractivos. Definitivamente es un placer escucharlos.

The Bergamot, l.a

L.A nos cuenta una historia de despedida, abandono o puede ser incluso una metáfora a la muerte de un mundo vívido a un lugar desconocido. La música ayuda a posicionarnos en ese ambiente de un largo viaje por carretera, en este caso de retorno a algún sitio que no sabemos. Con arreglos de guitarras que recuerdan a un estilo como The Lumineers o la faceta más acústica de One Republic esta canción enfatiza en esa sensación de sentirse viejos y querer abandonar todo porque el tiempo se acaba, esto se puede observar en su video musical, dónde una chica (posiblemente la protagonista de la canción) mira todo con un gesto de desesperación y melancolía, esto se puede entender también en su letra dónde nos dice “Ella dejó LA (Los Ángeles) con una canción en su cabeza, Elle dejó LA y no sabe porqué, Ella estaba esperando algo nuevo, porque está envejeciendo” esto nos da a entender de qué posiblemente es un abandono por fuerza mayor como este sentimiento de que hay que lanzarse antes de ser joven. La canción entra a un puente con guitarras, percusiones y con la frase “Goodbye L.A” repitiéndose como un mantra, para luego cerrar con una estrofa que dice como verso final “Quiero creer en ti, Adiós L.A” mientras toda la música se va disolviendo hasta cerrar en seco. Posiblemente dando a entender que el viaje está completo.

Aria, To The Face

ARIA, un artista con una carrera relativamente nueva en el género urbano se junta con la productora y compositora Lady Ocean para contarnos una historia sobre ignorancia, un “mood” autocomplaciente y la evasión de responsabilidades en “To the Face” con un tono burlón y retador las letras nos van hablando sobre alguien alardeando de sus cualidades, creyéndose más que el resto para luego romper en un coro donde con un verso dónde se repite “To the face, to the face” nos intenta transmitir esa onda de pretención y de superioridad. Usa elementos cómo un arreglo que recuerda bastante a la música indú, todo esto como si fuera el hijo rico de un jeque cantándole al mundo que es mejor que todos los demás. Con un ritmo bastante violento esta canción perfectamente podría estar en el soundtrack del siguiente Need For Speed.

Gabe Lopez, End of the Summer

Gabe Lopez es de esos casos dónde ves a un artista que parece desconocido pero luego dices el clásico Ahh, este man es el que hizo tal cosa” y es que tiene una carrera sólida como productor y compositor ya que ha trabajado en proyectos como Belinda Carlisle, New Kids on the Block, James Brown, The Go-Go’s, RuPaul’s Drag Race, entre otros. Así que con todo esto deberíamos esperar un producto de calidad con su trabajo como solista, y es ahí donde entra ‘End of the lost summer’. Una canción que habla de ese pensamiento que en esta situación de cuarentena nos acompaña a todos “¿Ya no me acuerdo ni que pasó en Marzo y ya estamos en Octubre?”

Y es que una canción para todos nosotros que no pudimos salir a causa del Covid, es una canción que aunque un poco Disney de ritmo, habla directamente a la nostalgia de estar afuera, viajar, o simplemente disfrutar de la vida que teníamos afuera. Tiene esos arreglos de notas de sintetizador que usan en las canciones pop del verano, entregando ese espacio de cielo anaranjado en la playa. Si alguien regresó de un viaje desde Guayaquil a Quito esta canción puede ser un resumen de esa sensación de fin del verano.

Moneyphone, Indecision

Moneyphone es un duo canadiense, específicamente de Toronto, para todos esos fans de Scott pilgrim. Y la canción que nos acompaña es Indecision, ¿Recuerdan cuando ‘Young, wild and free’ fue un hit en todos lados? Esta canción nos transmite lo mismo, una onda de amigos cantando sin preocupaciones, con voces que podrías ponerlas en un canto de fogata, tan relajado que te sientes parte de un grupo de amigos hablando de cosas a la madrugada. Tiene un coro de tres voces con una guitarra con un tono de nostalgia, que ha decir verdad transmite ese sentimiento a cualquiera que lo escuche. “Esta tal vez sea la última vez”, dice Moneyphone, mientras recuerdan toda su etapa de adolescencia como algo que tal vez no vuelva, porque todos crecemos, nos hacemos adultos o simplemente rompemos lazos. ¿Te sientes triste por no verte con tu grupo de amigos del colegio o de la U? Esta canción es la indicada.

