¿Indie Criollo se murió?

Hola criollos y criollas. Tanto tiempo sin leernos o escucharnos -periodísticamente-. Ya ha de ser mes y medio, suponemos.

¿Todo bien en casa? Bacán. Nosotros también. Estamos bien. Ahí, buscando nuevos temas, descansando de la informalidad. Apagados.

Pero no estamos muertos. Muerto este-gobierno-cojudo. Pero nosotros no.

Ok, sonamos enojados. Lo estamos, porque queremos volver. Hacer periodismo es hermoso, lo difícil es vivir de ello. Imagina, si tu banda de 100 seguidores no gana ni diez centavos, lo mismo nos pasa. La universidad nos ha robado el tiempo para informarte.

Indie Criollo ya no es un bebé de 100 seguidores. 17.000 personas lo siguen en todas sus redes. Y si tuviésemos MySpace fueran 40.000. Pero ahí-sta. Hemos crecido. Ustedes han crecido. Ya van a ser dos años. Cuesta, ¡eh!

No estamos muertos, ¿ya dijimos eso? Ah sí, bueno. No estamos muertos, otra vez, para que no lo olviden. Estamos en transición; como un noviazgo tóxico que necesita de amantes para avanzar. Estamos así, literalmente.

Les queremos contar que tenemos sangre fresca. Y que nos vamos a arriesgar de lo lindo para volver al ritmo del entrañable 2018. Este 1 de noviembre volvemos a informarte hasta porque quemaron la Contraloría o si estuvo bien no eliminar los subsidios.

De todo.

Estamos felices que en Ecuador nuevos medios estén cubriendo ese vacío informativo que nosotros dejamos a veces por ocuparnos de nuestro hijos (salvar el semestre) y descuidar a esta vieja tortuga criolla.

Se nos hace lindo ver a La Descarga, Buenaventura, La Movida Independiente, Atomika, Estrella Negra y quien sabe quienes más unidos a este tren. Se respira flores porque hay diversidad para cualquiera.

Pero también se respira esa sensación de ser el mejor entre todos. Después de los cocoas, amos y señores del indie. Por eso volvemos. Para secundar la jefatura de la música en el país.

Con amor, claro.

Habrá más reggaetón, anoten. Más videos y cero sesiones (porque no somos sonidistas). Más críticas ácidas y menos redacciones de enamorados de bandas.

Ahora sí nos enojamos. Vamos a tumbar bandas.

O las vamos a llevar a la cumbre. Depende de cuánto nos paguen. Ahhh, es mentira. Siempre hemos sido honestos con ustedes, entonces los esperamos en esta nueva etapa de Indie Criollo.

Gracias de nuevo. Por acercarse en la vida real y decirnos que nos quieren. Y también por escribirnos a Instagram y putearnos.

Les agradecemos todo y siempre sentimos sus mensajes.

Ya, lov u. Pónganse pilas en noviembre.