Martes: pastilla sexy-depresiva

Martes sexy-depresivo

Culpa, O Terno

Brasileños y con alma de camaleón. O Terno es una banda que ser descubierta en Spotify puede convertirse en un goce de algoritmos o en investigación de dealer musical para dedicarse un baile. Esta canción es de su álbum Melhor do que parece (2016) incentiva el uso del bajo a tal nivel que, si tienes bajos en tus parlantes, deberías dañarlos con el volumen a tope.

Lento, Bándalos Chinos

Como su nombre lo dice: lento. Esta canción es suave y pacífica. Como un himno para acariciar a tu pareja. Los argentinos lo estrenaron en BACH (2018), álbum que los hizo conocido fuera del sur. Recomendación de martes porque ya, mañana es miércoles y es hora de hacer el amor.

Palma de Chontaduro, Fabrikante y Las Tres Marías

No sabemos que mismo es Magdalena (2018). El disco es un intento concreto de hacer música sin anclarse en estilos. Mezcla lo vigente con lo reciente. Fue hecho para bailar hasta el piso, sí, hasta el piso. Esta canción es obligatoria en playlist de raves, o al menos, en tu auto, rumbo al monte.

Tercera Ley de Newton (km), El Perfecto Malabarista

Imagina una banda que pasó de un garaje a tocar en un bar de covers. Al estilo Guitar Hero III. Esta no es la historia de El Perfecto Malabarista, pero si quisiéramos inventarnos una, sería parecida. Saben a juventud, respiran algo del típico aire alternativo de Quito (ese que te fuerza la garganta para que saques un tipo de voz específica), PERO, por algo los mencionamos. Están haciéndose escuchar, pelados. Y full.

Lola y el viento, Peter Goodend

Un clásico, de cuando Pedro Bonfim era ‘el man flaquito ese de Lolabúm’. Es una canción para no criticar lo mal tocada que puede estar. Para ponerse triste al puro estilo del ventanal con esta tarde de nubes plomas. Por tanto smog o tanto huevón-fumón-de-aerosol.

Bonus track:

Vos también estabas verde, Charly García

Clamato con ciruelas. Un poco de vino a las dos se la mañana, tres cigarros a las 4 de la mañana y un hit para arrancar la universidad. La depresión entera junto a la justificación (pre-excitación) de estar vivos.