Valley Boy, Black Cat

Suave y con onda DIY, ‘Black Cat’ es una representación honesta de una canción para un viaje entre dos amigos, que alucinan con un gato negro. Su vibra lenta y la voz aguda del cantante expresa la sensibilidad con que esta canción quiere presentarse, descifrando con éxito esas noches acostumbradas con amigos especiales.

Jakob Leventhal, Purple Everywhere

Mientras escuchaba esta canción comenzó a llover, como si el planeta te metiera en un video de música indie para escuchar en la lluvia. Y mucha diferencia no hay con esta canción. El neoyorquino Jakob Leventhal nos quiere transmitir esa sensación de regresar a lugares donde tal vez antes era otra persona y sólo empiezas a reconstruir imágenes del pasado en esos sitios, una canción que también toca la nostalgia pero más desde un enfoque de cómo cambian las cosas.

Además asociado a un color que justamente es asociado con los viajes del recuerdo, el equilibrio y los sueños fantásticos. Tal vez ‘Purple Everywhere’ no necesariamente significa sobre visitar los lugares y recuerdos donde uno fue, sino también puede ser el revisitar momentos donde uno pudo ser. Tal vez el título de que todo es púrpura nos cuente una historia falsa, dónde todo es imaginado para conveniencia de quién la escucha, y es que el dolor es algo presente en esta canción, desde la voz de Jakob que se va rompiendo en cada verso hasta esos momentos donde parece que la canción va a alegrarse pero simplemente nos estrella contra la pared para escuchar esas guitarras una vez más. De una forma u otra la nostalgia está ahí, y si quieres ponerte triste con una guitarra y la ventana.

Tor Vik, Deep End

Somos amantes de esas canciones que parecen morirse en sus propios nacimientos. ‘Deep End’ es eso, una canción que puede volverse un loop pero representa un sentimiento de placer instantáneo, como si se convirtiera en una coreografía simple y sin mucho aviso. Necesito de unos cuantos beats y una voz con delay, no más. Recomendada para cuando estás pegado un cogollo de cuarentena.

Tom Lohrmann, All In

Si alguna vez creíste que hacer canciones para soundtracks de Disney se quedaba en Disney: te equivocaste. Tom atrae a este playlist un producto que lleva el ritmo necesario para levantar ese muchachito o muchachita que escuchaba los grandes hits de Big Time Rush en su cuarto, a solas y con un control como micrófono. Disfruta ‘All In’, todo lo que necesitas para sentirte dentro de guitarras rock y onda pop en pocos minutos.

Prayrain y Tom Lohrmann, One-Sided

Si escuchaste arriba a Tom en solista, ahora el feat es con Prayrain, en un dueto que se aleja del rock y prueba con más profundidad en el pop comercial, así: simple y directo, es toda la propuesta. Si tienes el pie activo, busca el piso y encontrarás el beat, ¿querían pop? Toma pop.

Blue Sails, Only One

Llegamos a una etapa en esta nota que la sensualidad es obligatoria y es lo que Blue Sails mejor sabe hacer. ‘Only One’ respeta con creces su portada y entrega una canción con aires de música sensual, apegada a la pasión entre dos personas, en la vibra de un diálogo que sólo puede terminar en pieles pegadas. La canción es una oda a “eres la indicada” y eso es suficiente para comportarse como una canción de amor que no le debe nada a su propuesta visual, que es eso: hacer el amor.

noid, 1983-2020

Nos vamos a Japón. Estamos en Japón. ¿Escuchas esto? Escúchalo suave, es como un viaje, de hecho es un viaje. No viajamos a Japón, un japonés nos hace viajar. La canción empieza con la suavidad de alguien tímido pero luego es increíble como el mismo cantante toma la confianza suficiente para salvar la canción y defenderse con ella. La percusión del final es todo, sólo escucha, viaja y nos vemos en Japón un ratito.

Made of Stone, The End

Somos fans del dream pop y eso es ‘The End’. Si tuvieses un viaje esta canción sería la acompañante para crearte una película en la cabeza mientras te despedazas la cabeza con la trama. No se abre al uso de sintetizadores y puede ser que la banda sólo se capacite a sí misma como un proyecto clásico, de batería, guitarra y voz, lo cual es suficiente para parecer atractiva.

Hola, hablamos del circuito alternativo en Ecuador pero estas notas las ofrecemos al mundo, si quieres saber más noticias de nuestro país y su medio alternativo, click aquí.